Así nació y se reprodujo la radiodifusión en Campeche

In ¡Hola!
Germán Quijano, con sus propias manos, construyó el primer transmisor radiofónico de Campeche.

Ricardo VALDIVIESO MEX

 *Luis Maury Zubarán, Germán Quijano Rodríguez y Alejandro Casanova Brito, fundadores de la radiodifusora campechana *Todo empezó como una diversión entre amigos; no sabían la trascendencia que tendría esta novedad en Campeche *XEA el Eco de Las Murallas, la madre de las radiodifusoras en nuestro Estado oficialmente desde el 7 de Agosto de 1939

 

Transcurría el año de 1938 en nuestra ciudad Campeche, época del romanticismo, de los poemas, de los boleros que enamoraban y endulzaban a las damas de aquella época, de la caballerosidad y educación de los varones; una de las principales diversiones que tenía que ver con el amor y que disfrutaban nuestros coterráneos de aquel tiempo, era ir al parque principal a echar piropos, a echar rostro, a sorprender con la mejor de las miradas; tenían un juego muy curioso para buscar enamorarse, en el caso de las muchachas y los jóvenes hacían 2 ruedas y giraban en sentido contrario en plan de coqueteo y buscando a su media naranja; mientras que, los padres de estos se sentaban alrededor para cuidar el orden del escarceo.

No había mucho en qué entretenerse, escasas personas contaban con radio, estos eran los que tenían grandes negocios en el centro de la ciudad, y es precisamente en La Puerta de Cantón de don José Ham, donde la gente se reunía a escuchar las noticias por la radio sobre la Segunda Guerra Mundial; otros preferían quedarse en el parque a escuchar música mediante unas bocinas colocadas en el techo de la casa de don Leovigildo Gómez Hernández.

Mientras que, desde 1921 en otros países y estados de la República Mexicana la radio poco a poco empezaba a tomar auge hasta expandirse considerablemente al ser considerado “El Invento del Siglo”, fue hasta 1938 cuando en Campeche a Germán Quijano Rodríguez hijo de humilde aguador que se ganaba la vida ayudando a su padre en ese oficio, y a su tío Eugenio Quijano en la fábrica de hielo “El Refrigerador” ubicada en la calle 8 esquina con 53, frente al mercado  “7 de Agosto”,  se le ocurrió elaborar un pequeño transmisor de radio mientras cursaba sus estudios de electrónica por correspondencia en una escuela de Estados Unidos.

Fue parte de una tarea y como un juego entre sus amigos que lo orilló a realizar este experimento sencillo de 25 ciclos con sus propios recursos, y lo instaló con una antena en la calle 12 número 18 del barrio de San Francisco, donde vivía. Su señal, aunque defectuosa comenzó a escucharse en los receptores de los hogares campechanos. Así, arranca la historia de las radiodifusoras en Campeche.

Don Luis Maury tenía un sistema de sonido instalado en su casa, a lado de donde está La Parroquia, de donde mandaba sonido a una bocina que tenía instalada en la esquina de la farmacia Lanz en la parte superior mirando hacia el parque principal donde la gente iba tomar el fresco; así que desde su casa transmitía sus anuncios comerciales y discos.

Entonces, Germán lo supo y un día vio a don Luis en su carro de sonido que se estacionaba junto al mercado público “7 de Agosto” (hoy el Pri Estatal) a anunciar publicidad, le preguntó que si le gustaría que sus anuncios se escucharan en la radio; para entonces ya había hecho un transmisor más grande, porque el primero era un aparato rudimentario para aprender, ya que nunca había hecho algo parecido; así que empezó a tomar experiencia, y con los centavos que ganaba, pedía material al Distrito Federal para armar un equipo más grande, más desarrollado.

Don Luis se entusiasmó, pero aclaró que no había lana para pagarle a Germán, entonces Quijanito le contestó que no le estaba cobrando porque para él era una diversión, así que conectó su transmisor con el equipo de sonido, y los anuncios se empezaron a escuchar por la radio, y empezó a cundir el interés de la gente en saber qué estación era esa de Campeche, porque no conocían ninguna; de esta manera nació el “Eco de Las Murallas”.

Alejandro Casanova Brito “Lexo” se suma al equipo, porque tenía su carro donde anunciaba publicidad y su voz era agradable, por lo que se convirtió en un buen locutor, y así se formó el trio radiofónico. También trabajó como anunciante con don Luis Maury, en un auto Ford modelo 1930.

Por las mañanas se estacionaban frente al mercado principal “7 de Agosto” para desempeñar su labor; más tarde recorrían el recinto amurallado y los barrios; en las noches aprovechaban el servicio de la energía eléctrica instalando una bocina en la esquina de la calle 10 por 55, frente al parque principal misma que se conectaba al equipo de sonido que se encontraba en casa de don Luis, en el número 6 de la calle 55.

 

ESTABAN ENCARRILADOS, PERO…

Ya habían tomado carrera, estaban pasando buenos ratos con la radio, ya acudían los amigos de Luis Maury a cantar, declamar, tocar la guitarra o el piano, como relajo, pero, al mes les cayó un inspector de comunicaciones y les canceló la estación porque no tenía permiso y estaban fuera de la ley; sin embargo, y viendo el entusiasmo que había levantado la primera radiodifusora en Campeche, pensaron ponerla en forma.

Luego de 3 meses, don Luis Maury al ver que la radio tuvo una buena aceptación entre los campechanos, solicitó la autorización correspondiente y se convirtió en el primer concesionario de una radiodifusora en Campeche. El ingeniero yucateco Fernando Sánchez Ayala con la ayuda de Germán Quijano instaló los equipos de la nueva estación en casa de don Luis y la antena frente a la Alameda, donde estaba la compañía Luz y Fuerza de Campeche.

Así, el 7 de Agosto de 1939 se inauguró oficialmente la XEA transmitiendo el cuarto y último informe de gobierno de Eduardo Mena Córdova; los iniciadores fueron Germán Quijano como operador y responsable técnico, Alejandro Casanova Brito como locutor y Luis Maury como administrador, programador, publicista y propietario. Más tarde se agregan al equipo Armando Lara Aguilar, Manuel Gómez, Mario Puy y Manuel Chiquini.

Así comenzó la radio campechana, solo que no era un buen negocio. Por un lado funcionaba de 6 de la tarde a 9 de la noche cuando había energía eléctrica, y por otro, las instalaciones de la electricidad prácticamente se concentraban en el centro de la ciudad y, finalmente, muy pocas personas contaban con receptores en sus hogares.

Pero, empezaron a llegar los aparatos de radio marca Majestic que vendía “Viluch”, y la gente se fue haciendo de ellos poco a poco, al mismo tiempo que varios negocios se fueron animando a anunciarse en la radio como, Licores Arceo, Manuel Gantús, Kimberly, Papelería Aguirre, Zapatería López, y Zapatería la Ciudad del Carmen de Don Nacho Isaac, entre otros.

 

METIDAS DE PATA AL AIRE

En aquella época, nadie sabía cómo organizar una radio, se cometían muchos errores y sucedieron cosas chistosas; don Luis y Lexo eran locutores, y Germán era operador, vigilante y responsable técnico; entonces cuando a don Luis le tocaba anunciar en textos escritos, Germán cambiaba discos de 78 revoluciones y reponía aguja por disco; había un texto de apertura y otro para cerrar transmisión, diario se hacían señales para que comenzara a leer don Luis el texto de apertura.

Don Maury era muy distraído, un día comenzó: “y es así señoras y señores como la XEA se despide…”, y Germán le gritó: “don Luis, está usted leyendo el texto de la despedida”, “y quién me revolvió los papeles” refutó don Luis; a veces se le olvidaba cerrar el micrófono y mientras tocaban la selección musical, acompañaba a la melodía con una madera y todo se oía, entonces Germán le gritaba: “don Luis se está oyendo todo”; o llegaba su hija y se ponían a platicar, toda la conversación se escuchaba; como cuando en lugar de decir el Eco de las Murallas, decía el Eco de Sotavento en relación a una radiodifusora de Veracruz.

En ese tiempo, se anunciaba mucho la cerveza Carta Blanca, pero eran muy repetidos esos anuncios de “tomen la cerveza Carta Blanca, tomen la cerveza Carta Blanca”, y un día se fastidió don Luis y dijo: “tomen cualquier cerveza, perdón, pero que sea Carta Blanca”.

Uno de los primeros que actuaron en la XEA fue Fernando Gómez con su cuñado Vixo González, tenían cuarto de hora de actuación que patrocinaba Ferretería La Llave; tocaba el piano el profesor Cú León, la guitarra Lexo Casanova, a veces los músicos desentonaban y todo salía al aire, pero el púbico estaba contento, aunque, también les señalaban los errores.

 

DECLINA AL PROYECTO DON LUIS Y LO VENDE A LEXO

En 1942, don Luis Maury consideró que la radio no era rentable por la escasa publicidad, como fue el caso de los Peña que tenían mucho dinero, pero decían que sus productos se vendían solos, entonces le vende la radiodifusora a Lexo Casanova quien tuvo el apoyo del gobernador del Estado Héctor Pérez Martínez quien le concedió un préstamo el cual pagaría con tiempo de sus transmisiones, así surgió el programa la Hora Estatal, que reseñaba las actividades de la administración pública local. Don Luis Maury se dedicó a la fabricación de bates de béisbol.

Y para buena suerte de Casanova Brito, fueron surgiendo programas patrocinados como, la Hora Corona donde tocaba la Sonora de Chavo García, la Hora de los Farolitos a control remoto los sábados por la noche que era conducido por Pascual Montalvo y Fernando Solís Patrón, programa que tuvo muchas anécdotas, ya que los caballeros no llegaban el sábado a su casa y  no sabían dónde estaban, sobre todo los casados.

Entonces, se prendía la radio a las 10 de la noche, y ya estaba tocando la orquesta en Los Farolitos; de inmediato empezaba el locutor a describir la fiesta, y nombraba a las personas conocidas que estaban ahí acompañados por distinguidas damas, pero en realidad las verdaderas damas distinguidas estaban en casa; la cosa es que el programa era un quemadero de caballeros; pero al cuarto evento, al primero que le tenían que comprar su chela para que no diga nada era al locutor, así que llegaban a Los Farolitos directo con Pascualito para que haga como que no ha visto nada ni a nadie.

 

*PÁGINA 15*

 

CON LEXO CASANOVA MEJORA LA ORGANIZACIÓN EN PROGRAMAS

Con Lexo Casanova comienza el auge de la radio en Campeche, Se estructura una programación mejor planeada, incluyendo programas para aficionados, concursos, el primer noticiero Vida Social Arceo, se producen modestas radionovelas en vivo, programas cómicos con Dzitrillo y Huayahuech, las complacencias Colgate y Palmolive; los primeros controles remoto de los bailes populares, eventos políticos y la transmisión de los partidos del equipo Piratas de Campeche en la Liga Peninsular, que eran narrados por Fernando Trejo Carrillo cronista con buena dicción, ameno en sus comentarios, y Carlos Garma Alcocer que hacía sus pininos.

Todo ello fue posible, porque a principios de 1950 llegó la Comisión Federal de Electricidad a Campeche para dar servicio todo el día. La radio se convirtió en el pasatiempo favorito de los campechanos, no solo para oírla, también para verla pues sus estudios eran abarrotados por la gente.

En 1958 se cambian las instalaciones a la calle 12 número 110 en el centro de la ciudad de Campeche donde estuviera el Centro Social Casino de Campeche (frente al Teatro Toro).

 

SURGEN LOCUTORES Y ARTISTAS TALENTOSOS

La XEA fue el semillero del talento radiofónico local. Ahí surgieron los locutores Gabriel y Rafael Pascual Montalvo, César Berman, Carlos Garma Alcocer, Rafael Chi Cuevas y Fernando Solís Patrón. Surgen cantantes como Alberto Sansores Mena, Fernando del Castillo, Nicolás Sarmiento, Eduardo Alcalá Dondé, Laura Zavala, Aura del Río, Berta Mercedes, Marcela del Carmen “La Colegiala”, Esmeralda Cervantes y Asunción Lanz “La Campechanita”; en el acompañamiento musical destacaban en el piano Alberto Ortiz Cobos “El Lírico del Piano”, Ermilo Pacheco, Javier Cambranis y Adda Elena Castillo.

En esa estación se dieron a conocer Manuel “El Chamaco” Ríos con su trompeta, los grupos musicales Corona en el que cantaban Delio Collí Aguilar y Manuel Pacheco; Quinteto Campeche integrado por Chano Valladares, Carlos Canepa, Lexo Casanova, Enrique Bérman y Jorge Angulo; Sonora Campeche que dirigía Salvador “Chavo” García con sus vocalistas Francisco García, Pedro José Canto “El Crooner de las Damas” y Abelardo Carrillo Zavala “El Embajador del Trópico”. También iniciaron las orquestas danzoneras de Emilio y Ramón Bocos Rosado, que legaron la mundo la creación del danzón cantado.

Otro personaje de la XEA, fue Manuel Gómez “La Araña”, animador de espectáculos y  conductor de programas de radio; en esa época se sorteaban tremendas casas en un programa que patrocinaba Productos Arceo, y que se llamaba Sorteo de Residencia Viajera; se hacían concursos de aficionados, y en casi todos Manuel era el conductor de moda.

 

PROGRAMAS DE LA ÉPOCA

Los radioescuchas en ese tiempo se entretenían con programas como, Chicles Adams y sus melodías; noticiero Cuestión de Minuto; Casa Eduardo Arceo Fajardo y sus intérpretes; un programa que divertía era Tele Rabiando que consistía en vaciladas, chistes, canciones, entrevistas, y anuncios en bromas; también se escuchaba Campeche en Marcha; Informaciones Campechanas; y las novelas Los Tres Villalobos, Doctora Corazón, La Senda Perdida, Hipocresía, Cadenas de Amor, El Programa Superior y El Muro del Odio.

Sin competencia, la XEA reinó en el cuadrante campechano durante casi dos décadas; y cada 7 de Agosto era día de fiesta con programas en vivo, los bailes en el Carta Clara, en el Shangai, con orquestas como la de Rafael Martínez, la Orquesta Náutico, el Informe de Gobierno, eventos que eran transmitidos por la radio a control remoto, con comerciales leídos en vivo, sin cartucheras para los anuncios, hasta que llegaron estas en 1960.

 

APARECEN OTRAS CADENAS DE RADIO

Es en 1957 cuando se instala la segunda radiodifusora en la ciudad, la XEUK del empresario yucateco Manuel Araujo Echeverría.

El 24 de marzo de 1961, Rafael Cutberto Navarro inaugura la estación XECAM que se convirtió en la Deportiva en 1980, al transmitir los juegos de los Piratas desde ese año cuando incursionaron a la Liga Mexicana, con cronistas como Carlos Garma Alcocer, Eduardo Gómez Patrón y Carlos Rodríguez Amaya.

En 1963, Manuel Araujo se ve en la necesidad de vender la estación XEUK al consorcio Rivas, Arceo Corcuera, quienes crean la XERAC.

Ante ello, a finales de la década de los 60´s la XEA adquiere el formato de Radio Variedades dedicado a la música en español de diversos géneros y a programas inolvidables de la historia de la radio en México como La Hora de los Novios, Kalimán, El Ojo de Vidrio, etc…

 

LA XEA CAMBIA DE DUEÑO POR SEGUNDA VEZ

Después de casi 40 años de sostener a la XEA, en 1980 Alejandro Casanova decide aceptar la oferta del señor Alberto Arceo Corcuera y se la vende. El señor Arceo es heredero de la XERAC, había instalado la primera  emisora en frecuencia modulada en el Estado, la XHMI, así como la XEESC en Escárcega, y también compró las estaciones XETH de Palizada y la XESE de Champotón. Propietario también del periódico Tribuna, crea, con todos esos medios, el primer consorcio campechano de comunicación, el Núcleo Comunicación del Sureste, para lo que construye un edificio en la calle Tamaulipas número 15 en el barrio de Santa Ana, que alberga a las difusoras y el diario de la capital.

El grupo de comunicación, para no hacerse competencia, diversifica la programación de sus estaciones en Campeche. De esa manera la XEA se dedica a la difusión de música tropical, la XERAC promueve la música moderna y baladas en español, y la XHMI-FM fomenta la música en inglés. Las tres se enlazan en la mañana y en la tarde para transmitir el noticiario Tribuna Informa, el cual da a conocer la información del periódico Tribuna. Buscando una mayor proyección comercial, en 1985 la XEA es una de las estaciones afiliadas al grupo Radiorama junto con las de Escárcega y Palizada.

Con la llegada del siglo XXI, el Núcleo Comunicación del Sureste establece alianzas estratégicas con consorcios de comunicación de alcance nacional, así a partir del año 2008 la XEA se afilia al grupo Televisa Radio que promueve la Ke Buena, programando música popular tropical, grupera, banda y norteña.

Al llegar a su séptima década de vida, la XEA enfrenta al reto que implica la modernización de los equipos de transmisión y el paso a la tecnología digital. Recordemos que, en los 90´s la SCT otorgó facilidades a los concesionarios de estaciones en amplitud modulada para que pudieran obtener canales en frecuencia modulada surgiendo las estaciones denominadas combo, las cuales transmiten la misma programación tanto en AM; como en FM.

Antes, en los 80´s habían creado Radio Casa de la Cultura XECUC del Gobierno del Estado, siendo la directora Rosa María Lara, y teniendo a 2 conocidos locutores como el Dr. Casanova Isaac y Ricardo Bencomo Peón.

Y el 13 de Mayo de 1993, con 500 Wats de potencia inicia actividades Radio Universidad, a insistencia del entonces Rector de la UAC, Dr. Juan José Casanova Isaac, siendo el primer coordinador de dicha estación Ricardo Encalada Argáez, seguido por María Eugenia Matú Novelo y Ricardo Bencomo al día de hoy; teniendo a sus primeros locutores en Ricardo López Martínez, Carmen Alejo, David Blanco González y Ana Mijangos, entre otros.

Posteriormente, aparece Radio Mar, lo que hoy es Radio Voces, debido a que Teodoro Rentería, coordinador del Instituto Mexicano de la Radio compra varias estaciones, y le ofrece una al Gobierno de Estado de Campeche.

De este modo, lo que empezó como un juego entre amigos y una tarea escolar de don Germán Quijano Rodríguez, es hoy una realidad en nuestro Estado, ya que no solo en San Francisco de Campeche se cuenta con radiodifusoras, sino también en Bécal, Champotón, Ciudad del Carmen, Escárcega, Xpujil y Palizada, las cuales día a día se siguen modernizando tecnológicamente.

La XEA a la que también se le conoció como el Eco de Las Murallas, Radio Variedades y Radiorama del Sureste, seguirá teniendo un lugar especial como el Alma Máter de las estaciones de radio en nuestro Estado a 78 años de salir al aire, y tras su exitoso paso a través de los años desde 1939.

Desde la creación de la XEA, la Radio en Campeche ha cumplido con su propósito de informar y entretener, nos ha servido de compañía en la casa, el trabajo, en la calle, y en donde uno se encuentre. Pese a la aparición de la televisión y ahora del internet, la Radio sigue siendo un importante medio de comunicación a nivel mundial.

Muchas gracias don Luis Maury Zubarán, don Germán Quijano Rodríguez, y don Alejandro Casanova Brito por atreverse y arriesgarse a ser los pioneros de la Radio en Campeche. ¡¡¡Que Dios los tenga en su Santa Gloria!!!

 

*Mi agradecimiento total por su valiosa aportación para la realización de este reportaje, al Dr. Juan José Casanova Isaac; Radio Universidad; Lic. José Gabriel López Martínez, y Lic. Ricardo Bencomo Peón.

Alejandro Casanova Brito “Lexo”, pionero, primer locutor y luego dueño de la XEA desde 1942.
Cabina de la XEA ubicada en avenida Resurgimiento, subiendo la Escénica.
Artistas, técnicos y empleados XEA, en un programa de mano
Fernando Trejo Carrillo excelente cronista de béisbol, y Carlos Garma Alcocer que hacía sus pininos, narrando los juegos de los Piratas en la Liga Peninsular, desde el estadio “Leandro Domínguez”.

You may also read!

Garantiza AMC apoyo a afectados por el clima

*En marcha procesos legales y penales por caso del Hospital Materno Infantil, advierte *Anuncia próxima puesta en marcha de

Read More...

Campeche, estado modelo en inclusión: Castañón de Moreno

Próximamente se inaugurará la segunda playa inclusiva en el municipio de El Carmen Campeche es un estado modelo en

Read More...

Convocan a desfile por CVIII aniversario de la Revolución

Con la participación de más de 15 instituciones educativas de los niveles medio-superior y superior, y de 10 instancias

Read More...

Mobile Sliding Menu