Curiosas Tardanzas

In Opinión

<p>Fueron tres meses los que tardó la Secretaría de la Defensa Nacional en reconocer el genocidio de Tlatlaya -veintidós civiles acribillados por un destacamento militar-, acaecido el 30 de junio de 2014. Un mes más les llevó a los mandos castrenses aceptar que las víctimas no pertenecían a ninguna gavilla de secuestradores como demostraron las gráficas en donde se aprecia a niños y jovencitas ante el paredón de una bodega en San Pedro Limón, el sitio exacto de la masacre.</p><p>En la misma línea, la Defensa tardó diez meses en sustituir al coronel <strong>José Rodríguez Pérez</strong>, comandante que fue del 27 Batallón de Infantería, con sede en Iguala, durante los bárbaros acontecimientos del 26 de septiembre cuando los elementos castrenses no sólo atestiguaron los hechos de represión sino fueron a buscar a los normalistas perseguidos a los hospitales, cercanos del cuartel a menos de trescientos metros, por si acaso se había librado alguno de la tormenta de metralla. ¿Es esto sólo responsabilidad del cesado coronel o también recala la culpa en sus superiores, incluyendo al desentendido "comandante supremo"?</p><p>En la misma línea, la procuradora general de justicia, <strong>Arely Gómez González Blanco</strong> -también el gobierno tiene su "canal de las estrellas"-, promueve una indagatoria ante el cúmulo de pruebas presentadas acerca del desvío de recursos de la Secretaría de Desarrollo Social hacia el proselitismo fingiendo que sólo cumplían los programas oficiales tan "exitosos" como la parodia llamada "cruzada contra el hambre" que encabeza aún <strong>Rosario Robles Berlanga</strong>, la tránsfuga, quien optó por el cobijo del peñismo como antes lo hizo seducida por el empresario argentino <strong>Carlos Ahumada Kurtz</strong>, uno de los sucios financieros al servicio del perredismo bajo el mando de la seductora funcionaria que se negó a entregarse a <strong>Andrés Manuel López Obrador</strong>. No es especulación sino una de tantas historias sobre los romances frustrados de la clase política. Otra cosa hubiera sido…</p><p>Desde luego, la señora <strong>Robles</strong> no parece inquieta como tampoco lo están varios de sus compañeros de gabinete que, si estuviéramos en una democracia, ya habrían hecho sus maletas para marcharse al otro lado del mundo, por lo menos, si bien lo correcto sería llevarlos a juicio, sin presunciones de culpabilidad a priori pero con suficientes elementos para asegurarse el camino sin retorno desde los puestos públicos. Podría comenzarse explorando con los ex presidentes, todos ellos, para zanjar algunos de sus ominosos legados, desde el auge del narcotráfico y la violencia hasta el desplome del poder adquisitivo general para regocijo de quienes llegan a México con mentalidad de conquistadores seguros de hallar en nuestro suelo a una manada de tontos dispuestos a vender el oro (negro) a cambio de pedrería de colores. Y no son pocos quienes se tragan el anzuelo.</p><p>Por su parte, el secretario de Gobernación, <strong>Miguel Angel Osorio Chong</strong>, quien debió ser cesado al igual que la procuradora <strong>Arely Gómez González Blanco</strong> luego de la grotesca fuga de <strong>"El Chapo"</strong>, anuncia pomposamente, con retraso de dos años, que la reforma educativa habrá de cumplirse sin estados de excepción -esto es considerando a Oaxaca, Chiapas y otras entidades en donde la rebeldía magisterial rebasa, por mucho, la idea de que se niegan a ser evaluados-, cuando nunca fue capaz de dialogar, mucho menos <strong>Emilio Chuayffet</strong>, la daga -no podemos decir "el puñal" porque los magistrados y ministros de la corte elevarían sus faldones para salir corriendo enajenados, presos de un terrible sacudimiento hormonal sin el menor respeto por la libertad de expresión-, sobre el tema coyuntural: el abandono de las escuelas, las escasas inversiones para dotar de higiene mínima a las aulas y la urgencia de reubicación de plazas de acuerdo a las entidades en donde se vive. No son los mentores, desde luego, el punto de inflexión de la incómoda posición de rebeldía que el mal gobierno ha convertido en manifestaciones consideradas subversivas. La manipulación colectiva jamás alcanzó semejantes cotas.</p><p>La celeridad se observa en los renglones opuestos, en los que favorecen a los criminales. En apenas seis semanas, por ejemplo, los custodios de <strong>Joaquín Guzmán Loera</strong>, <strong>"El Chapo"</strong> así como el director técnico de la prisión de "alta seguridad del Altiplano" -conocida en principio como la de Almoloya de Juárez, infamando al Benemérito en las cercanías de la población del mismo nombre-, <strong>Librado Carmona García</strong> -con tal nombre de pila, ¿qué se podría esperar en cuanto a los librados de las rejas?-, fueron acusados, confinados… y exonerados por no haber, de acuerdo al juzgado decimoprimero de distrito de amparo en materia penal, elementos suficientes para consignarlos. Esto es: el túnel de un kilómetro y medio desde la celda del famoso "capo" hasta una casa maltrecha y aislada, a la vista de cualquier guardia con visión mediana, no es un indicativo de la responsabilidad de los personajes quienes, claro, gozan ahora de libertad… y acaso de los muchos millones repartidos entre ellos por el jefe de la mafia, tan celosamente cuidado por el gobierno de <strong>calderón</strong>, el cual protegió y evitó confrontaciones con el personaje, y al que tanto teme <strong>enrique peña</strong> desde que <strong>Guzmán Loera</strong> le amenazó de muerte en mayo de 2008 tras un fallido operativo para capturar a su entonces brazo derecho, <strong>Ignacio Coronel Villarreal</strong>, en los aledaños del palenque de Metepec, en donde los árboles de la vida se fusionaron con los de la muerte. Como en la Huasteca en los tiempos del cacique <strong>Gonzalo N. Santos</strong>.</p><p>También en el ámbito internacional hay "retrasos" oportunos siguiendo la senda de las telarañas. Cuando se anunció la muerte de <strong>Mullah Omar</strong>, por cuya captura se ofrecían diez millones de dólares -más del doble de lo que se cotiza la recompensa de <strong>Guzmán Loera</strong>-, ya habían transcurrido dos años y cuatro meses del hecho. Así, el anuncio del gobierno de Afganistán intenta quitarse la presión de la mayor potencia militar del mundo aun cuando, claro, se trate de quien reemplazó en el mando de los talibanes a <strong>Osama bin Laden</strong> desde la muerte de éste el 2 de mayo de 2011.</p><p>Es curioso porque, en ese momento, tras la caída de <strong>Bin Laden</strong>, se señaló a <strong>"El Chapo"</strong> como el criminal más buscado en el mundo y ni así reaccionó el gobierno calderonista que, en ese momento, perseguía a los capos del Golfo y otras filiaciones, en Michoacán y Tamaulipas, pero evitaba moverse en busca de los señores de la conocida "Confederación de Sinaloa", la entidad en la que el gobernador "aliancista", <strong>Mario López Valdés</strong>, conocido con el nombre de su ferretería, <strong>Malova</strong>, no observa ni siquiera a quienes, a un costado del Palacio de Gobierno en Culiacán, consolidan el mercado negro de dólares para convertir el dinero sucio en limpio mientras siguen exportándose sicarios desde esta región profundamente contaminada por la colusión política y los vergonzosos alardes de los narcos intocables.</p><p>Por cierto, hasta ahora, no hay referencia alguna sobre <strong>Ismael "El Mayo" Zambada García</strong>, heredero natural de <strong>"El Chapo"</strong>, quien seguramente se perdió tras la aprehensión de éste en Mazatlán, en donde ni siquiera existía el menor círculo de seguridad para proteger al "más buscado del mundo". La desconexión entre ambos habla de una traición que, desde luego, está próxima a desatar una nueva era de violencia extrema sobre todo en las entidades del norte, desde Sinaloa y Sonora hasta Tamaulipas pasando por Chihuahua, Coahuila y Nuevo León… también extendiéndose hacia Baja California y la del Sur. Otra vez estamos en el mismo punto a siete años, siete años, del inicio preciso de la que fue llamada "la guerra de <strong>calderón</strong>" y se ha convertido en el genocidio de <strong>peña nieto</strong>, de muchos más decibeles, sí, que el referente doloroso de Tlatelolco, en 1968, y el Jueves de Corpus de 1971.</p><p>Los retrasos no son casuales. Sirven para aplicar la medicina del tiempo, como la llamó el neoleonés <strong>Alfonso Martínez Domínguez</strong>, destinada a la pastueña actitud de la sociedad con tendencia a la amnesia colectiva. Por eso es necesario despertar. No lo olvidemos: 14 de octubre, PARO NACIONAL.</p><p>DEBATE</p><p>Vox pópuli, vox Dei. "La voz del pueblo es la voz de Dios" de acuerdo a lo que reza un antiguo apotegma, acaso de origen griego, que dio a los pueblos latinos la esperanza de la redención democrática en un mundo, el de los imperios, césares y conquistadores, en donde las leyes se regían por los guerreros vencedores quienes incluso se imponían a los miembros de Curias, Senados y Sínodos. Las ambiciones de los fuertes se han impuesto, casi siempre, a las demandas racionales de la colectividad.</p><p>Así ahora cuando es "vox pópuli" la urgencia de cambios en un gabinete presidencial que ha tocado el suelo de la ignominia, sin credibilidad alguna y sometido por los hechos por el mismo engendrados. Claro, el responsable histórico es el presidente <strong>peña nieto</strong> pero, aún así, éste tiene el deber, antes de tomar su propia determinación -esto es si sigue a sus colaboradores o permanece en contra de la voluntad ciudadana-, de suspender de sus funciones, definitivamente, de hecho, a la mitad de sus colaboradores como ya lo hicieron otros jefes de Estado del continente e incluso, en un ardid proselitista, el jefe de gobierno del Distrito Federal, un poco para cubrirse las propias espaldas.</p><p>No hay razón para sostener más al secretario de Gobernación, a la procuradora televisiva, al titular de Educación, a la de Turismo, a la de Sedesol -incluso bajo indagatoria judicial-, al de la Función Pública quien no vé ni a las cucarachas que rondan su despacho y, por supuesto, al titular de la Defensa Nacional del cual es comandante supremo el señor <strong>peña</strong>, cuando menos en la teoría.</p><p>Vamos, siquiera, como si fuera una bocanada de aire fresco. Pero, caramba, la realidad es otra: ¡nos quieren asfixiar!</p><p>LA ANECDOTA</p><p>El presidente no se entera ni quiere otear a su alrededor, en la cumbre de su propia soberbia. Por ello, sin recato, rinde honores de jefe de Estado a los ejecutivos de Black Rock, entre ellos su director general, <strong>Laurence D. Fink</strong>, para recibir elogios por "la estabilidad del país" blindado, claro, en el Palacio Nacional. Un ágape propio de los monarcas europeos.</p><p>Qué hipocresía monumental. Vende el país a pedazos y lo celebra como si se tratara del aniversario de la Independencia. <strong>Fink</strong> dijo estar "emocionado" por los cambios que vive el país al tiempo que, en la realidad, se agota la vía democrática, el presidencialismo se hunde, la partidocracia está exhibida y los mexicanos pagamos las facturas del mal gobierno. No son bienvenidos ni <strong>Fink</strong> ni <strong>Trump</strong> ni ningún extranjero que pretenda llevarse el patrimonio nuestro. ¿Podrá entenderlo el señor <strong>peña</strong>? Me temo que no.</p><p>E-Mail: loretdemola.rafael@yahoo.com</p><p>Búsquenos en Facebook con VIDEOS y MENSAJES cada día.</p><p>LA CRUDA REALIDAD NO CONCUERDA CON LAS PRESEAS Y LOS ELOGIOS RECIBIDOS POR UN MANDATARIO QUE SOLO MANTIENE EL QUINCE POR CIERTO DE APROBACION ENTRE LOS MEXICANOS. ¿LO SABRAN QUIENES VIENEN A MEXICO AVIDOS DE EXPANDIRSE? SEGURAMENTE SI; Y POR ELLO SON QUIENES PONEN LAS CONDICIONES, NO EL VULNERABLE GOBIERNO DE NUESTRO PAIS.</p><p></p>

You may also read!

Llega Gerardo Montero a la Rectoría del IC

A partir de ayer, el Instituto Campechano cuenta con nuevo Rector: Gerardo Montero Pérez, rindió protesta de ley para

Read More...

Llegaríaen unidad Manuel Lazo a la dirigencia del PRI

Hoy vence el plazo a las 18:00 horas para el registro de solicitudes Hoy, en punto de las 18:00

Read More...

Juez Especializado atenderá caso de la Godoy: Herrera

Por tratarse de dos menores de edad, la Fiscalía General Especializada no tiene permitido dar más detalles del caso

Read More...

Leave a reply:

Your email address will not be published.

Mobile Sliding Menu