De mucho, un poco…

In Opinión

HERNÁN ARANDA GONZÁLEZ

Forbes, el transporte público y la plataforma digital

Primera parte

Quien haya leído alguna vez, o por lo menos oído hablar de la revista Forbes, sabrá que se trata de una publicación especializada en el mundo de los negocios y las finanzas. Fundada a principios del siglo pasado por Bertie Charles Forbes, tiene su sede en la icónica Quinta Avenida de La Gran Manzana, la internacionalmente conocida ciudad de Nueva York.

Como sucede con muchas revistas de su tipo, Forbes tiene diseminadas por el mundo que corresponde al bloque occidental, especie de corresponsalías que publican artículos relacionados con los negocios y también con las finanzas locales. México no podía ser la excepción.

De una hojeada a antiguas ediciones, se puede apreciar que durante décadas, un tema de gran interés lo constituyó la pesada carga que representaba la engorrosa tramitología y el capital mermado por los gastos no previstos y la espera. Independientemente y como carga adicional, la corrupción y el absurdo extra de la “mordida”, el “cochupo” y otras “lindezas” que se tornaban en asfixiante presión para el desalentado negociante.

Los trámites que en otras latitudes podían realizarse de manera inmediata y en sólo dos, o máximo tres días, en México solían dilatarse por semanas, meses y en ocasiones hasta años. Oficios con miles de copias -mordidas-, sellos de autorización parcial -mordidas-, visitas de inspección -mordidas-, autorización final -mordidas-, acababan dejando seco y sin ánimo al iluso aspirante a comerciante o prestador de servicios, obligándolo a abandonar sus propósitos, o bien desarrollarlos desde la informalidad.

En la actualidad -y esas son acciones que cuentan aunque no quieran ser contadas-, es más rápido y sencillo abrir un negocio en cualquier estado de la república. Con algunas diferencias mínimas, los trámites son los mismos y cuestan casi igual. Si algo diferencia a las entidades, son los apoyos que sus autoridades brindan, que pueden ir desde préstamos con tasas blandas, tasas cero, e inclusive recursos a fondo perdido, como es el caso de Campeche.

Retornando al tema, en el momento actual, según señala Forbes México, lo que antes era tardado y tremendamente complicado, se ha reducido a solamente cinco aspectos que pueden señalarse de manera breve y general:

Permiso de Uso de Suelo

Se otorga en las cabeceras municipales con muy semejantes requisitos que no resultan ni caros ni complicados y no exceden de una semana para su obtención. Los pagos suelen no exceder de los mil pesos.

Aviso de Declaración de Apertura

Es gratuito y se efectúa en el mismo municipio, con la opción de poder hacerlo por internet.

Licencia de Funcionamiento

Algunos no lo requieren por su giro, limitándose a locales de “alto impacto” que expendan bebidas alcohólicas con alimentos y presten servicios de hospedaje, etc. Es el más caro y se reduce a esa clase de establecimientos.

Anuncio exterior

Este trámite también se realiza en las cabeceras municipales. Su costo es variable y su autorización se ajusta a las disposiciones locales en materia de imagen urbana.

La inscripción al Registro Federal de Contribuyentes

Esa disposición, finalmente, es la piedra angular de cualquier actividad, sea esta comercial o de servicios; sea también como persona física o ente moral, con excepciones según el giro.

En el caso del transporte de seres humanos y por lo que se refiere a Campeche, se requiere además el consentimiento de la autoridad reguladora de la actividad, el Instituto Estatal del Transporte.

Es comprensible que esta instancia (IET), norme y regule la actividad con base en las funciones y en las atribuciones que el Congreso del Estado ha dispuesto. Su cumplimiento obligado debe ser vigilado por el Instituto; las sanciones por su desacato corren a cargo de la Secretaría de Seguridad Pública y Protección a la Comunidad, y las multas que se generen corresponden a la Secretaría de Finanzas que procurará su exacto cumplimento por los medios legales a su alcance. (Continuará).

La Navidad, el Año Nuevo, la política y la grilla

Cierto es que según la tradición milenaria, estas fechas -Navidad y Año Nuevo-, son épocas para el solaz y el disfrute con la familia y, aunque suene hueco y sin mucho sentido, como frases hechas y peor, lugares comunes -demasiado comunes y trillados-, tiempos para “reflexionar”, para desear bienes y expresar parabienes al prójimo, y para efectuar “sesudas” elucubraciones en pro de la santidad y la paz universal.

Esta vez, ojalá sea la última, también ha sido destinado ese tiempo precioso para las precampañas que si bien se observa y se deduce de su prefijo (pre), no se trata de actividades políticas abiertas a la población, ni son para solicitar el voto; más bien, están dirigidas a militantes y simpatizantes de los partidos. Su fin principal, eliminar del término el citado prefijo y convertir a los precandidatos en candidatos.

Caras, insustanciales, aburridas, dispendiosas, qué más se puede decir de ellas; no han servido para otra cosa que no sea para la grilla, además del derroche de recursos públicos. Su afán principal, criticar a los oponentes que todavía no lo son. También para mostrar rostros “angelicales” de quienes pretenden algún cargo.

Que ya no se realicen este tipo de gastos innecesarios cuyos fondos podrían destinarse a paliar problemas urgentes de la población. Mejor esperar las campañas de las que se esperan jornadas de especie de guerra universal en las que habrá de todo, aunque se anhela el propósito, la propuesta y el compromiso de hacer las cosas bien. Escuchar cómo se piensa hacerlas, sin eufemismos ni mentiras por parte de quienes resulten ganadores.

Esto solamente es un buen deseo, ojalá que a partir del próximo febrero los candidatos que sin ser adivinos ya sabemos quiénes serán, tengan algo interesante que decir a los mexicanos.

… Y ALGO MÁS

Sesión de trabajo del Grupo de Coordinación de Seguridad

Poco antes de finalizar el mes de diciembre, presidida por el gobernador Alejandro Moreno Cárdenas y por el secretario general de gobierno, Carlos Miguel Aysa González, el Grupo de Coordinación de Seguridad celebró la última sesión correspondiente al año dos mil diecisiete.

Esta agrupación que componen la Zona Militar, la Tercera Región Naval, la delegación de la Procuraduría General de la República, la Fiscalía General del Estado, la Secretaría de Seguridad Pública y la Secretaría Ejecutiva del Consejo Estatal de Seguridad Pública, está destinada a una efectiva vigilancia que permita preservar la tranquilidad en el Estado.

Moreno Cárdenas reiteró su reconocimiento al Grupo de Coordinación por la labor que ha realizado para que en el Estado prevalezca un ambiente de tranquilidad. “Mi llamado es que sigamos trabajando en equipo, pues es la única manera de dar pasos decisivos contra la delincuencia y asegurar un clima de paz en Campeche”, señaló en esa ocasión el gobernador, quien agregó que, “Tuvimos una Nochebuena tranquila, esperamos lo mismo para el año nuevo”.

Al campechano común, al hombre de la calle -usted y su vecino, su amigo o su pariente-, los que sin otro remedio tienen que recorrer calles y caminos para ganarse el sustento, o bien para llevar o acompañar a su pareja al trabajo y a sus hijos a la escuela, nada los sobresalta más que escuchar el sonido de una patrulla, o el ulular de la sirena de una ambulancia.

Imagine usted que vive en medio de esta paz provinciana tan propia del sureste, y que repentinamente y por motivos de trabajo le fuera comunicado que por cierre de su fábrica o su ensambladora, o por políticas oficiales, ha sido cambiado su lugar de trabajo a una población del centro o del norte del país.

Puede asegurar que desde ese momento, su vida habrá cambiado y lo habrá hecho para siempre. No más caminar en el malecón, ni acudir en la madrugada al mercado, ni recorrer el Centro Histórico, ir a una plaza, al circo o al cine con la familia. No más saber que sus hijos adolescentes andan con los amigos en diversiones sanas.

No muy lejos, a unos cuantos cientos de kilómetros, los poblados de algunos municipios y ciudades del centro y del norte del país, antes industriosos y refugio de cientos de miles de trabajadores de ranchos, de comercios, de fábricas y maquiladoras, ahora viven encerrados en sus casas al caer la tarde, terriblemente angustiados cada que vez que escuchan tableteos de ametralladoras y disparos de armas de fuego.

Los autores de atrevidas críticas en redes sociales que se quejan por un robo a casa habitación, por el atraco de uno de los llamados “moto ratones”, o de un asalto nocturno a alguna farmacia o una tienda de conveniencia; esos que ofenden a los policías por una multa de tráfico o por una retención por manejar en estado inconveniente, no saben lo que es vivir en la zozobra de salir de casa sin la certeza de regresar a ella.

Los que culpan de todo a las autoridades de cualquier nivel y acusan vivir casi en la antesala del infierno, con el mayor respeto, pero no queda de otra que contradecirlos. Campeche es y esperamos que por muchos años más lo siga siendo, uno de los estados más tranquilos del país, y en el que mayor esfuerzo despliegan las autoridades para preservar su prestigio.

Complace saber que a pesar de que existen faltas y delitos de los que ningún lugar del mundo escapa, aún los países con los más prestigiados cuerpos de policía, el estado de Campeche presenta una disminución en incidencia delictiva de un siete por ciento con respecto a otros años, según cifras oficiales. Esto permite que continuemos siendo el estado con menor delincuencia en el país.

Al reconocimiento del gobernador Moreno Cárdenas al Grupo de Coordinación por la labor que ha realizado para que en el estado prevalezca un ambiente de tranquilidad debe unirse el reconocimiento de todos aquellos campechanos que quieren a su estado, a su ciudad, y quieren el mejor ambiente para sus familias.

“Mi llamado es que sigamos trabajando en equipo, pues es la única manera de dar pasos decisivos contra la delincuencia y asegurar un clima de paz en Campeche”, diría y diría bien el gobernador.

Es poco el amor para gastarlo en celos

No se trata de sospechar de nadie, mucho menos de insinuar siquiera que hubiera habido algún tipo de colusión, pero mueve por lo menos a la inquietud el robo con violencia perpetrado recientemente, no en contra de un trabajador del Ayuntamiento, no en perjuicio del Sistema Municipal de Agua Potable y Alcantarillado o del Ayuntamiento de Campeche.

Por supuesto que no fue en contra de ellos, esta acción que se inscribe en los libros contables del Smapac tal vez como una pérdida de capital, se está cometiendo en contra de todos los campechanos que con su pago puntual del servicio o el de cualquier impuesto o derecho están contribuyendo a la buena marcha de la administración del municipio.

No sería justo si el asunto se echa al olvido y se archiva como sucedió hace algunos años con el robo de una cantidad mucho mayor directamente a las cajas del Ayuntamiento, sin que a la presente fecha se sepa bien a bien si hubo algún sospechoso, la manera en qué ocurrió, y como se justificó el faltante.

Sirva la experiencia por lo menos para que se tomen medidas convenientes que vayan más allá de que un trabajador transporte una suma considerable sin protección personal, sin seguro alguno y, principalmente, que esto sirva para que de una vez se contraten los servicios de alguna empresa de transporte de valores que como hemos visto, lo realiza personal especializado, y también armado hasta los dientes.

Claro está, lo anterior sin perjuicio del debido desahogo de la investigación que se siga en contra de los presuntos responsables.

 

You may also read!

Buenos resultados, porque tenemos los mejores candidatos

*Campeche es un referente para el priismo nacional *El dirigente nacional del PRI, René Juárez Cisneros, en su visita a

Read More...

Pide Gobernador fortalecer instituciones para un mejor México

“El país necesita instituciones fuertes y sólidas que generen todos los días un ambiente de armonía, paz y tranquilidad

Read More...

Campeche se consolida como el Estado más seguro del país

Campeche se consolida como el estado más seguro del país, al mantenerse en los últimos cinco meses con la

Read More...

Mobile Sliding Menu