De mucho, un poco…

In Opinión

Hernán ARANDA GONZÁLEZ

Es cara la democracia, y es larga su historia… pero

La democracia puede ser cara, pero la falta de democracia lo es mucho más“. No sé quién habrá inventado la frase, pero seguro corresponde a un “meaculpa” de algún político gastador. La última sin embargo a la que se lo leí en un artículo de un diario español fue a la señora Mónica Oltra, vicepresidenta y portavoz del gobierno de la provincia de Valencia, España, en el Viejo Continente.

Abono a la cuenta favorable del sistema mexicano, como un asunto retrospectivo para los mayores y un aporte cultural para los del milenio que, por las lejanas épocas de los sesentas, setentas y ochentas del siglo anterior, el asunto de las elecciones en el país era de lo más sencillo y peculiar: todo se manejaba desde el gobierno, y era el congreso en última instancia el que validaba una elección constituido en colegio electoral.

Sangre y dolor costaron al pueblo de México acuerdos como el Plan de San Luis maderista, promulgado en el décimo año del anterior siglo, que al final de cuentas desencadenó una trágica revolución. La convocatoria estaba justificada por la continuidad de un gobierno unipersonal opuesto al resultado del sufragio ciudadano. Candidatos a modo y el presidencial en prisión, marcaron la pauta de la futura toma de las armas.

En el mismo siglo, diecinueve años después, el ilustre oaxaqueño y semi campechano, José Vasconcelos Calderón, protagonizó el segundo escenario de este tipo, precisamente en la presidencia de Plutarco Elías Calles; el mismo presidente que por los conflictos políticos derivados de acontecimientos nacionales e internacionales, decidiera la creación del Partido Nacional Revolucionario y la concentración de las fuerzas belicosas existentes en el país.

Fue entonces que, desde el apacible poblado de Guaymas y cobijado por sus nobles habitantes, el ilustre autor del Ulises Criollo emitiera su célebre “Plan de Guaymas”, un poco en remedo del maderista y hasta algo desproporcionado y, por supuesto, menos reconocido que aquél, en protesta por lo que denominó “una bochornosa imposición electoral”.

Se refería en su Plan, claro está, a su derrota en la fallida elección como presidente de la república a manos del candidato oficial callista, Pascual Ortiz Rubio. Vasconcelos y sus seguidores, en su mayoría jóvenes ciertamente inexpertos en las lides políticas, calificaron la cuestionada elección como “el mayor fraude político de la historia mexicana”.

Dados los antecedentes culturales de tan ilustrado mexicano, son de cierta manera comprensibles  aunque no del todo justificadas algunas de sus duras expresiones. Un poco a semejanza de Madero, llamó usurpador y desleal al gobierno callista, al que calificó de instrumentador de una justa electoral con caracteres de farsa o  celada.

El pueblo mexicano, diría entonces, ya está capacitado para la democracia, mientras que el gobierno no  lo está, ni tampoco para la civilización.

Vasconcelos opinaba, no sin razón, que su campaña democrática la desarrolló, léase bien, en absoluta austeridad, con tremenda modestia y sin ningún tipo de lujos ni excesos, pero “con el aplauso de toda la nación”.

Afirmó siempre que su movimiento fue sostenido exclusivamente con contribuciones populares. Decía también que de este caso no existía precedente en toda la américa latina y en la mayoría de los otros países del resto del mundo.

En la historia de México hay acontecimientos cuyas raíces, troncos y ramas se traslapan, se entrecruzan y en ocasiones se repiten. No hay nada nuevo bajo el sol y muchas veces, ya sea por mimetismo, por toma deejemplo, o simplemente por tratarse de la ruta más corta para el conflicto, se acude sin razón a ciertas estrategias. Sirva para ejemplificarlo este comentario:

Pasada la parte álgida del proceso, Vasconcelos impidió cualquier acercamiento con la clase política gobernante, a la que calificó de esta manera: “¡Todos sin excepción ni distinción, son miembros de una camarilla de corruptos!”.

El culto mexicano se expresó en forma despectiva y abiertamente crítica de los líderes obreros y campesinos. Leo por ahí tambiénque: “se peleó inútil e inoportunamente con los periodistas a los que llegó a llamar “viles”. Paralelismos, ciertamente.

La historia de la democracia mexicana, desde sus remotos antecedentes revolucionarios hasta la fecha actual, ha sido larga y complicada y merece se comentada con amplitud, y a esa tarea nos proponemos dedicar otros comentarios.

Convocatoria válida

Válida y a tiempo la convocatoria del gobernador en estos tiempos electorales, al llamar a los partidos políticos a trabajar y pensar en Campeche, a ser congruentes en su actuar y su decir y, principalmente, a comprometerse a cumplirle a la ciudadanía.

Él mismo se estableció el compromiso de estar pendiente de lo que ocurre en cada uno de los partidos políticos, claro está que sin intervenir en su actuación y en su autogobierno.

En una frase, Moreno Cárdenas sintetizó el modo en que el campechano, sea este el ciudadano común igual queel que tiene a su cargo responsabilidades de gobierno, debe comportarse ante la sociedad de la que forma parte:¡respetar siempre la opinión de los demás aunque no se comparta!.

Nosotros, en el gobierno, estamos trabajando para tener un proceso democrático equitativo, con paz, armonía y tranquilidad”. “Los procesos electorales se viven con participación y pasión, pero, será la ciudadanía la que decida en las urnas”, fueron las expresiones del gobernador acerca de lo que será norma de conducta de su administración frente al proceso electoral en marcha.

Es notorio, y mucho, el encono que promueven en las llamadas redes sociales ciertos fanáticos de tal o cual personaje que, ya sea directamente o a través de alguno de los seudónimos con los que se mueven en las sombras, sin un rastro de civilidad irrumpen en publicacionesajenas, no para defender sus posturas políticas, sí para denigrar y ofender a terceros.

Hay que confiar y creer en el compromiso del mandatario estatal de que ningún acto de gobierno, del nivel que sea, habrá de ejercerse atendiendo a colores, personas o partidos, que los programas oficiales corresponden a la gente y a esa gente serán dirigidos todo el tiempo, independientemente de su filiación y sus preferencias políticas.

Y tiene razón Moreno Cárdenas cuando dice que el pueblo de Campeche es inteligente y sabrá elegir entre los mejores hombres y mujeres de cada partido político que les presenten las mejores propuestas.

Es válida la oferta, y digna de tomarse en cuenta la convocatoria que debe ser atendida por los campechanos de bien.

… Y ALGO MÁS

Centenario de la Concanaco-Servitur

Los convoco a que trabajemos juntos y en equipo, a que pensemos primero en nuestro país. Hoy tenemos certeza, certidumbre y claridad en el desarrollo económico, estabilidad social y política, y tenemos que cuidarla”.

Con estas palabras habló el gobernador Alejandro Moreno Cárdenas alos empresarios de todo el país asistentes al quinto evento de celebración del Centenario de la Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio y Servicios Turísticos (Concanaco-Servytur). Los invitóa seguir apostando por el desarrollo de México.

El acto inaugural se realizó con la presencia del secretario de Energía del gobierno federal, el ex gobernador quintanarroense Pedro Joaquín Coldwell, quien impartió la conferencia magistral “Avances de la Reforma Energética”.

El funcionario destacó que al cierre de este año las inversiones totales comprometidas superarán los doscientos mil millones de dólares, y hasta la fecha, con los proyectos en marcha en exploración y extracción de hidrocarburos, gasoductos o centrales eléctricas, hay en curso ciento setenta y cinco mil millones de la divisa verde.

Más de doscientos presidentes de cámaras de comercio del país estuvieron en suelo campechano, igual que el secretario de Gobernación, Alfonso Navarrete Prida, y otros importantes funcionarios federales y estatales, gobernadores invitados y gente de empresa nacionales y locales, ante los que el gobernador puntualizó que los empresarios son parte fundamental de la construcción del proyecto claro y contundente que necesita el país para seguir creciendo.

Campeche es una entidad segura, de paz y armonía que garantiza el éxito de las inversiones”, afirmó Moreno Cárdenas, al calificar a Campeche como un estado pujante que está consolidando su desarrollo económico. Tras la crisis petrolera, les dijo convencido, su gobierno se estableció la meta de fortalecer nuevas vocaciones productivas como el turismo y la agroindustria.

Se ha comentado en otra ocasión, así lo ratificó el gobernador, próximamente seabrirá la temporada de la ruta de cruceros “The Gran Mayan Experience”, con la que se fortalecerá el potencial que tiene Campeche en sus riquezas naturales, culturales e históricas. Calakmul, la Ciudad Amurallada, los Petenes y las zonas arqueológicas son el mejor ejemplo.

Aquí vemos como sí se pueden las cosas, aquí jamás van a escuchar decir que no se puede, por eso trabajamos juntos para que aquí haya mejores oportunidades”, mencionó; mientras que el vicepresidente nacional delorganismo empresarial, Ricardo Navarro Benites, en representación de su presidente, Enrique Solana Sentíes, manifestó que Campeche es una entidad con marcada vocación turística que ha generado para el país una importante riqueza que es digna de destacar.

Y es cierto que, durante muchas décadas, la Sonda de Campeche fue la mayor zona de extracción y producción de petróleo. Una entidad que se reinventa así misma debido a los cambios surgidos en el mercado de los hidrocarburos, se dijo claro en el evento.

Hoy, nuevos vientos impulsan las velas del desarrollo, Campeche lo tiene todo, vemos con gran optimismo y entusiasmo los proyectos petroleros y de manufactura, y estamos listos para sumarnos”, fueronlas palabras finales de Moreno Cárdenas.

El NYT y la arqueología campechana

Es de ese tipo de noticias que a cualquiera que sienta algo por Campeche lo llena de orgullo: un medio reconocido mundialmente como el diario The New York Times, publicó por estos días en su página de internet un amplio artículo acerca del enorme potencial turístico con que cuenta Campeche.

Michael Snyder, el autor del artículo, invita a conocer el estado para  disfrutar de su enorme riqueza arqueológica, sus bellezas naturales y, por supuesto, su gastronomía.

El periodista norteamericano propone a Campeche como un lugar ideal para visitar, pues resulta relajante para el turista recorrer los sitios sin sentirse abrumado por una gran cantidad de gente como sucede en otros destinos turísticos.

En la publicación pueden apreciarse imágenes de la antigua ciudad maya de Calakmul en el municipio del mismo nombre, del Centro Histórico de la ciudad capital. Lo mismo y en forma artística, incluye platillos típicos de la región y mapas en los que se aprecia la ubicación del estado y se localizan los vestigios arqueológicos.

A modo de amena narración, el periodista proporciona datos de un recorrido por carretera que parte de la ciudad de San Francisco de Campeche y se dirige hacia el norte, continúa hacia el sur y retorna a la capital campechana.

En su ruta por el norte del territorio campechano, proporciona detalles de la visita a las estructuras mayas de Xcalumkín, Kankí y Acanmul, y luego se dirige a Bécal para conocer el proceso de elaboración de artesanías, que incluyen los tradicionales sombreros de jipi.

También da cuenta de la gran variedad de vestigios mayas que se pueden conocer en Calakmul, como Balamkú, Becán y Chicaná. De maravillosa manera describe la majestuosa ciudad maya de Calakmul, brindando la oportunidad de admirar la inmensidad de la selva y la experiencia de escuchar y presenciar el gran espectáculo de la naturaleza y los animales en libertad, que incluyen los aullidos de los monos, el vuelo de las mariposas y la abrumadora “cueva de los murciélagos”.

De regreso a la capital del estado, relata, se tiene la opción de seguir la ruta hacia la región de Los Chenes para conocer Dzibilnocac y Hochob; visitar Edzná, y ya en la ciudad de San Francisco de Campeche, recorrer los barrios tradicionales, sus tranquilas calles y en la cena, disfrutar de la comida típica de la región.

El artículo publicado desde el dos de febrero, está disponible para quienes deseen admirarlo en la página web www.nytimes.com, sección América Latina, Viajes, con el título: “En Campeche, las pirámides están en todas partes”.

Enhorabuena por la publicación que desde cualquier punto de vista es una gran noticia, aún para los más escépticos y apostadores contumaces en contra de todo aquello que represente el progreso de Campeche.

You may also read!

Determinante, nuevo liderazgo nacional: AMC

De frente a los desafíos y retos del país, los gobernantes deberán hacer de la gestión una de sus

Read More...

Deja el PRI Tito Castillo; sábado, Consejo Político

Será este sábado que priistas elijan a su nuevo dirigente estatal y secretario general mediante Consejo Político Estatal, que

Read More...

Por molestia de vecinos, cancelan proyecto de la 53

Tras la queja de vecinos y empresarios de la calle 53, la Secretaría de Desarrollo Urbano, Obras Públicas e

Read More...

Mobile Sliding Menu