De mucho, un poco…

In Opinión

Hernán ARANDA GONZÁLEZ

 Cuando se apagan las luces, ya es hora de amanecer

Pocos podrían asegurar que una protesta pacífica, de la clase que sea, necesariamente incide en un cambio en las políticas públicas, sobre todo en las que tienen que ver con el sector energético. Tratándose del imprescindible servicio eléctrico, con mucha mayor razón.

No obstante, nadie es totalmente insensible a sus efectos, y a ningún funcionario por altanero o autosuficiente que sea le pueden resultar ajenas las potenciales repercusiones. Si ahora le sumamos la proximidad de un nuevo período gubernamental federal y los consecuentes cambios de paradigmas, las cosas se complican un poco.

Para quienes lo vivimos, algo por el estilo ocurrió en los lejanos ochentas, cuando una representación de las fuerzas sociales, empresariales y políticas, se sumaron a una serie de movimientos de protesta ante el gobierno federal por su decisión de trasladar la Administración Fiscal Regional a la vecina ciudad de Mérida.

Las razones para mudar la dependencia, eran tan simples y baladíes como la supuesta escasez de servicios y, en el colmo del absurdo, la falta de centros comerciales y sitios de diversión en la entonces pequeña y provinciana ciudad amurallada.

En aquella ocasión, organizados y motivados por el sector empresarial, funcionarios gubernamentales, industriales, comerciantes y un nutrido contingente de la sociedad, entre la que se encontraban muchos políticos, marchó por el Circuito Baluartes y calles del Centro Histórico para reclamar que se les estuviera arrebatando algo que consideraban suyo.

Hasta donde la memoria permite recrearlo, el Partido Revolucionario Institucional estuvo presente en aquel evento a través de su dirigencia estatal y cientos de militantes, entre los que se encontraban funcionarios estatales y municipales. Era el tiempo de una democracia sui géneris, casi sin oposiciones.

Como en el pasado, de nuevo el sector patronal alzó la voz y se hizo solidario con la población. En respuesta, lo hemos comentado, el PRI tomó las calles y se plantó a las puertas de la paraestatal Comisión Federal de Electricidad para unirse al reclamo popular. Consciente de su papel de oposición y convencido de que, aunque ya no es el partido mayoritario a nivel nacional, continúa siendo la primera fuerza en el estado, y solidariamente comprometido.

Lo importante es que después del acto de presión encabezado por los priistas con Jorge Lazo e Hilda Velázquez al frente, la flama no se extinguió, por el contrario, la sociedad campechana inició una nueva batalla, ahora más original y contundente. Autoridades estatales y municipales, empresarios, profesionistas, estudiantes, la mayoría de los ayuntamientos y gente sencilla como usted y como yo, se decidió por otros caminos.

Fue curiosa y motivadora la respuesta al llamado a apagar las luces durante una hora. Simbólico si se quiere, pero impresionante, tanto por la imagen de casas y edificios públicos a oscuras -con notorias y desagradables excepciones injustificadas-, respondiendo al exhorto a manifestarse de manera pacífica, pero enérgica.

Las casas en tinieblas y los ocupantes intercambiando fotografías desde sus redes sociales, pusieron de manifiesto que los campechanos se encuentran ya muy politizados y motivados. El gobierno estatal y los ayuntamientos que así quisieron, mostraron su cercanía y apego a sus gobernados y les hicieron sentir que están con ellos en sus mejores causas. Los que se abstuvieron, sus razones tendrían para decidir no ponerse del lado de la gente.

Aunque representen intereses contrarios al partido mayoritario, algunos otros, y en especial el que cuenta con mayor apoyo de la población nacional y la mayoría de las cámaras federales, también la presidencia de la república -Movimiento de Regeneración Nacional-, no tuvo inconveniente en apoyar a los campechanos, independientemente de su filiación partidista.

La batalla aún está en sus inicios y de ella se esperan resultados tangibles, sobre todo, porque el asunto de la energía eléctrica fue parte de la agenda de Andrés Manuel López Obrador en su campaña. Mientras tanto, parafraseando aquel dicho popular, tenemos que reconocer que cuando la mayoría decide apagar sus luces, es porque ya es hora de amanecer, y al parecer los campechanos poco a poco están más organizados y despiertos.

De casta le viene al galgo

Muy utilizadas las primeras seis palabras del aforismo integrado al refranero popular español. enriquecido por la aportación del autor de Don Quijote. Completo dice lo siguiente: “De casta le viene al galgo el ser rabilargo”. Se refería el mutilado combatiente de Lepanto a la herencia genética de los progenitores. En el caso del secretario de Salud, Rafael Rodríguez Cabrera, el legado viene de su padre, don Rafael Rodríguez Barrera, de grata memoria en los campechanos.

El doctor llegó invitado a una sesión camaral significada por los ánimos encendidos de su “ala radical”. Como es su estilo, tranquilo, reposado, pero, sobre todo, preparado con los conocimientos y la información que le estaba siendo demandada. No llegó solo, tampoco desapercibido; llevó consigo todo un equipo que incluía un grupo de enfermería especializada en medicina preventiva.

Y al final, entre abrazos afectuosos y apapachos, quedaron aclaradas las dudas por las carencias y necesidades del Hospital General “María del Socorro Quiroga Aguilar” de Ciudad del Carmen. Las vacunas a los ya sonrientes diputados devolvieron la calma y acreditaron las dotes profesionales, oratorias y políticas del mayor de la familia formada por don Rafael y doña Socorrito.

… Y ALGO MÁS

La cultura de la protección civil llegó para quedarse

Sus antecedentes más remotos los podríamos situar primero en los acontecimientos derivados del devastador sismo del diecinueve de septiembre de mil novecientos ochenta y cinco en la ciudad de México. Localmente, tres años después, en plenas fiestas patrias, con el furioso y destructor paso del huracán Gilberto.

Por estos días lo confirmó el gobernador Alejandro Moreno Cárdenas en la sesión extraordinaria del Consejo Estatal de Protección Civil que presidió, al señalar que, “la cultura de protección civil ha permeado en la población”. No era para menos, las lluvias y vientos ocasionados por el frente frío número diez, golpeaban con extraordinaria fuerza a la población, principalmente de Ciudad del Carmen y la Capital.

Organizados desde el seno del Consejo, como sucede siempre en estos casos, Ejército, Marina, Policía Federal, Capitanía de Puerto, CFE, y dependencias locales como FGE, PEP, SEDUOPI, SEPROCI, Salud y Educación, trabajaron coordinadamente y al final, salvo afectaciones en lo material, todo transcurrió con saldo blanco gracias a la actividad coordinada y oportuna.

Otra vez, así lo dio a conocer el gobernador, no faltó la pésima actitud de gente con alto grado de incivilidad que aprovechó la situación para intentar crear alarma, caos y desconcierto. Desinformación o información falsa para inducir al error y de paso exponer a sufrir riesgos a la población es por lo menos condenable, si no es que punible.

LÓPEZ OBRADOR RESPALDA A CAMPECHE Y A SU GOBERNADOR

Andrés Manuel López Obrador estuvo dos días en nuestra casa común; de aquí viajó al estado vecino. Se habrá traslado por carretera y enterado del estado cada vez más grave de la vía que inaugurara seis años antes el expresidente Felipe Calderón.

El ya casi presidente constitucional estuvo en Mérida para evaluar los avances del proyectado Tren Maya. Lo acompañaron futuros funcionarios federales y los gobernadores de la región, entre ellos, Alejandro Moreno Cárdenas, entusiasta impulsor de la obra. El gobernador aprovechó la oportunidad para plantear varias solicitudes, en especial la reparación de la importante vía que requeriría el levantamiento y reconstrucción de parte de la actual, y la reedificación de varios puentes y pasos elevados.

Es previsible que se ordenará una investigación exhaustiva que incluya revisión de contratos y aplicación de técnicas y uso de materiales que tal vez, sólo tal vez, no cumplieron con las especificaciones ni con los estándares requeridos.

Sería un buen principio. ¡Seguro que sí!

 

 

 

You may also read!

Trabajo coordinado para garantizar paz de los mexicanos

“Los gobernadores tenemos la firme convicción de coadyuvar y trabajar coordinadamente con los demás órdenes de gobierno, en el

Read More...

Preside AMC reunión de Conago con la Secretaría de Seguridad

*El Gobernador de Campeche hizo un amplio reconocimiento a las fuerzas armadas del país y planteó la necesidad de

Read More...

Presentan proyectos culturales ante la Cámara de Diputados

Busca Secult continuar con acciones y resultados en beneficio de los campechanos El éxito de las políticas culturales en

Read More...

Mobile Sliding Menu