De mucho, un poco…

In Opinión

Hernán ARANDA GONZALEZ

La magia del presupuesto federal

El presidente Andrés Manuel López Obrador es un hombre de carácter, acostumbrado a los retos y a cumplir su palabra; tres veces competidor por la presidencia, hizo lo que los anteriores nunca pensaron, presentarse una y otra vez tras las sucesivas derrotas.

Ahora bien, si en campaña no lo hizo, muy difícilmente va a arredrarse ahora que cuenta con el poder ejecutivo, la mayoría del legislativo y el respaldo que pueden brindar treinta millones de votos de mexicanos que creyeron el primer domingo de julio en su proyecto.

No obstante, muchos frentes, demasiados podrían decirse, se han abierto en la relación entre los diferentes niveles de gobierno. Nada hasta ahora que haga sudar y acongojarse al nuevo jefe del ejecutivo federal. Muy poco tiempo para tanta diferencia, pero poco también en el ejercicio como para pensar que no podrá restablecerse el orden y tomar el pleno control.

La cancelación del Nuevo Aeropuerto y su reorientación al de Santa Lucía y el uso alterno del Benito Juárez han dado bastante de qué hablar y hasta especular, aunque se diga que la negociación en la recompra de la deuda contraída para la edificación está siendo exitosa ante los inversionistas nacionales y extranjeros.

Muchos de esos inversionistas, es común, los calificados como “buitres” por su voracidad y sentido de la oportunidad. Si desea saber de ellos, vea una película de los ochenta con el nombre de “Mujer Bonita”, PrettyWoman en inglés. Su protagonista y galán casi otoñal se dedicaba a algo semejante especulando con la compra venta de empresas en situación incierta.

Lo sucedido en escasas tres, casi cuatro semanas podíamos resumirlo en algunas cuestiones como la suspensa Ley Federal de Retribuciones que tanta inquietud causó primero entre los altos jerarcas del poder judicial y el ejecutivo, más en el primero.

Los súper delegados estatales, la reducción al campo, a la preservación de la naturaleza y a las universidades. Uno más, el despido de trabajadores federales que, inicialmente programado para puestos altos de confianza, se extendió a gente más vulnerable en aras de un ahorro presupuestal. La situación de inicio está afectando a trabajadores del Sistema de Administración Tributaria, la dependencia del ejecutivo encargada precisamente de agenciarle fondos.

Otro no tan nuevo, por demás delicado, el llamado Paquete Económico del año entrante con sus mermas a los estados y la reasignación de recursos al llamado Ramo 23, fondo especial utilizado discrecionalmente en los últimos años. Creado en los ochenta como “Erogaciones no sectorizables”, cualquier cosa que esto fuera, cambió a “Provisiones Salariales y Económicas”.

Un diputado tiene como fin legislar, ciertamente, sin embargo, si en algún momento promete una obra pública, haciendo uso del mencionado Ramo, solamente presenta un proyecto a Hacienda para obtener los recursos necesarios que, una vez autorizados, no se sujetan a lineamientos específicos que determinen su necesidad, su procedencia, el material a utilizarse y si obedece al interés ciudadano.

Se conoce, se sabe que durante las negociaciones del Presupuesto de Egresos, se presentan tiempos de arreglos y reparto de recursos, muchas ocasiones con resultados y asignaciones tan opacos que la propia Auditoría Superior de la Federación ha considerado los fondos como escasamente transparentes y que no cumplen con los fines a que son aparentemente destinados. Cochupo puro, pues, y de eso hemos sabido mucho en el pasado.

Pero también, hay cosas, y muy buenas, sobre todo para Campeche, como la inminente construcción del Tren Maya y el apoyo pleno al turismo que en breve habrá de empezar a vivir su mejor época con la llegada de los primeros cruceros, a unos cuantos días de surcar las aguas en busca del muelle del estado más seguro del país y, el más dispuesto a crecer y a hacerlo en grande.

Con el gobernador Alejandro Moreno Cárdenas al frente de la Conferencia Nacional de los Gobernadores reuniéndose, gestionando, no sólo a favor de Campeche sino para todas las entidades; con la disposición del Presidente para escuchar, y por ese ánimo siempre dispuesto al cambio y a la modificación de algún programa cuando no cumple con su propósito, consideramos que el país entero entrará pronto en una dinámica de mayor progreso y bienestar.

México lo espera, México lo necesita. ¡Que así sea!

Un jefe político muy estricto

Un importante funcionario de los años setentas; primero buen amigo, después respetado, duro y exigente jefe, solía ser muy drástico en las cosas del trabajo, y particularmente irónico en sus expresiones. No admitía fallas. Se cumplía, y bien, porque así era la norma.

Particularmente desconfiado, no toleraba el mínimo error, ni tenía objeción en amonestar severamente a quien creía que había fallado. Muchas veces de manera injusta y desconsiderada, aunque no de mala fe. “No sé si eres muy tonto u obras de mala fe”, decía. Difícil de responder.

Algunas de las experiencias adquiridas obligaron y obligan a ser cauto y a pensarlo dos veces antes de opinar. Se debe ser respetuoso y no hablar de nadie ni de nada sólo por repetirlo tras haberlo escuchado. No meterse en conversación ajena ni juzgar de oídas. Hacerlo de otra manera es caer en el infundio y la maledicencia. Respetar, ante todo. De ahí un lema que uso a menudo: Camino descalzo para no herir a las piedras.

En esa tesitura y de cara al fin de este 2018 tan especial, lo mismo que de concluir un nuevo período anual de esta etapa de modesto columnista, me place haber cumplido cada semana del año con mi modesta colaboración, sin fallar un solo martes. Gracias a los lectores por su paciencia, y disculpas cumplidas a quienes de alguna manera afecté o incomodé con mis comentarios.

Que su navidad haya sido grata y que haya un próspero y feliz año para todos.

… Y ALGO MÁS

Campeche debe ser presumido

“Es un lugar con maravillas arquitectónicas, naturales y, sobre todo, con tranquilidad, que debe tener un amplio mercado en todo el mundo”. Estas palabras las pudiera haber pronunciado un orgulloso campechano. Pero no fue así.

Viniendo de Miguel Ángel Torruco Marqués, nuevo secretario de Turismo federal, las palabras cobran especial significado. Las pronunció en la inauguración del espectáculo de luz y sonido de Edzná. Lo dijo él y lo enfatizó doña Christelle Castañón, la esposa del gobernador Moreno Cárdenas. Por su modernidad y diseño, el show lumínico y sonoro se encuentra entre los mejores del país.

El estado de Campeche, con atractivos como Edzná, los museos, entre ellos El Pirata, la Casa Seis, La Reserva de la Biósfera de Calakmul, el recinto amurallado, los espacios llenos de historia, el arribo de los primeros cruceros y, por supuesto, a mediano plazo el Tren Maya, se pone de lleno en el mapa de los sitios importantes de visitar por el turismo de clase mundial, sin descuidar el nacional.

Hasta en dos ocasiones lo hemos comentado en esta columna, los campechanos debemos estar orgullosos de nuestro pasado, pero también, atentos al presente y confiados en nuestro futuro. ¡Debemos y tenemos que presumir Campeche y hablar bien de él, siempre!

El presupuesto estatal

Se notaba entusiasmado, satisfecho, complacido de que las fuerzas políticas se hayan puesto de acuerdo tras intensos debates, y autorizado un presupuesto para el año entrante de poco más de veintiún mil ciento setenta y nueve millones de pesos. Tal era el ánimo del gobernador Alejandro Moreno Cárdenas, quien reconoció el compromiso y responsabilidad de los diputados que apoyaron con su voto las Leyes de Ingresos y Egresos del Estado.

“Creo firmemente que lo están haciendo siempre pensando en Campeche, siempre trabajando en equipo. Y esto es lo que nos ayuda, es un presupuesto social, es un presupuesto que atiende todos los rubros, tenemos que fortalecer el tema educativo, el tema de la salud, el tema del campo, el tema de seguridad”, dijo complacido.

Vamos bien y por el camino correcto. De cara a un nuevo año que traerá actividad en el ramo turístico, en la obra pública, en la nueva infraestructura ferroviaria en curso, creemos, aseguramos, que el que casi despunta será un año de progreso, bienestar y buenos augurios.

 

You may also read!

A fomento al autoempleo y productores, $38.7 millones

En gira por Hopelchén, Aysa González ratificó su compromiso de entregarle resultados a la gente, entregando maquinaria y equipo

Read More...

Maestros ya están reinstalados

Solo una maestra no quiere ser reinstalada A última hora no le pareció, se negó aceptar los pagos y

Read More...

Reitera Gobernador que AMLO apoyará a Campeche

Le dará carta que entregó al secretario de Hacienda En la visita de este sábado que haga el presidente

Read More...

Mobile Sliding Menu