De Mucho, un poco…

In Opinión

Hernán ARANDA GONZÁLEZ

La Cuarta Transformación y la primera crisis

Según el diccionario, crisis es: 1. Situación grave y decisiva que pone en peligro el desarrollo de un asunto o un proceso. 2. Situación difícil de una persona o una cosa.Aplicada a la política, una crisisafectaría la legitimidad, porque ésta -la política- refleja los valores e intereses de la sociedad. Descontento, desconfianza, desaprobación de los representantes políticos y las tensiones graves acumuladas serían avisos de la presencia de una crisis política.

Una administración que iniciacon un amplio apoyo popular; una sociedad expectante por conocer el proyecto de nación que se pretende; mayoría en las Cámaras Federales; una Conago dispuesta a trabajar mano con mano como lo ha expresado reiteradamente su presidente, Alejandro Moreno Cárdenas, no exhiben por ningún lado una crisis nacional; política, social, ni de otra índole.

Conflicto hay, es innegable. El infortunio toca a unaentidadenormemente importante para la economía nacional, por su industria, turismo, gastronomía, tradición, y su misma aportación a la historia patria. Luto y tragedia, cierto vacío de poder y desconcierto afectan a la entrañable Puebla; cercana en todos sentidos a la Capital del país. Hay razones para preocuparse, yprincipalmente para ocuparse en aclarar las causas de que en un solo evento desafortunado perdieran la vida una gobernadora y un líder político tan destacado como polémico.

La tragedia no es única en la historia reciente, antes, en las dos primeras administraciones de este siglo, accidentes semejantes segaron la vida de altos funcionarios del gobierno federal -dos secretarios de gobernación entre ellos-, sin que nadie se hubiera atrevido a pronunciar la palabra magnicidio; si acaso; accidentes desafortunados.

Y si hoy la hubo, se debió al candidato perdedor a la gubernatura por la coalición Juntos Haremos Historia. En un inocente lapsus o de manera intencionada la deslizó en una entrevista con la frase:

“No es la primera vez que pasa un magnicidio, perdón, perdón, un accidente donde se pierde la vida de dos personas”.

Ahora, sin que provenga de autoridades, salvo algunos interesados en obtener momentánea fama o algún interés particular, más en las “benditas” redes sociales, se ha salido a hablar de magnicidio, de intervención oficial, y de otras cosas en el desventurado accidente aéreo.

Un poco eso y otro el carácter “entrón” del presidente y ese su particular estilo de responder a bote pronto a todo aquello que de alguna manera lo contradiga, ha contribuido a enrarecer algo el ambiente político y, de alguna manera, a politizar la justicia y a judicializar la política. Esto, a pesar de su rápida respuesta y la de sus colaboradores a informar a la sociedad de los avances que surgen a partir de la víspera de la navidad pasada.

Lo deseable sería que el asunto se resuelva ya; no obstante; su complejidad lo torna en multifacético. La aeronave según sus fabricantes es de las más sofisticadas y seguras que existen; sin embargo; en una década se han precipitado a tierra varias de su tipo; la anterior llevando a bordo a un prominente empresario, sin que nadie hubiera dicho “esta boca es mía”.

Al fabricante dela nave y al de sus motores, por su prestigio no les conviene que se diga que la máquina falló; a la rentadoratampoco; a la asociación de pilotos le interesa salvaguardar su prestigio; y a las autoridades y al mundo político doblemente les conviene despejar dudas.

En tanto todo esto sucede, se nota prisa, hasta cierta desesperación de algunos funcionarios que han solicitado la intervención de organismos de seguridad del transporte y hasta de connotados investigadores norteamericanos y canadienses para que técnica y científicamente hurguen en los detalles del caso. De esa magnitud es el interés por despejar las dudas de lo que por su complejidad ofrece las mismas dificultades que los anteriores accidentes aéreos, y como aquellos,insinúa que el asunto durará un tiempo largo.

Versiones van y vienen de uno y otro lado: cándidas e inocentes algunas,mal intencionadas otras, o tan absurdas como insinuar o hasta asegurar que se trata de una obra montada para huir de las consecuencias de auditorías presentes o futuras. Islas desiertas para residir. Hasta extraterrestres y abducciones, y todo lo que la imaginación humana puede concebir.

Lo que debe ocurrir, es que cada quien realice lo que le corresponde, entre otras cosas, procurar la paz y la tranquilidad del país, y dejar que los que saben hagan su trabajo.

El voto del miedo

Los que nacieron durante la primera mitad del siglo pasado, seguramente recordarán que el veintitrés de marzo de mil novecientos noventa y cuatro, un acontecimiento nacional y hasta internacional sacudió hasta las entrañas la vida política del México de entonces, y de alguna manera decidió su futuro.

El barrio pobre de Lomas Taurinas de la ciudad de Tijuana, en Baja California Norte, fue el escenario del más sonado crimen de la historia contemporánea. Luis Donaldo Colosio Murrieta, el sonorense candidato a la presidencia de la república por el PRI, cayó abatido por las balas salidas de la pistola solitaria de un desconocido.

La muerte de Colosio, aunque resulta cuestionable porque era sólo un candidato, es considerado el primer magnicidio cometido en el país desde el de Álvaro Obregón el diecisiete de julio de mil novecientos veintiocho.

Tras el asesinato y una serie de acontecimientos, muchos de ellos dramáticos, su sustituto, Ernesto Zedillo Ponce de León, obtuvo el día de la elección más de diecisiete millones de votos que representaban casi el cincuenta por ciento del padrón electoral.

La razón, según especialistas, se derivó del llamado “voto del miedo”, atribuible a que la población entendió que, después del estallamiento del movimiento zapatista y la muerte del candidato, si votaban por otra opción (Cárdenas o Fernández de Cevallos), el país caería en la inestabilidad e ingobernabilidad. Este voto, tradicionalmente se orienta al grupo que representa los intereses de quien está o estaba en el poder.

Muy pronto, tan pronto como medio año, se comprobará la certeza de esta teoría, y se sabrá quién resulta el ganador de la contienda por la gubernatura poblana, y por ende, quien será el responsable de devolver la paz y la tranquilidad a la ahora convulsionada región.

… Y ALGO MÁS

Una nueva distinción para nuestro gobernador

Un sondeo de la plataforma digital SDP Noticias ubicó a Alejandro Moreno Cárdenas como el mejor gobernador del año. Para ello aplicó criterios de medición tales como su nivel de aceptación, acciones positivas difundidas por los medios de comunicación locales. También, los reactivos de seguridad pública, gobernabilidad, nivel de inversión y atención a los más necesitados.

En dicha columna, SDP reconoce y agradece al Instituto Mexicano de Opinión que dirige el prestigiado encuestador César Morones, cuya empresa ha sido calificada como una de las más profesionales por la organización mundial de mediciones con sede en la ciudad francesa de Tempere.

Independientemente de destacar las cualidades que posicionan a Alejandro Moreno como el número uno, la plataforma digital señala textualmente que:“El popular Alito logró para su entidad un presupuesto 2019 con alza importante. Además, su buena relación institucional con el presidente AMLO lo convirtió en el mandatario del sureste que concertó el ánimo de los gobernadores de la región para apoyar en proyecto del Tren Maya. Alejandro Moreno recibirá en su momento en su entidad la dirección general de PEMEX, con todo lo que ello implica”.

¡Enhorabuena!.

Los priistas están en la talacha política

Con mucha actividad cierrael dos mil dieciocho el CDE del PRI con Jorge Lazo e Hilda Velázquez al frente. Los motiva la celebración del triunfo del priista Adrián de la Garza a la alcaldía regiomontana; igual,el reconocimiento del trabajo de Alejandro Moreno Cárdenas que lo ha situado como el mejor de los gobernadores del país, además de presidente de la Conago.

Al despuntar el nuevo año, giras por todo el territorio campechano, y la implementación de un programa de reconocimientos a lo mejor de su militancia, a través de las preseas “Rafael Rodríguez Barrera”, “Pablo García y Montilla”, ”Héctor Pérez Martínez”, “Manuel Crescencio García Rejón y Alcalá”, “María Lavalle Urbina”, “Zoila Quijano Mc-Gregor” y “Efraín Xool Uc”.

 

You may also read!

Fortalecerán vigilancia y prevención

Preside gobernador CMAG reunión del Grupo de Coordinación de Seguridad El Grupo de Coordinación de Seguridad encabezado por el

Read More...

Se reúne Gobernador con titular del Poder Judicial

Al reunirse con el presidente del Tribunal Superior de Justicia, Miguel Ángel Chuc López, el gobernador Carlos Miguel Aysa

Read More...

Fortalecen relación comercial con Centroamérica: Berzunza

A invitación de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), cuatro secretarios de Desarrollo Económico de los estados fronterizos visitaron

Read More...

Mobile Sliding Menu