De mucho, un poco…

In Opinión

Hernán ARANDA GONZÁLEZ

El relevo que ya viene

Al parecer, el alto mando sigue deshojando la margarita en lo que se refiere al proceso para elegir a los próximos dirigentes -Presidente y Secretario General- del Comité Ejecutivo Nacional del Partido Revolucionario Institucional.

De la fecha inicial -primero de septiembre-, ahora se maneja la siguiente semana, el día ocho del mismo mes, para que los priistas tomen tan trascendente decisión. De la manera como habrá de llevarse el proceso previo, la campaña, todavía falta una reunión del Consejo Político Nacional para establecer las reglas a que habrá de someterse.

Como quiera que sea y cualquiera que sea la forma, será vigilado y supervisado atentamente por el Instituto Nacional Electoral, quien habrá de calificarlo y emitir la declaratoria de validez en su momento.

Sin suponer que se trata de favorecer a alguien en especial, se sabe que la inexplicablemente larga jornada durará desde el mes de mayo hasta la referida fecha de septiembre, esto es, cuatro meses completos de campaña, que igualará a las que se desarrollan en el caso de la presidencia de la república y las  gubernaturas.

Demasiado tiempo diríase, lo que pondría obstáculos al único aspirante ejerciendo un cargo de elección popular. Obligadamente, nuestro gobernador, Alejandro Moreno Cárdenas, tendrá que solicitar licencia por lo menos durante esos cuatro meses.

Entre tanto, como no queriendo, de manera ¿casual? han iniciado algunos golpeteos, cándidos y tibios si se quiere, insinuando que las aspiraciones del joven mandatario dejan sin timón la nave campechana, aduciendo que se la pasa en la Capital en plena grilla.

Nada más falso, atendiendo a que desde el inicio de su encomienda, Moreno Cárdenas no ha dejado de viajar a la Ciudad de México y a otros sitios, primero como gobernador de Campeche para realizar gestiones, y desde unos meses atrás, con el carácter de presidente de la Conago.

Sus ausencias, claro está, las ha cubierto con total eficiencia y absoluta lealtad el Antón de Alaminos de la nave, el serio y profesional Secretario General de Gobierno, Carlos Miguel Aysa González, preparado para continuar en el encargo durante la licencia o hasta el final del sexenio.

El joven gobernador, mientras tanto, está muy “echado para adelante”, y confiado en que el resultado lo favorecerá y será el próximo presidente priista. Basa su optimismo en que México es un país de jóvenes y en consecuencia, son los jóvenes quienes integran la base fundamental de su partido.

Al parecer, el único rival de cierto cuidado que Alejandro encuentra en su tránsito seguro, toda proporción guardada, es el ex rector de la Universidad Nacional Autónoma de México y ex secretario de Salud, el doctor José Ramón Narro Robles.

El doctor Narro es una figura respetable en el terreno profesional y con una impecable hoja de servicios en el gobierno federal y en la educación, con la salvedad de que en su larga actividad ha alcanzado ya las siete décadas.

Claro está que setenta años de vida aportan sabiduría y esta a su vez puede y debe ser aprovechada para formar y educar a una juventud ávida de conocimientos y experiencias. Sin embargo, resulta avanzada para dar comienzo a una carrera política y empezar a incursionar en un partido casi desconocido por lejano.

Setenta años, con conocimiento personal de causa, es la edad ideal para aportar consejos al modo que lo hacían los huehue y los x’men en los pueblos originarios del altiplano y  de  nuestra península. Una clase especial que guiaba con mente lúcida y consejos sabios, los impulsos de la juventud pujante y llena de energía.

Tiempo precioso para sentirse pleno, disfrutar del calor del hogar, narrar historias a la descendencia, disfrutar a la familia y, enfundado en fresca piyama y cómodas pantuflas, cuidar la salud y leer sin prisas. Entre tanto, cambiar las frescas fragancias de lavanda por el fuerte olor a mentol, alcanfor y eucalipto de los linimentos para las reumas.

Tiempo para reír con las travesuras de los nietos, para sanar las viejas heridas, y para ver pasar el mundo, un mundo que con nuestro trabajo y nuestro esfuerzo ayudamos a construir.

EL PRESIDENTE TIENE PRISA

Habrá quienes opinen lo contrario, pero el señor presidente, don Andrés Manuel López Obrador, no tiene intenciones de reelegirse haciendo uso de ajustes y traslapes a la Carta Magna, imponiendo su fuerza -que la tiene.

Su meta no es perpetuarse para alcanzar los catorce años en el poder de su ídolo, don Benito Pablo Juárez García, hasta el infarto al miocardio. Mucho menos, las tres décadas y media, hasta el Ipiranga y Montparnasse, del “positivista comtiano” de la “Porfiriana Pax”,  José de la Cruz Porfirio Díaz Mori, en larga espera de que algún conservador lo traiga de regreso.

Si algo tiene del presidente Juárez, es ese deseo de paz y justicia a favor de los más desfavorecidos. Le urge hacerlo, porque se sabe mortal y le queda claro que su carrera de presidente empieza mucho más allá de la edad en que empezara el oaxaqueño.

Andrés Manuel López Obrador tiene prisa. Prisa por sacar a los pobres de su postración y por acercar a los más necesitados los beneficios negados por un gobierno de nueve décadas que favoreció a unos cuantos. Pero sobre todo, tiene prisa por poner un alto a la corrupción.

Sin embargo, el presidente no cuenta con funcionarios de la talla de Sebastián Lerdo y de Guillermo Prieto, como Juárez. Tampoco de los paisanos Justo Sierra y Joaquín Baranda entre los “Científicos” de Díaz. ÉL tiene sesenta y seis años, un equipo cuestionable, y una explicable prisa por resolver los problemas ancestrales de su empobrecido país. ÉL quiere hacerlo a su ritmo, a su modo y de la manera que ÉL considera la mejor.

En el camino, está encontrando inercias y una explicable resistencia de quienes se oponen a su proyecto, y en esa lucha, al presidente todavía no le queda claro que necesita alianzas, que requiere rodearse de gente de experiencia, y además de honesta, capaz y preparada para sus encargos.

No se ha dado cuenta que buena parte de quienes lo veneran, están molestos e inconformes por la llegada a su gobierno de gente ajena a su partido que como pago a sus deslealtades y traiciones, hoy ocupa cargos sin el perfil adecuado, desplazando a quienes hicieron posible su presidencia.

También, en su prisa, no ha advertido que su gente, la de Morena, aquí mismo está quebrantando sus códigos de conducta y arremetiendo contra sus propios correligionarios en busca de una tajada de las jugosas prerrogativas.

No se ha dado cuenta que en su ruta y con su prisa, está avasallando a los otros poderes; que resta fuerza y credibilidad a un legislativo al que ordena y corrige la plana, como se evidenció en la selección de los integrantes de la Comisión Reguladora de Energía en que  su voluntad se impuso a un legislativo rebasado.

Si algo faltara, tal vez contará con la incondicionalidad de un Poder Judicial a modo, y todavía anonadado porque ganarán menos que el presidente, y porque existen voces de radicales que claman por la desaparición de la Suprema Corte de Justicia.

Ojalá el primer mandatario lo entienda, lo acepte, y pase a la historia como un presidente demócrata, renovador,  justiciero, que en seis años cambió el perfil de su país ¡Seis años, ni un día más!

… Y ALGO MÁS

La civilidad y la rapiña

Feo espectáculo inundó los medios de comunicación y las redes sociales: el acto incivil de rapiña desatada contra un vehículo de carga accidentado, transportador de bebidas alcohólicas.

Entre envases rotos, jóvenes y ancianos, hombres y mujeres, y lo peor, acompañados por menores, se desplazaban entre cristales quebrados, sufriendo heridas en pies y manos, para apoderarse de la carga, llegando al grado de destapar los envases con los dientes para beber el contenido en una especie de bacanal desenfrenada.

Ojalá se reflexione en lo sucedido, aquí y en otras partes, y se haga conciencia en nuestra gente buena, que esos actos no sólo denigran, también ponen en riesgo a sus familias.

 

 

You may also read!

Define Alito ruta del PRI para ganar

Alejandro Moreno, Ivonne Ortega y Lorena Piñón, iniciaron el primer debate en las instalaciones del tricolor El PRI regresará

Read More...

Nombran a Ileana Herrera Pérez, secretaria de Medio Ambiente y Biodiversidad

El gobernador Carlos Miguel Aysa González designó como titular de la Secretaría de Medio Ambiente, Biodiversidad y Cambio Climático

Read More...

Lamentable, reducción de recursos para promoción turística

México dejará de tener presencia en las ferias internacionales para promover el turismo nacional El gobierno Federal no debería

Read More...

Mobile Sliding Menu