Duelo de Opiniones

In Opinión

<p>En nuestro país las fórmulas para la manipulación son tan frecuentes que muchas veces se duda si los llamados son auténticos o son sólo reflejo de las estrategias de las mafias, incluida la clase política convertida en plataforma de complicidades con los dueños del dinero. Somos escépticos como la mula que no era arisca. A costa de golpes bajos, saqueos, fraudes electorales reiterados, los partidos también perdieron su credibilidad y con éstos los gremios cuyas proclamas no encienden lo suficiente porque los recipiendarios de las mismas sencillamente son incrédulos.</p><p>Me temo que tal es, ahora, el mayor obstáculo en nuestro país para construir nuevos escenarios y poder recuperar la soberanía popular. No somos capaces de confiar en nuestra sombra siquiera por cuanto hemos sido defraudados sin cesar, desde las invitaciones a votar -por ello me incliné por abstenerme el pasado 7 de junio, conociendo las desviaciones del racista <strong>Lorenzo Córdova Vianello</strong>, presidente consejero del INE y las consignas superiores para evitar un descalabro superlativo al PRI unido con los execrables "niños verdes"-, hasta las argucias para convertir en criminales a los civiles masacrados por el ejército. Duele, y mucho, la terrible impunidad que permea el horizonte político hasta el cinismo.</p><p>Tanto que el secretario de la Defensa, general <strong>Salvador Cienfuegos Zepeda</strong>, quien se cree intocable porque domina la escena de Los Pinos, se atrevió a decir, nada menos, que era "intolerable", tal fue el adjetivo, cualquier agresión a los civiles por parte de miembros del ejército; claro, se olvidó enumerarlas: Tlatlaya, Iguala, Apatzingán, Tanhuato y Ostula, por mencionar sólo algunos "operativos" en donde fue evidente el ataque vil incluso a niños y niñas acribillados y sin que la Defensa se haya siquiera ocupado de dar los nombres de los asesinos.</p><p>También, como es de suponerse, el general <strong>Cienfuegos</strong> -con apellido de guerrillero ilustre y talante de viejo gorilón sudamericano-, no asumió su propia responsabilidad como el mando superior, sólo debajo del Comandante Supremo, el presidente de la República, a quien reconocen como jefe "de las instituciones nacionales" -una deformación porque el mandatario no manda sobre el Congreso ni respecto al poder Judicial en teoría, ni mucho menos por encima de la soberanía popular en la misma línea-, y como tal quien debería ser el primero en enfrentar las consecuencias, morales y jurídicas, de las atrocidades reseñadas y de muchas otras que los mandos castrenses han logrado mantener detrás de elevadas cortinas de humo. Un ejemplo: el derrame sanguinario en Tlatlaya, con veintidós civiles baleados y muertos bajo el pretexto de que pertenecían a una banda de secuestradores, el 30 de junio de 2014, fue apenas conocido tres meses después, en septiembre, precisamente unos días antes de otra execrable actuación de la soldadesca: las forzadas "desapariciones" de cuarenta y tres normalistas de Ayotzinapa -una población que se conoce ahora en todo el mundo y hace un año no era siquiera referente en el mapa-, que dio paso a descubrimientos macabros en decenas de fosas clandestinas con cadáveres no identificados a excepción del misionero de Uganda, <strong>John Ssenyondo</strong>. Decenas de cuerpos se olvidaron entre forenses y politiqueros cómplices.</p><p>Son tan repetidos los genocidios que es imposible soslayar la responsabilidad primaria de <strong>Cienfuegos</strong> y del Comandante Supremo. No se trata de casos aislados sino de hechos frecuentes, dolorosamente, a sabiendas, insisto, de que pueden existir muchos más perdidos bajo los refugios naturales de Tamaulipas, Michoacán, Guerrero e incluso el Estado de México, esto es tocando al Distrito Federal. Ni modo que pasen desapercibidos. ¿O acaso el ocultamiento es una de las estrategias de la actual administración para seguir manipulando al colectivo? Mucho temo que así sea por cuanto a la manera de ir enlazando las ejecuciones sumarias y la reincidencia mentirosa para disfrazarlas como parte de la persecución a los delincuentes.</p><p>En "Empeñados" -que ya comienza a circular-, cuento la verdad acerca de cómo los militares han protegido los sitios en donde las mafias operan y la manera cómo los enfrentamientos tienen mucho que ver con los botines millonarios que van dejando en cada "casa de seguridad" -cuando menos mucho más seguras que los penales de donde con enorme seguridad se fuga <strong>"El Chapo" Guzmán</strong> para iniciar una guerra de verdad y no de manitas sudadas como las del impresentable <strong>"Piojo" Herrera</strong> con algunos periodistas deportivos que no le cultivan-, como muestras del inmenso poder económico y armamentista que atesoran.</p><p>Pero no es todo. Los maestros, por ejemplo, son objeto de mil descalificaciones. Se concluye que, por miedo a ser evaluados y censados, mantienen una protesta que se va alargando sin considerar el hecho central: la demanda por mejores condiciones para poder desarrollar sus labores de enseñanza en escuelas que pasan por encima de los ductos de PEMEX o en aulas sin la menor higiene, en absoluta promiscuidad. De esta responsabilidad desdeñada por el execrable <strong>Emilio Chuayffet Chemor</strong>, la daga -para no incomodar a la Suprema Corte que prohibió el uso del término "puñal" en un país de falsa libertad de expresión-, nadie dice nada. Claro, no nos referimos, ni mucho menos, a ciertos líderes sindicales, como <strong>Rubén Núñez o Anastasio Velázquez Nolasco</strong> a quien se adjudica un salario trimestral de casi medio millón de pesos… aunque se alegue que es mayor a los ingresos de varios gobernadores de comprobadas fortunas por efecto de sus cargos y los negocios familiares a su sombra. La falacia cae por su propio peso.</p><p>No defendemos a los líderes sino a los agremiados, a cuantos han esperado diálogo a cambio de ofertas de migajas; a los verdaderos mentores que optaron por salir a la calle, no por flojos sino para enseñar a sus educandos que la lucha social es tan trascendente como las clases de historia o matemáticas. El futuro no se construye sólo en las aulas sino también en los escenarios políticos ahora atrofiados por un indiscriminado número de farsantes. A mí también me incomodan los plantones, me hacen perder tiempo. Sin embargo, ¿acaso no deseamos todos ganarlo con nuestras voces para modificar el estado de cosas, el establishment?</p><p>Por supuesto, el presidente <strong>peña nieto</strong> tiene también su discurso bajo la manga: alega que es "insuficiente" la política social de su régimen, entre ella la llamada "Cruzada por el hambre" que ha desembocado en la grotesca explicación de <strong>Rosario Robles Berlanga</strong>, secretaria de Desarrollo Social, sobre los escasos resultados del programa: "nacen más; por eso hay más pobres". Suenan trompetas y fanfarrias. La luz se hizo para la tránsfuga de San Antonio de las Alazanas -Coahuila-, cuya incompetencia salta a la vista por sus propias palabras. ¿Tienen perdón?</p><p>¿Y a quién hacemos responsable de los "nuevos" pobres, dos millones nada menos, que oficialmente se reconocen? ¿A los malos planes orientadores sobre educación sexual? No vaya a ser que, como se pretendió en el sureste bajo el mandato del execrable y extinto cacique <strong>víctor cervera</strong> en Yucatán, comiencen a esterilizar a los campesinos, jamás a los miembros de la nueva "casta divina" encabezada por <strong>emilio gamboa</strong>, su nene <strong>Pablito</strong> y sus socios <strong>Emilio</strong> y <strong>Omar Díaz Castellanos</strong> -hijos de conocido pederasta-, para frenar la expansión poblacional y detener así la tendencia hacia la hambruna.</p><p>O mejor: háganle como los <strong>Fox</strong>, ella y él naturalmente: reduzcan los índices de pobreza considerando que están sobre ellos quienes ganan más de un peso -ya no un dólar- al día, para cubrir sus necesidades básicas. De esta manera, las estadísticas cubrirán al engañoso gobierno peñista. Y todavía hay quienes se preguntan por qué los mexicanos están crispados.</p><p>DEBATE</p><p>Las pretensiones de cambio de los mexicanos se explican someramente por las reincidencias en los manoseos electorales, es decir los fraudes, que venimos arrastrando desde hace un siglo luego de la victoria del mártir <strong>Francisco Madero González</strong>. Sobre todo por la reiteración de las farsas… como en Chiapas en donde en un abrir y cerrar de ojos -igualito cómo construyó el enano de Uxmal su portentoso Castillo-, los "verdes" sucios se apoderaron de Chiapas… con el aval, el apoyo y la promoción de <strong>enrique peña nieto</strong> hacia su gran "debilidad".</p><p>Si <strong>velasco coello</strong>, en su desesperación por abrirse la senda hacia la Presidencia de la República, ha sido capaz de trucar las elecciones estatales hasta un punto jamás visto en aquella región, ¿cuánto podría esperarse de él si iniciara su andar hacia Los Pinos, protegido por su amigo del alma, <strong>enrique</strong>? La "cofradía" aplaude sin cesar porque, además, ya está integrado al grupo el poblano <strong>Rafael Moreno Valle</strong>, llamado en su entidad "el volador azul" -siempre anda en helicóptero mientras pinta de este color ciudades, villas y pueblos mágicos-, campeón de los puentes suntuarios y desdeñoso de las obras sociales básicas. Tal es el saldo.</p><p>Para que la democracia camine, debemos despertar todos.</p><p>LA ANECDOTA</p><p>Siempre he dicho que los cargos públicos son pasajeros; no así las vocaciones. En alguna ocasión, <strong>carlos salinas de gortari</strong> me envió a un sujeto, al parecer del Estado Mayor Presidencial, para darme un atento "recadito":</p><p>—Como presidente lo es de todos los mexicanos; pero después, de un ciudadano a otro, se verán las caras.</p><p>Le respondí al patibulario aquel:</p><p>—Sólo recuérdele al señor <strong>salinas</strong> que cuando él deje de ser presidente… yo seguiré siendo periodista.</p><p>Y aquí estoy, con raspones y heridas, pero sin claudicar y así procuraré seguir hasta que la suerte y el favor de mis lectores lo permita.</p><p>E-Mail: loretdemola.rafael@yahoo.com</p><p>Búsquenos en Facebook con VIDEOS y MENSAJES cada día.</p><p>LAS TENTACIONES SON TANTAS, MAS AHORA CUANDO EL NARCOTRAFICO ES EL PRINCIPAL FACTOR DE PODER, QUE LOS POLITICOS ALEGAN SUPUESTAMENTE A SU FAVOR LA IMPOSIBILIDAD DE NO HACERSE RICOS. VALIENTE DEFENSA LA SUYA ANTE UN CONGLOMERADO ULTRAJADO PERMANENTEMENTE. POR ELLO, INSISTIMOS: #cerocobardía Y PARO NACIONAL EL 14 DE OCTUBRE DE 2015.</p><p></p>

You may also read!

Llega Gerardo Montero a la Rectoría del IC

A partir de ayer, el Instituto Campechano cuenta con nuevo Rector: Gerardo Montero Pérez, rindió protesta de ley para

Read More...

Llegaríaen unidad Manuel Lazo a la dirigencia del PRI

Hoy vence el plazo a las 18:00 horas para el registro de solicitudes Hoy, en punto de las 18:00

Read More...

Juez Especializado atenderá caso de la Godoy: Herrera

Por tratarse de dos menores de edad, la Fiscalía General Especializada no tiene permitido dar más detalles del caso

Read More...

Leave a reply:

Your email address will not be published.

Mobile Sliding Menu