El espejo de la bruja

In Opinión

<p>No hemos hablado, de manera concisa y precisa, sobre los grandes lastres de los presidenciables que quedan: sólo siete de una amplísima lista inicial que colocaba al PAN con un mayor número de elementos listos a asegurar la continuidad… sin posicionamiento alguno, salvo excepciones, en el entorno nacional. Todavía hoy no son pocos quienes ignoran el nombre de <strong>Ernesto Cordero Arroyo </strong>cuya seguridad por alcanzar la candidatura panista a la Presidencia sólo puede ser explicable bajo el tenor del rampante autoritarismo presidencial con sesgos democráticos bastantes controvertidos.</p><p>Comencemos con el "puntero" de la justa cuya ventaja inicial ha ido decreciendo en forma acelerada sobre todo por el "fuego amigo", desde dentro del PRI, encendido por el senador <strong>Manlio Fabio Beltrones </strong>quien, tiempo atrás, parecía haber declinado de sus intenciones de competir con el mexiquense <strong>Enrique Peña Nieto</strong>, lanzado ya en forma hacia la cúspide de Los Pinos. <strong>Peña</strong>, desde luego arrastra tras de sí no sólo las reiteradas sospechas sobre la muerte de su primera esposa, <strong>Mónica Pretelini</strong>, más cuando confesó en <P+>"2012: La Sucesión" que sus infidelidades no sólo habían trastornado su matrimonio sino incluso el nacimiento de dos hijos, con sendas guapas mujeres, de los cuales uno murió de cáncer y el otro vive con su madre en los Estados Unidos. Además, su debilidad manifiesta ante los grandes "padrinos" del priísmo -los expresidentes de la República y también el tío muy incómodo, <strong>Arturo Montiel</strong>- socavan su discurso pretendidamente renovador para dar cauce a las viejas y conocidas mafias que nos condujeron, sin remedio, al abismo del priísmo hegemónico.</p><p>Pese a lo anterior, su carisma personal, su talento para aprovechar su cara de niño adelantado a través de los medios de comunicación masiva, y su capacidad para cumplir compromisos firmados con los votantes, le visualizan como un hombre confiable, más allá de las truculencias de su vida personal y de su vulnerabilidad ante los santones del pasado que ahora parece necesitar.</p><p>Exactamente lo contrario acontece con el senador Beltrones, viejo lobo de mar y acaso el conocedor más acucioso de los secretos del peculiar sistema político nuestro. Con ello confirmamos su amplia capacidad de maniobra aun cuando para ello disponga, como operadores, de algunos de los peores elementos del pasado priísta que sería deseable olvidar. Una tarde, <strong>Peña Nieto</strong>, visitando al expresidente <strong>Salinas</strong>, le reprochó que, en apariencia, se inclinara más por el senador; y el exmandatario que nos condujo al año de la barbarie le respondió sin dudarlo:</p><p>-Usted tiene mi apoyo. Soy amigo de <strong>Manlio</strong>, es cierto, pero socialmente es impresentable.</p><p>Esto es, no parecería razonable sacar de la chistera del mago a un hombre de larga carrera, aunque su habilidad le llevase a merecer el reconocimiento hasta de sus opositores por la labor desempeñada al frente de la Mesa Directiva del Senado -difícil de superar, por cierto-, ligada, sin remedio, a algunos personajes cuya sola mención eriza los cabellos; y más cuando algunos de esto están listos, al parecer, a volver a la palestra colgados del brazo del inteligente exgobernador de Sonora que carga con el estigma, desde 1994, de haber entrevistado en secreto a <strong>Mario Aburto</strong>, el asesino jamás confeso de <strong>Colosio</strong>, minutos después de la tragedia de Lomas Taurinas.</p><p>De allí que se desprenda, de manera natural, que es ahora cuando corre más riesgos <strong>Peña Nieto</strong>… hasta la definición del candidato priísta. No faltará el estratega -no sobra un solo hispano experto en <em>marketing</em>-, que alimente la idea de darle un traspiés al aventajado precandidato -incluso con reminiscencias de 1994-, y señalar a <strong>Beltrones </strong>como autor material como ocurrió con <strong>Manuel Camacho </strong>en el turbio escenario posterior al crimen contra <strong>Luis Donaldo</strong>. En cambio, después de febrero o antes, esto es cuando se asimile que nadie puede levantar más polvareda que quien vuela en alas de gaviota y Beltrones resuelva salirse del peligroso juego, las dudas recaerán, sin duda alguna, en quien cuenta con los grandes operadores de la Seguridad Pública a su servicio, el jefe del estado vigente. Y, a partir de este punto, el deterioro nos pondría en el filo de una intervención militar, añorada por no pocos generales influyentes.</p><p>DEBATE</p><p>De los diez panistas postulantes a la Primera Magistratura -aunque uno, <strong>Heriberto Félix Guerra</strong>, no fuera militante pese haber sido candidato de este partido al gobierno de Sinaloa en 2004-, no encontrábamos, al momento de afirmar sus deseos y aspiraciones, a un solo líder con mediano carisma. Ni siquiera <strong>Josefina Vázquez Mota</strong>, cuyo despegue más bien se debe a un ejercicio de eliminación y a la bien estudiada campaña, iniciada en Televisa específicamente para que nadie se confunda, sobre si los mexicanos estábamos o no preparados para que nos gobierne una dama.</p><p>Josefina es, de los precandidatos panistas, quien mayores simpatías cosecha. Este columnista confiesa que le gustaría encontrar su nombre en las boletas aun cuando no lo cruzara, sobre todo porque, sin duda, obligaría a sus contendientes, que ya esperan una reiterada campaña negra de mil formas tenebrosas, a adecentar el debate entre ellos y con ella para beneficio de una multitud silente deseosa de votar, aunque se perciba el miedo, pero sólo si de verdad se convence de las bondades de alguno o alguna de los candidatos.</p><p>Pese a ello, sobrellevamos una duda: ¿tendrá el carácter para enfrentarse a los tremendos desafíos, sobre todo los provenientes de los patibularios mafiosos, y más de los incrustados en la política que no desean ser descubiertos y son capaces de cualquier cosa para mantenerse así, y a la tremenda herencia de sangre que le llegará a las manos si se convierte en el factor predominante del continuismo de Estado? Francamente no lo creemos si nos atenemos a la evidente angustia que demostró en cada comparencia ante el Legislativo, en calidad de secretaria de Estado, cuando no podía reponerse de la agresividad de los voceros de la oposición ni sobrellevar el peso de las acusaciones que le alcanzaban sin remedio más allá de cualquier tiente de caballerosidad.</p><p>Por lo demás, <strong>Santiago Creel</strong>, va bajando en las intenciones de la militancia al ritomo que otrora imponía a sus cabalgaduras burlar a los toros durante su juventud como rejoneador. Le es difícil más convencer luego de buscar y recibir -¿a cuánto la foto?-, el "beso" del "diablo" de San Cristóbal. Y <strong>Ernesto Cordero</strong> se apega a su cercanía con el mandatario <strong>Calderón </strong>como su único as para superar las inercias de las encuestas y la evidente ventaja de <strong>Josefina Vázquez </strong>que, poco a poco, ganó el privilegio de ser considerada una opción en el partido con mayor tendencia a la misoginia y con acusados brotes de mezquindad, como ella misma me dijo.</p><p>La lógica elemental nos dice que <strong>Enrique Peña </strong>y <strong>Josefina Vázquez</strong>, si existe algún respeto hacia las bases de sendos partidos que representan, deberán ser quienes encabecen la inminente cruzada… cuyo desenlace difícilmente llegue a febrero de 2012.</p><p>LA ANECDOTA </p><p>Hace unos días viajé hacia Hermosillo, en donde se habla mucho de futuro porque sus pobladores no se rinden, bajo un calor de 44 grados centígrados. Además de disfrutar de una espléndida comida china, símbolo de la región, constaté el aislamiento en materia de comunicaciones aéreas desde que Mexicana dejó de volar para ser abaratada y así poder ser casi un obsequio… para la familia <strong>Zavala Gómez del Campo</strong>. La Presidencia pesa.</p><p>Y escuché decir a un buen amigo de esta columna, al abordar a las 0 horas con 50 minutos -dos de la mañana con cincuenta minutos de acuerdo al horario del centro-, una aeronave:</p><p>-Esta es lo hora de los tarugos. Como todos están soñolientos… ¡es más sencillo transportar drogas!</p><p>El caso es que hay sospechas para todo. Por algo algunos oficiales de Aeroméxico han sido descubiertos con cargamentos de cocaína en el aeropuerto de Madrid, para vergüenza de una aerolínea que sólo había dado motivos de orgullo.</p><p>E-Mail: <strong>rafloret@yahoo.com.mx</strong></p>

You may also read!

Determinante, nuevo liderazgo nacional: AMC

De frente a los desafíos y retos del país, los gobernantes deberán hacer de la gestión una de sus

Read More...

Deja el PRI Tito Castillo; sábado, Consejo Político

Será este sábado que priistas elijan a su nuevo dirigente estatal y secretario general mediante Consejo Político Estatal, que

Read More...

Por molestia de vecinos, cancelan proyecto de la 53

Tras la queja de vecinos y empresarios de la calle 53, la Secretaría de Desarrollo Urbano, Obras Públicas e

Read More...

Leave a reply:

Your email address will not be published.

Mobile Sliding Menu