Home Opinión Encuestas, elecciones y democracia
0

Encuestas, elecciones y democracia

0
0

<p>Hoy en México nadie pone en duda la importancia de las encuestas como un factor de primer orden en la medición de la opinión pública y, más particularmente, como indicador de las preferencias electorales.</p><p>Incluso, para mayor abundamiento sobre su relevancia, podemos decir sin exageración que las encuestas, particularmente en esta temporada previa a los comicios del 1 de julio, están ocupando el centro de la atención y la discusión política. Para abonar esta relevancia vino el propio Presidente de la República, Felipe Calderón, cuando hace poco, ante los consejeros de Banamex, echó mano de una de ellas (la de Mercaei) para sostener que la diferencia entre el primer lugar, o sea, Enrique Peña Nieto y quien ocupa el segundo lugar, o sea, Josefina Vázquez Mota, se había reducido a tan sólo cuatro puntos.</p><p>La reacción no se hizo esperar: desde diversas posiciones se mostró que "el laminazo" del jefe del Ejecutivo estaba fuera de rango; es decir, la mayoría de las empresas encuestadoras muestran una diferencia más amplia entre el candidato del PRI y la candidata del PAN: Mitofsky 16 puntos, Ipsos-Bimsa 12, Ulises Beltrán 18, Buendía y Laredo 14, Parametría 21. Incluso Gea-Isa señala 7 puntos de distancia. La única casa encuestadora que no pone a Josefina Vázquez Mota en segundo lugar, sino a Andrés Manuel López Obrador, es Covarrubias; pero también ubica a Peña Nieto en primer lugar con una ventaja de 10 puntos. (Tomé estos datos del portal ADN político).</p><p>En esta semana que está terminado escuché la entrevista en radio que Joaquín López Dóriga le hizo a Roy Campos sobre las preferencias ciudadanas. Después de señalar los registros de cada empresa reconocida en este campo, Roy, como conclusión, mostró la "encuesta de encuestas", es decir, el promedio que arroja la combinación de las diferentes mediciones descartando la más alta y la más baja. El resultado fue 47% para Peña Nieto, 31% para Vázquez Mota y 21% para López Obrador.</p><p>Nadie pone en tela de juicio, pues, afortunadamente, la relevancia de las encuestas como un indicador valioso para conocer cómo va la competencia electoral. Empero, lo que ya casi nadie recuerda es que no siempre fue así. Durante mucho tiempo, en México fue muy difícil la labor de demoscopia. Las encuestas tienen su historia. Recuerdo que a fines de los 80 y principios de los 90 al poder público le incomodaba que se dieran a conocer tendencias electorales. En el impulso a las mediciones de la opinión pública la labor de personas como Federico Reyes Heroles, Miguel Basáñez y Sergio Aguayo, fundadores de la revista Este País, fue muy importante para abrir brecha.</p><p>El proceso de cambio político en sentido democrático en México, así pues, debe contar entre sus benéficas innovaciones la apertura del mercado de las encuestas. Negarlo u olvidarlo sería una lamentable omisión.</p><p>La "democracia del número" es una condición sine qua non de las transiciones que dejan atrás a los regímenes autoritarios e impulsan el imperio de la ley, la división de poderes, el sistema plural y competitivo de partidos políticos, el respeto de los derechos civiles y políticos de los ciudadanos.</p><p>La democracia tiene una parte cuantitativa insustituible. Pero no nos vayamos al extremo opuesto de ritualizar los números y agotar en ellos la discusión pública. La democracia también tiene una parte cualitativa que es preciso nutrir con ideas, argumentos, propuestas y proyectos ideológicos de largo alcance.</p><p>La parte cuantitativa proporciona herramientas para diseñar estrategias de campaña y posicionamientos frente a los demás competidores; la cualitativa brinda identidad partidista, contenidos de acción y, a fin de cuentas, una línea programática de lo que será un gobierno y una actividad parlamentaria coherentes. Lo demás es caer en el puro pragmatismo. (<strong>El Universal</strong>).</p><p>@jfsantillan</p><p>* Profesor del Tecnológico de Monterrey-CCM.</p>

DEJA TU COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *