Enlazan sus vidas Renata Rosales y Humberto Richaud Apolinar

In Sociales

El día más esperado llegó para la joven pareja conformada por Renata Rosales Gálvez y Humberto Richaud Apolinar, en donde la sonrisa delataba la gran emoción y amor entre los dos, quienes después de un día sin mirarse, cruzaron nuevamente, en donde el amor emanaba frente al altar de la Iglesia de Nuestra Señora de la Purísima Concepción o S.I. de Catedral.

Renata lució espectacular con un vestido tipo Ball Gown también conocido como vestido de cuento de hadas en color perla con algunos detalles de encaje en el velo. Él con un traje de corte clásico muy moderno en color negro, luciendo pulcro y radiante para la llegada de la que sería su esposa.

Eran poco más de las 20: 00 horas cuando Humberto esperó paciente en el altar a su querida novia Renata, quien llegó acompañada del brazo de su padre, Gerardo Rosales García, quien orgulloso caminó hacia el altar para entregar uno de sus más grandes tesoros, su hija querida, mientras en el altar esperaba Humberto junto a su madre Yolanda del Pilar Apolinar Quijano y con la bendición de su papá desde el cielo el Sr. Orlando Richaud Pinto (+).

Durante su homilía el Pbro. Francisco Velázquez Trejo los unió ante Dios y les pidió que lleven su matrimonio por la vía del amor, la armonía y la felicidad y a sus padrinos; Sara Apolinar Quijano y Francisco Valle Hernández les pidió orar por el bienestar católico de los ahora esposos.

You may also read!

Sociedad demanda rendición de cuentas; la Secont, actúa

Hoy, la sociedad demanda rendición de cuentas y transparencia y eso es lo que venimos haciendo desde el primer

Read More...

La fortaleza de Campeche está en su juventud

“En los jóvenes está la fuerza y el carácter que necesitamos para construir un mejor Campeche”, aseguró el Gobernador

Read More...

Suspenden audiencia de homicidio de 2 mujeres

Después de sufrir dos crisis derivado de la supuesta epilepsia que padece y para garantizar el debido proceso respetando

Read More...

Mobile Sliding Menu