Equivocada percepción de que falló el mega drenaje

In Opinión

Román GONZÁLEZ GONZÁLEZ

La equivocada percepción de que el megadrenaje pluvial de Campeche falló ante el paso de la onda tropical “Franklin”, reside en los torrentes que se registraron en las principales avenidas y calles, y encharcamientos en colonias y fraccionamientos de la ciudad, consecuencia de las intensas precipitaciones que se dejaron sentir por horas. Nos llovió a cántaros, recibimos exceso de agua, pero el desagüe fue correcto. En cuestión de horas las zonas beneficiadas por esa obra, volvieron a la normalidad.

No podemos cerrar a los ojos a la realidad y negar que familias de varios fraccionamientos resintieron inundaciones y por ende pérdidas materiales, pero ahí, en estos lugares, aún se carece de un adecuado sistema de drenaje pluvial que evite esa situación. Se tiene que trabajar para evitar en lo futuro esos encharcamientos y se tiene que empezar por exigir a las constructoras, planifiquen adecuados y suficientes sistemas de desagües pluviales.

Aún más, las autoridades deben coordinarse para que a través de la Conagua se detecten los lugares absorbentes de agua pluvial y evitar autorizar la construcción de fraccionamientos que ocasionan dos problemas: las inminentes inundaciones y la eliminación de desagües naturales.

¿En realidad no cumplió con su objetivo el megadrenaje? ¿Es justificado el enojo de algunos campechanos por lo que se vivió tras el paso de “Franklin”?

La obra del megadrenaje pluvial de Campeche fue un compromiso del presidente Ernesto Peña Nieto, a quien se le planteó los problemas que enfrentaba nuestra ciudad, de manera continua, por las severas inundaciones y así lo recordamos quienes hemos vivido en esta ciudad desde nuestra infancia. Las imágenes despiertan en nuestra mente y recordamos el sufrimiento de las personas de antaño que padecían por semanas inundaciones severas por lluvias como las dejadas por “Franklin”; hoy, la historia es diferente.

El megadrenaje es una infraestructura indispensable, que busca atenuar los riesgos por inundaciones a través de la captación, conducción y desalojo de los escurrimientos hacia el mar, en una ciudad que por su ubicación geográfica recibe una precipitación anual promedio de más de mil 178 milímetros, 50 por ciento por arriba del promedio nacional que es de 780 milímetros.

Y como confirmó el director general de la Conagua, Roberto Ramírez de la Parra, Campeche ocupa el séptimo lugar a nivel nacional por el mayor número de precipitación, lo que sumado a las condiciones de su suelo plano, provocaba que el agua de las lluvias abunde entre 30 y 40 milímetros y permaneciera estancada de tres a cuatro días ocasionando afectaciones a las viviendas y graves problemas de salud y movilidad.

De ahí el compromiso del presidente Enrique Peña Nieto de construir el megadrenaje, sabía que era una obra necesaria para mejorar la calidad de vida de los campechanos y cumplió.

El megadrenaje tiene una longitud de 19.56 kilómetros y cuenta con 6 sistemas pluviales construidos a base de cajones rectangulares de 3 a 5 metros: Zona Centro, que recorre la Avenida Maestros Campechanos y Central; Patricio Trueba, que recorre la carretera Champotón-Mérida y la Avenida Luis Donaldo Colosio; Lázaro Cárdenas, recorre desde el antiguo camino a Chiná hasta la Avenida Luis Donaldo Colosio; Presidentes de México, que corre la antigua carretera Campeche-Mérida hasta la Avenida Copilco; el Colector Universidad, construido sobre la Avenida Agustín Melgar, y Avenida López Mateos, que va desde la calle Allende hasta la calle Montecristo.

Con una capacidad de 82 metros cúbicos por segundo, reduce el tiempo de desalojo del agua a tan solo unas horas. Los seis sistemas del megadrenaje benefician a más de 120 mil campechanos en 28 colonias estratégicas del centro y poniente de la capital.

Ahora bien, la lluvia a cántaros provocada por “Franklin”, generó fuertes torrentes, encharcamientos, fue una prueba para el megadrenaje y la superó con creces. Las aguas desaguaron rápidamente y tal vez pudo ser más ágil ese proceso, de no ser por la basura que disminuyó esa capacidad.

“En este tipo de obras es fundamental mantener limpias nuestras calles y avenidas, para su óptimo funcionamiento; a manera de ejemplo, quiero destacar que en los 19 kilómetros de megadrenaje, después de la primera lluvia se removieron 42 toneladas de basura. Con esta cantidad de desechos cualquier tipo de infraestructura hidráulica es incapaz de funcionar adecuadamente e incluso, dejar de operar”, destacó Ramírez de la Parra durante el evento de la entrega del megadrenaje.

You may also read!

Iniciará mañana Sedesyh la entrega de apoyos escolares

*Lanzan convocatoria de “Apoyo Económico a Madres Solteras para el Arranque Escolar” A partir de mañana iniciará con la

Read More...

Caminito de la escuela

Ayer durante el inicio del ciclo escolar 2017-2018, no se reportaron mayores incidencias en las escuelas de la capital

Read More...

Crearán clúster para el registro de la marca peninsular “Pulpo maya”

Luego de que asistieran a la sesión de trabajo del Comité de Seguimiento de la Denominación de Origen del

Read More...

Mobile Sliding Menu