La Otra Opinión

In Opinión

Francisco Javier VÁZQUEZ BURGOS

ABORTO, RELIGIÓN Y DERECHOS HUMANOS

El aborto es permitido en muchas partes del mundo, sobre todo en las naciones más avanzadas -que son las menos manipuladas por el fanatismo religioso-, bajo ciertas condiciones, tiempos  y circunstancias; las Naciones Unidas han llamado a todos los Estados del mundo  a derogar las sanciones que castigan a la mujer que opta por el aborto,  lo que obliga a las damas a recurrir al clandestinaje, colocando su vida en riesgo, lo que implica una doble violación, a su dignidad y  a sus derechos humanos, ya que por una parte no se le permite decidir sobre su cuerpo y, por otra, se le niega el acceso a los servicios médicos.

Al margen del fanatismo religioso, el Estado Mexicano debe atender ese llamado de las Naciones Unidas, y brindar protección a la mujer, es necesario que en nuestro país, que en todos los estados mexicanos, se levanten, se deroguen las medidas que sancionan a la mujer que aborta, y dar  cumplimiento cabal a las leyes que impulsara Juárez para separar los asuntos religiosos de las cuestiones de una Nación.

No pueden las leyes que norman el aborto estar supeditadas al fanatismo religioso que se opone a ello, ni pueden los derechos humanos de la mujer estar sujetos a ideas primitivas de curas que viven una doble moral, con imposiciones antinaturales, como tener pareja, lo que no pueden cumplir y los ha llevado a incurrir en violaciones de niños de manera constante y escandalosa;

No puede la libertad de la mujer verse limitada por dogmas que la discriminan y colocan su vida en riesgo al no permitírseles acceder a un aborto legal en condiciones óptimas que garanticen una atención médica adecuada, ni pueden ceder las leyes a ideas que obligan a las mujeres a aceptar que nazcan niños con malformaciones; no pueden las leyes permitir, por presión del catolicismo trasnochado, obligar a menores a parir en nombre de Dios, ni pueden permitir las normas del derecho que avance un embarazo que es producto de relaciones incestuosas o de violación, esto tiene que cambiar.

Es necesario que todos los estados de México, incluyendo Campeche, actualicen sus leyes sobre el tema y se coloquen a la altura de los tiempos modernos para garantizar que esa decisión, como un derecho humano, se convierta en un asunto que debe decidir la mujer, bajo ciertas reglas, condiciones y situaciones, y deje de ser esta discusión una decisión  que se tome en los altares y en la mente retorcida de sujetos que lucran con el fanatismo y la ignorancia de un pueblo, al que manipulan y enfrentan con las autoridades para obtener beneficios.

Los defensores de los derechos humanos de la mujer, plantean escenarios donde es  permitido  que  se pueda recurrir al aborto sin ser sancionada por ello, bajo ciertas condiciones, y mientras en México seguimos frenando la defensa  de los derechos humanos, seguimos arriesgando la vida de  las mujeres, seguimos obligando a que den a luz a niños con malformaciones, que terminen la gestación aunque hayan sido violadas, con todo el sufrimiento que eso implica,   y todo por las ideas anacrónicas de curitas que manipulados por el vaticano, regatean los derechos de la mujer, la menosprecian, mediante la presión política, lo que debería ameritar  la intervención de la Secretaría de Gobernación para sancionar al Estado del Vaticano que persiste en influir en la  vida de la nación.

Desde las Leyes de Reforma y desde un poco antes, el Estado mexicano separó las cuestiones religiosas del gobierno, sin embargo vemos que el intervencionismo continúa; el Estado del Vaticano tiene un gran peso político,  al grado que proclama sus ideas, sin importar que sus dogmas atentan en contra de los derechos humanos, y lo hacen con gran fuerza, al grado que  han sido capaces de  frenar la adecuación de las leyes que protegen a la mujer

Resulta increíble que naciones como Bolivia propongan leyes de avanzada en el tema del aborto, ahí se estipulan una serie de situaciones en las que se permite el aborto en cualquier etapa del embarazo, si éste fuera ocasionado por el incesto,  violación, ser menor de edad,  peligro de la vida de la madre e  inviabilidad del feto; y también se  propuso que la pobreza extrema, tener dos hijos o más, poder abortar, pero esto solamente  en las primeras ocho semanas.

Sin duda que en Campeche tendríamos que avanzar  hacia leyes de este tipo, aunque a los religiosos, que manipulados por su iglesia, busquen con sus protestas,  decidir en la vida de las mujeres y castigar a las que no se someten a las ideas de su fanatismo.

Campeche tendría que avanzar  en este tema de la despenalización del aborto,  hasta lograr leyes que respeten los derechos humanos de la mujer, que estén  a la altura  de las que proponen las Naciones Unidas en este tema, claro, y a la par fortalecerla educación sexual para prevenir los embarazos no deseados.

You may also read!

Garantizar la inclusión de todos, objetivo en “Todos por México”

Christian Castro Bello señaló que su compromiso es trabajar para todas las familias de los 11 municipios del Estado

Read More...

Para obras en Escárcega y Hopelchén, 300 mdp: Anguiano

El secretario de Planeación (Seplan), Ramón Arredondo Anguiano, informó que poco más de 300 millones de pesos se han

Read More...

A reforzar el desarrollo en comunidades rurales: CCG

En la recta final de las actividades de campaña, Claudio Cetina Gómez visitó las comunidades de Alfredo V. Bonfil

Read More...

Mobile Sliding Menu