La Otra Opinión

In Opinión

Francisco Javier VÁZQUEZ BURGOS

Alito contra la nomenklatura

El gobernador de Campeche, Alejandro Moreno, está a punto de iniciar una de las más difíciles empresas en su carrera política, enfrentar a la nomenklatura del PRI, a la cúpula; Alito, como le llaman en su tierra, no está disputando la dirigencia nacional del PRI con el Dr. José Narro, se está enfrentando al clan de los Salinas, a Manlio Fabio Beltrones, a Emilio Gamboa, a Aurelio Nuño, a Miguel Osorio, que desean imponer a José Narro como presidente, para que represente los intereses de grupo y no la voluntad del priismo.

En ese afán de la nomenklatura de imponer a Narro, torpedean el proceso de consulta a la base que decidió el Consejo Político del PRI y pugnan por una candidatura de unidad bajo la figura de Narro; es tan visible la maniobra tramposa, que hasta el mismo José Narro descalifica la capacidad del PRI para organizar el proceso electoral, insinúa con cinismo que pueden presentarse irregularidades en la elección; se victimiza, cuando quien maneja  el partido es una representante de la nomenklatura, Claudia Ruiz, sobrina de Carlos Salinas; coincidimos con Narro en que pueden  presentarse irregularidades en el proceso, pero a su favor.

Esta postura perdedora de Narro despierta suspicacias; pareciera que sus patrones mancharán el proceso y tratarán que se anule para seguir pugnando por un acuerdo que les permita colocarlo como el gerente del PRI y representante de los intereses económicos de la Nomenklatura –recordemos los  negocios que tienen los ex presidentes y camarillas- y también de intereses políticos, a veces hasta hacen política, sobre todo, para repartirse las posiciones plurinominales entre familiares y amigos, una costumbre que alejó a los votantes del PRI.

Narro habla también de la simulación; cómo puede hacerlo cuando él representa a ese grupo que encarna la simulación y la corrupción de este país, cómo puede hablar de simulación si él avaló con su silencio las deficiencias en salud y los malos manejos financieros para congraciarse con esa cúpula.

En cambio, Alito apoya la consulta a la base, y su discurso no le gusta a la nomenklatura, pues reconoce que la corrupción y la falta de resultados fueron, entre otras causas, lo que alejó a los votantes del PRI y eso, junto con ese ánimo que demuestra, unido a su propuesta de dejar en libertad a los legisladores del PRI para que voten de acuerdo al beneficio colectivo, al igual que con sus ideas, le ha permitido acomodarse en las bases del PRI; según encuestas, alcanza casi un 40 por ciento de las preferencias.

El PRI necesita gente joven, nuevas visiones que recojan el sentir de la militancia y de la sociedad, que representen las demandas sociales, y requiere dirigentes cercanos al pueblo, y Narro no llena ese perfil, su imagen cansada no vende, no conoce al partido, él es de oficina, nunca ha hecho campaña. Ese perfil se acomoda más para el campechano.

Si en el PRI se respeta la democracia, Alejandro Moreno será el próximo presidente de ese instituto político, pero no será fácil, porque la nomenklatura no va a soltar el poder sin antes pelear con todo y hasta el final para seguir regenteando al PRI, pero si no respetan la decisión de las bases, pronto los mexicanos serán testigos del entierro de un partido político que más allá de todo lo malo que hicieron sus presidentes, aportó a la transformación de este país, impulsó derechos y libertades.

 

You may also read!

Semáforos, de nuevo están en funcionamiento

Por instrucciones del gobernador Alejandro Moreno Cárdenas, el Gobierno del Estado gestionó ante la Comisión Federal de Electricidad, División

Read More...

EMPRESA COREANA INVERTIRÁ 200 MDP EN SIEMBRA DE SÁBILA

Con inversión de más de 200 millones de pesos, una empresa coreana inició el proceso de expansión a Campeche,

Read More...

Demandará M. Duarte a Bertha Pérez

Formal denuncia ante las instancias correspondientes, interpondrá Margarita Nelly Duarte Quijano en contra de su compañera de partido, Bertha

Read More...

Mobile Sliding Menu