La Otra Opinión

In Opinión

 

Francisco Javier VÁZQUEZ BURGOS

Narro, malas compañías

Si el ex secretario de Salud, José Narro -de tristes recuerdos para México-, aspira a la dirigencia nacional del PRI, debe elegir mejor a sus amigos; hasta hoy sólo se ha rodeado de personas de dudosa reputación, que en vez de sumar a su proyecto político, le restan y lo vinculan con la mafia del poder.

La última adquisición de Narro fue el ex candidato presidencial perdedor, Francisco Labastida, finísima persona; la prensa cita que por medio de una triangulación con Pemex y el Sindicato de Petroleros, obtuvo mil 300 millones de pesos para su campaña; fue acusado de peculado, pero no procedió por la impunidad.

Entre 1994 y 1995, los familiares de Labastida realizaron varios empréstitos, no los pagaban, los demandaban por juicios mercantiles, les embargaban las propiedades que dejaban en garantía; participaban en los remates y recuperaban los predios a precios por debajo del préstamo que recibieron y con esos mismos inmuebles solicitaban otro préstamo para sembrar, según dijo el ex contralor de Banrural, Jorge Navarrete, cita Proceso.

También se publicó que la familia Labastida adquirió un préstamo con Banrural por ocho millones de dólares para impulsar un proyecto de cultivo de callo de hacha, ostión de mangle y almeja Catarina, en el estero de Jito, en 398 hectáreas, en Navachiste, Sinaloa; se sospechaba que el recurso lo obtuvieron para empresas inoperantes, cita el prestigiado semanario. Se menciona que esa deuda paró en el Fobaproa.

Entre los pecados de Labastida está el haber traicionado al PRI en unas elecciones para gobernador; se dice que apoyó a Mario López Valdez, que se fue al PRD, a cambio de eso, los vástagos de Panchito fueron incluidos en el gobierno. No entendemos qué quiere del PRI Panchito, considerando que ya se había ido del partido que le dio a ganar tanto dinero; recordemos que su hijo fue el responsable de un gasoducto cuando Labastida presidía la Comisión de Energía del Senado, y también su hijo fue favorecido para impulsar un complejo industrial. Buen padre Panchito.

La nación necesita de políticos que se preocupen por el crecimiento y desarrollo del país, sin importar las visiones ideológicas, y eso no se encuentra entre la gente que rodea a Narro, pareciera que este grupo se aferra a las prácticas de corrupción del pasado que tantos beneficios les generaron.

México ya no quiere más Narros ni más Labastidas, esos políticos no tienen nada bueno para ofrecer; los amigos de Narro, los que lo impulsan, sin suerte debo decir, solo quieren mantener su status, tienen una visión anacrónica y contraria a los intereses de la colectividad, representan al PRI del pasado que hasta las bases priistas rechazan.

 

You may also read!

A sumar esfuerzos para impulsar la educación de jóvenes: CMAG

En jornada de transparencia presenta logros del Eje 3 “Aprovechamiento de la Riqueza” * Inaugura el Centro de Salud

Read More...

Para rehabilitar de espacios públicos, 16 mdp: Castro Bello

El secretario de Desarrollo Social y Humano (Sedesyh), Christian Castro Bello, informó que para potenciar la participación de la

Read More...

Niega rector de la Unacar, algún vínculo con la “Estafa Maestra”

Nosotros no firmamos ningún convenio ni desarrollamos trabajos para esas dependencias: José Ruz El rector de la Universidad Autónoma

Read More...

Mobile Sliding Menu