De mucho, un poco… / Diplomacia y política

In Opinión

HERNÁN ARANDA GONZÁLEZ

Diplomacia proviene del francés diplomatie, que se deriva del término greco latino diploma, compuesto a su vez por el prefijo diplo (doblado en dos), y el sufijo ma (objeto). Originalmente, especie de carta con la que una autoridad recomendaba u otorgaba un permiso o un privilegio para desempeñarse en una jurisdicción diferente a la suya.

La carta se entregaba doblada, firmada, sellada y lacrada para preservar la privacidad entre remitente y destinatario. En esencia, otorgaba ciertos poderes a funcionarios que se dirigían a otro país, provincia o imperio. El portador era por eso, un diplomático.

La diplomacia, al principio una actividad orientada a representar y velar por los intereses de un estado con relación a otro o algún organismo internacional, llegó a convertirse en especie de privilegio para el poseedor. La versatilidad de las funciones desempeñadas por los embajadores, incluía el apaciguamiento y la minimización de conflictos entre estados soberanos.

Nadie puede negar el uso de la diplomacia en conflictos bélicos de gran envergadura. La Primera Guerra Mundial terminó el once de noviembre de mi novecientos dieciocho por la vía diplomática, con la firma del célebre “Armisticio de Compiègne” entre los aliados reforzados por Estados Unidos y unos alemanes destrozados y desmoralizados. Así se puso fin a la más cruel y sangrienta conflagración que registra la historia.

Veintisiete años después, con Alemania de nuevo hecha pedazos y una Italia sin líder y sin rumbo, un Japón destrozado por la letal fuerza nuclear, aceptó su rendición y las condiciones impuestas por los aliados. El dos de septiembre de mil novecientos cuarenta y cinco, el emperador firmaba la rendición a bordo del buque estadounidense USS Missouri para “oficializar” el fin de la Segunda de las guerras totales.

La diplomacia ya no se limita a los asuntos internacionales y a las relaciones entre estados soberanos. Está presente en la vida diaria, en la administración del gobierno y en la relación entre estado y sociedad; entre estado y partidos políticos; y entre éstos y los ciudadanos.

El intelectual y muy respetado escritor francés del siglo diecinueve, André Maurois, afirma en sus obras que ser diplomático se entiende como un estilo de conducta, y que la diplomacia, “es el arte de exponer la hostilidad con cortesía, la indiferencia con interés y la amistad con prudencia”.

La relevante acción de la diplomacia está presente en la buena marcha de la acción de los gobiernos de cualquier nación o estado. Bien aplicada, sirve para evaluar y calcular riesgos y consecuencias antes de hablar, y más, de actuar. Usándola con prudencia y ecuanimidad, puede moderar, calmar, y hasta ayudar a construir relaciones “tejiendo fino” en el telar de la sociedad.

Estos son tiempos propicios para su ejercicio. La vuelta al carro completo y el presidencialismo casi sin contrapesos, plantea nuevos y serios retos frente a una administración que puede con “su” mayoría legislativa lo mismo fortalecer que cerrar el paso a los gobiernos estatales, por más que existan procedimientos para la asignación de los recursos.

A partir de ahora, la prensa, la televisión, la radio y los medios no convencionales, cada mañana tomarán el pulso a la economía a través de las declaraciones del nuevo presidente que deberá hacer uso constante y permanente de la diplomacia, sabedor de que una declaración inconveniente, un paso en falso, podría afectar los mercados, desplomar el peso y provocar una reacción en los ámbitos internacionales que ponga al país en un serio predicamento.

Esperemos que lo anterior nunca suceda. Que todas las expresiones políticas, independientemente de su ideología, entiendan que si bien el nuevo gobierno llegó al poder con la mitad de los sufragios emitidos, los votos de los demás partidos juntos, representan la otra mitad de los ciudadanos y por tanto, están obligados a actuar como oposición responsable, como contrapeso justo, y con la mayor lealtad a la nación y a sus principios.

Apoyar en lo que beneficie a la mayoría de los mexicanos, aportar sus ideas en la creación o modificación de leyes que sean de avanzada, y oponerse razonada, razonable y respetuosamente a todo aquello que vaya en su perjuicio. Con diplomacia, con prudencia, sin caprichos y con la mayor altitud de miras. México lo espera y lo merece.

UNA SUCESIÓN EN LA QUE HUBO DE TODO

No puede concentrarse en unas cuantas líneas, tampoco limitarse a una pequeña síntesis lo ocurrido el pasado sábado primero del último mes del año en la Capital del país con la toma de posesión del presidente número cincuenta y siete del México eterno, y el mayor desde principios del siglo anterior.

Con diferentes estilos y enfoques se dio cuenta de un acontecimiento original, y no era para menos: por primera vez en la historia arribaba al poder un presidente de izquierda, y por primera vez también, tras dos intentos fallidos.

Un discurso inicial en el que lo mismo desgranó elogios al saliente por su decisión de no interferir en la elección, que criticó acremente sus reformas.

En otra colaboración habremos de referirnos a cosas que se dieron, como el reconocimiento al priismo de otra época -a la que el nuevo presidente perteneció-, anterior a la llegada de los tecnócratas neoliberales que diseñaron un modelo económico al que el presidente no dudó en llamarle desastre y calamidad. Hay mucho que decir, y lo haremos.

… Y ALGO MÁS

Las gestiones del gobernador no cesan

Desde días antes del inicio de la nueva administración federal y como si nada hubiera cambiado, el gobernador Alejandro Moreno Cárdenas aceleró el paso y con el mismo ánimo continuó la búsqueda de más recursos para el desarrollo de Campeche.

El jefe del Ejecutivo local visitó a los diputados de su partido y de los demás partidos, sostuvo reuniones con los ahora secretarios de Hacienda y de Energía, y presentó proyectos de inversión en el sector energético, el turístico y el portuario.

Para nadie es ajena su capacidad de gestión, su tenacidad y su facilidad para hacer alianzas y establecer compromisos que se traduzcan en beneficios para el estado. De alguna manera ha recibido respuesta en el sentido de que el próximo presupuesto nos tiene reservadas cosas buenas.

En tanto el gobernador viaja a la Capital y a otras entidades, hace recorridos por el estado, la región y más allá, Campeche queda en buenas manos, las del responsable de la política interior. Con Carlos Miguel Aysa, el estado marcha bien y en paz.

TÍTULOS, SEÑALES, Y METERLA DOBLADA

Fue muy fugaz su actuación. Duró solamente un mes como secretario de Educación Pública. Su apellido Alzati se prestó para que el ingenio popular lo festinara y lo convirtiera en Falzati.

Se adjudicó el título de doctor sin contar con el documento que Harvard le expidió después, ya demasiado tarde. Antes, una defensa mal planteada le costó el cargo de Director General del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología.

Otro personaje muy conocido -Roque- se hizo famoso y se le reconoce por aquella desafortunada señal exhibida ante fotógrafos de prensa y camarógrafos de televisión el siete de marzo de mil novecientos noventa y cinco, conocida popularmente como la “Roqueseñal”.

La sugestiva pose lo mostraba con los puños cerrados, seguido de un movimiento rápido de los brazos hacia su cuerpo. La señal tal vez no hubiera tenido tanta connotación a no ser porque con ella celebraba el aumento del cincuenta por ciento al Impuesto al Valor Agregado.

Un nuevo caso, sin las implicaciones de los anteriores por la gran apertura que existe en la sociedad. El futuro director del Fondo de Cultura Económica, un conocido y reconocido intelectual, escritor y columnista, frente a la decisión de abatir las barreras que lo separan del cargo por no ser mexicano, afirmó campantemente que “la metió doblada”.

Tiempos modernos hacen suponer que de ninguna manera tendrá las repercusiones de los anteriores, principalmente la fálica acepción de la “Roqueseñal” y lo que en su momento representó para la economía de los mexicanos que no la vieron venir, aunque sí la sintieron llegar.

You may also read!

Trabajo coordinado para garantizar paz de los mexicanos

“Los gobernadores tenemos la firme convicción de coadyuvar y trabajar coordinadamente con los demás órdenes de gobierno, en el

Read More...

Preside AMC reunión de Conago con la Secretaría de Seguridad

*El Gobernador de Campeche hizo un amplio reconocimiento a las fuerzas armadas del país y planteó la necesidad de

Read More...

Presentan proyectos culturales ante la Cámara de Diputados

Busca Secult continuar con acciones y resultados en beneficio de los campechanos El éxito de las políticas culturales en

Read More...

Mobile Sliding Menu