Leer Noticia
  • "Si bien hemos cumplido, hemos dado cuenta de nuestras acciones, de lo realizado en este Segundo Año de Labores, nunca podremos afirmar que nuestro ...
Leer Noticia
  • El gobernador Fernando Ortega Bernés y la presidenta municipal, Ana Martha Escalante Castillo, dieron el banderazo de salida a la máquina ...
Leer Noticia
  • Con un monto de un millón 120 mil 700 pesos, la Secretaria de Desarrollo Social y Regional (SEDESORE), hizo entrega de computadoras y cheques a ...
Leer Noticia
  • CIUDAD DEL CARMEN; 19 de Septiembre.- La falta de atención de las autoridades de Comisión Federal de Electricidad (CFE) y de la Comuna llevó a los ...
Leer Noticia
  • CIUDAD DEL CARMEN; 19 de Septiembre.- Vecinos de la calle 5 de Mayo de la Colonia Manigua protestaron a las afueras de un taller mecánico al que ...
  • Lunes 04 de Junio de 2012, 02:58 am. Por: Adriana QUIJANO GARCIA
  • Más GrandeMás Pequeño

Obispo pide a feligreses abrir su corazón a Dios

Al celebrarse el Domingo de la Santísima Trinidad, la iglesia católica recordó uno de los pasajes importantes de la biblia, que en las palabras de Jesús, el Salvador, fueron "Id y haced discípulos de todos los pueblos, bautizándoles en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo". De esta manera dio inicio la celebración eucarística, en donde se pidió a los feligreses permitan que el misterio de la divinidad los envuelva.

Durante la homilía, el obispo de Campeche, Ramón Castro Castro, pidió a los asistentes permitan recordar que Dios no es una verdad de las que hacen pensar, sino de las que hacen vivir, pues Jesús ha revelado el misterio de la Santísima Trinidad no para que seamos más sabios, sino para que influya en nuestra vida cristiana. "Ser cristiano es creer en el Padre, en el Hijo y en el Espíritu Santo, como tres personas distintas y un solo Dios verdadero. En nombre de estas Tres Personas Divinas hemos sido bautizados y por ellas estamos salvados. Desde que fuimos bautizados vivimos dentro de este Misterio que muchos de nosotros no hemos develado aún; tal vez ni sospechamos su grandeza y nos privamos así de algo capaz de dar un vuelco a nuestra vida y hacerla más feliz".

-Hoy celebramos la fiesta de la Santísima Trinidad, misterio máximo de nuestra fe y clave de todos los demás, que están por él condicionados. Él es la máxima revelación que Dios ha hecho al hombre y el que distingue fundamentalmente a la fe cristiana de la fe mosaica, su punto de partida que culmina en la Persona de Jesucristo, Dios y Hombre verdadero. Hijo del eterno Padre forma con Él, en la unidad del Espíritu Santo, el único Dios verdadero, Uno en naturaleza y Trino en Personas.

Ahí, monseñor insistió en que la Santísima Trinidad es Dios en nosotros, Dios con nosotros y Dios por encima de nosotros, por lo que el misterio que penetra y envuelve nuestra vida y nuestra historia es el Espíritu Santo que es Dios en nosotros "De él viene la esperanza que peregrina hacia la plenitud de Cristo, l inspira a los profetas la palabra de Dios, l actúa en el corazón de los creyentes para aceptar la palabra de Dios, l reúne a los hijos de Dios en torno al Hijo, l anima la plegaria que dirigimos al Padre. Él ha sido derramado en nuestros corazones y es más íntimo a nosotros que nosotros mismos".

Exhortó a los fieles a abrir sus corazones al milagro de la Santa Trinidad y ante los ojos de Dios, pues además el hombre, que ha sido creado a imagen y semejanza de Dios, sólo puede realizarse en la convivencia y en el encuentro amoroso con sus semejantes.

-Que esta vida de comunión sea en esta solemnidad una invitación a vivir en esa armonía y en esa comunión para ser verdaderamente reflejo de Dios de Quien hemos sido hechos a imagen y semejanza. Dios no es una verdad de las que hacen pensar sino de las que hacen vivir.