Leer Noticia
  • Acompañado de la representante de la FAO en México, Nuria Urquia Fernández, el gobernador Fernando Ortega Bernés, hizo entrega de recursos de más ...
Leer Noticia
  • El gobernador Fernando Ortega Bernés, encabezó esta noche una reunión de prevención y seguridad ante el pronóstico de lluvias que se estima genere ...
Leer Noticia
  • De manera oficial, ayer fue reactivada la ruta del transporte público en el Circuito Baluartes, con modificaciones que permiten brindar el servicio ...
Leer Noticia
  • Ante los festejos del décimo quinto aniversario de la declaratoria de la Ciudad de San Francisco de Campeche como "Patrimonio Cultural de la ...
Leer Noticia
  • CIUDAD DEL CARMEN.- A consecuencia del evidente retraso que presenta la construcción del nuevo Puente de la Unidad debido a la irresponsabilidad por ...
  • Domingo 10 de Junio de 2012, 01:42 am. Por: Redacción de El Sur
  • Más GrandeMás Pequeño

Incendio consume fábrica de plástico en Ixtlahuaca

IXTLAHUACA, Estado de México; 9 de junio.- La madrugada del viernes, un incendio consumió una fábrica de plásticos ubicada en el kilómetro 31+500 de la carretera Toluca-Atlacomulco, en el municipio de Ixtlahuaca, donde alrededor de seis horas, bomberos de al menos cuatro municipios, se movilizaron para controlar el siniestro.

Tras las labores, Salvador Neme Sastré, titular de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) del estado de México, confirmó que el fuego se sofocó en su totalidad, y que se iniciaron las investigaciones para determinar si se trató de una conflagración provocada.

Pérdidas totales de alrededor de mil toneladas de material, así como dos personas lesionadas, dejó como saldo el siniestro, que de acuerdo a Protección Civil de Ixtlahuaca, inició alrededor de las 04:45 de la madrugada.

Por su parte, Javier Sebastián Pacheco, titular de Protección Civil municipal, indicó que hasta el momento se desconoce el origen de la conflagración, lo que se sabrá una vez que se concluyan los peritajes.

Los cuerpos de auxilio evacuaron a 450 trabajadores que laboraban el turno de la noche, en tanto que un volcano resultó intoxicado y un trabajador se incrustó un clavo en uno de sus pies.