Leer Noticia
  • Por incumplimiento de pago de diversos apoyos, denunciando la falta de subsidios, e incompetencia de las autoridades se inconforman ante la ...
Leer Noticia
  • Totalmente irrisorio que el actual consejero presidente del Instituto Electoral del Estado de Campeche (IEEC), Antonio Sabido Góngora, ...
Leer Noticia
  • Una vez más, Raúl Quej González denunció que el Instituto Estatal del Transporte (IET), en lugar de apoyar la ...
Leer Noticia
  • CARMEN, Camp.- Más de 30 embarcaciones, propiedad de la empresa hoy incautada Oceanografía por parte del Servicio de ...
Leer Noticia
  • CARMEN, Camp.- Las calles del municipio del Carmen son atendidas pese a que actualmente se desarrolla la fiesta de la Feria de Julio, el apoyo de ...
  • Sábado 17 de Agosto de 2013, 01:07 am. Por: Edgar ACAL
  • Más GrandeMás Pequeño
Muerte ácida

Joven veracruzana se envenena

Una jovencita veracruzana acabó con su existencia por causas desconocidas, al ingerir ácido muriático mientras se encontraba sola en su casa, momentos después llegó su madre quien sin saberlo la invitó a desayunar revelándose su suicida acción por lo que fue llevada a un nosocomio sin embargo, ya nada se podía hacer, la joven murió tras quince días de agonía, convirtiéndose en la víctima número 52 de suicidio de este 2013.

La más reciente suicida fue identificada con el nombre de Kenia Lizbeth Ruvalcaba Ceballos contaba al morir con 21 años de edad, soltera, originaria del Estado de Veracruz, es la más chica de tres hermanos y con domicilio en Nuevo Progreso, Carmen.

Según se supo, hace aproximadamente dos meses la hoy finada, en compañía de su familia, llegó a vivir a un predio situado sobre la carretera del Golfo, en el poblado de Nuevo Progreso, Carmen, donde su progenitora instaló un puesto de comida, en el que todos trabajaban.

Sin embargo, por cuestiones desconocidas, el jueves primero del mes y año en curso, Lizbeth Ruvalcaba no acudió al puesto, por lo que se quedó en casa, la cual aprovechó el momento para ingerir ácido muriático.

Posteriormente, María Ceballos Alarcón (mamá de la joven) acudió a su domicilio, observando que su hija estaba acostada, por lo que le indicó que la acompañara al puesto para que desayunara, pero como respuesta obtuvo que Kenia Lizbeth le manifestara que se sentía mal, pues había ingerido ácido muriático.

Ante tal situación, la familia y vecinos optaron por llevar a Kenia Ruvalcaba al Hospital General en Ciudad del Carmen, pero debido a su gravedad fue trasladada al Hospital General de Especialidades de esta localidad y pese al esfuerzo de los galenos por salvarle la vida, finalmente falleció ayer.