Pelota Caliente

In Afición

¿GANARAN ESTRENANDO MANAGER?

Si los Piratas ganan este martes por la noche cuando se estrene en el timón el boricua Lino Rivera, la directiva debería, entonces, pensar en estrenar manager todos los días de aquí al final de la campaña, que no falta mucho, para poder aspirar a salvar la campaña.

Lino Rivera finalmente podrá enfundarse el uniforme de nueva cuenta este martes después de haber sido despedido por los Vaqueros de Laguna hace poco más de 15 días.

El sábado los Piratas confirmaron que el puertorriqueño que condujo a los Leones de Yucatán al campeonato en el 2006 será quien concluya al frente del navío en lo que queda de la campaña. ¿Lino será la tabla de salvación de los alicaídos filibusteros?

¿Podrá revertir la mala temporada que ha tenido el cuerpo de lanzadores, particularmente la de los encargados de la parte final de los partidos? ¿Veremos una nueva cara de estos Piratas ejecutando el béisbol pequeño que ha caracterizado a Rivera Ortiz en sus equipos? ¿Podrán los jugadores o más bien, querrán hacerlo?

La presencia en la cueva pirata del experimentado manager puertorriqueño, que tiene palmarés ganador desde su llegada a nuestro país, debe ayudar a revertir los números negativos de Campeche, que desde la pausa del Juego de Estrellas celebrado en el Kukulcán-Alamo es totalmente adversa: 9 triunfos y 20 derrotas desde entonces.

Por si fuera poco los Piratas no saben ganar en casa pues sólo tres victorias han sacado en el Nelson desde aquella fecha y de sus últimos 20 juegos han perdido 15.

Estas interrogantes se comenzarán a despejar desde este martes en el primero de la serie ante los Guerreros de Oaxaca, equipo que viene al alza y ocupa la quinta posición. De hecho, el equipo bélico debe ser el objetivo de los Piratas en la serie que este martes inicia, pues de “barrerlos” les estarían dando alcance.

Si la campaña hubiese terminado el domingo, Oaxaca hubiera jugado el partido de “comodín” ayer lunes con los Pericos de Puebla. Y los Piratas estarían empacando sus maletas para irse de vacaciones, lo que sería un tremendo fracaso para la renovada dirigencia.

Sin embargo, a pesar de estar más cerca del infierno que de la gloria, la campaña aún la pueden salvar los filibusteros cuando resta cerca de un mes para que finalice el torneo.

Una buena racha los puede meter de nuevo a la pelea.

Bajo el mando de Lino Rivera es lo menos que se espera, una reacción de los jugadores y que se “enchufe” el bateo y el pitcheo resista.

Suerte a Lino Rivera y piratas que lo acompañarán en este trecho final.

Pase lo que pase, el boricua deberá estar desde el inicio del próximo spring training de marzo de 2016.

DE “MADRUGUETE EN MADRUGUETE”

A lo largo de la campaña han sido varios “madruguetes” que le han asestado al área de difusión del club Piratas de Campeche, que con base en esto podemos asegurar es la menos informada de la LMB, pues son los últimos en enterarse de los movimientos.

Pasó con Sappelt, con Jo Jo Reyes, con la firma de los nuevos “refuerzos”, con la partida de Gerónimo Gil y de Maxwell León, en fin.

Para acabarla de amolar, ahora también fueron “ventaneados” con la baja del dominicano Eliezer Mesa, quien pasó de noche con el club y sólo vino a devengar unos buenos dolarucos.

Mesa, según el portal de la liga, ya sido puesto en libertad por el club campechano, que hasta el momento de redactar la presente no se había tomado la molestia de informar. Total, si ya lo hicieron otros medios, para qué gastar tinta y papel.

En las próximas horas y máxime con la llegada de Rivera, seguramente se dará a conocer al extranjero que vendrá a ocupar la plaza de Mesa, que tendrá que llenar el perfil de un primer bate, algo así como lo era Dave Sappelt. Difícil, ¿no?

EL HILO SE ROMPE POR LO MAS DELGADO

A propósito del fracaso que hasta ahora han tenido las últimas contrataciones de los Piratas (llámese Eliezer Mesa, Yurendell de Caster, Ronny Paulino, Fernando Nieve, etc.), recogimos un escrito de José Manuel García en su columna Desde la Tribuna, que bien le puede quedar como anillo al dedo a ciertos directivos que presumen que pueden ser hasta gerentes de los mismísimos Yanquis de Nueva York.

Va el escrito.

Siempre en todos los deportes, cuando algo no anda bien en un equipo, al primero que corren es al mánager, al DT o entrenador. Muchas de las veces el cerebro no trabaja en el armado del equipo.

Le dicen: aquí están estos jugadores y queremos resultados.
No les importa si es buena la plantilla o no, les exigen resultados.

Ahhh, pero falla el equipo y luego luego le mochan la cabeza al que dirige.
En la LMB han rodado muchas cabezas, 11 y contando, algunas que no merecían, pero ya lo hicieron.

Pero es aquí donde entra la pregunta: ¿hasta dónde es responsable un gerente del accionar del equipo y cuándo merece que el guillotinado sea él?
Si le das a un mánager vacas gordas, no esperes que corran mucho, o si le das lanza chifladores, no esperes granadas.

La más fácil es correr al que dirige, aunque haya formado el gerente un equipo de amigos, de éste me cae bien, a aquél no lo traigo porque está viejo, porque me vio feo, me sacó la lengua, etc.
Yo creo que nunca han cesado a un gerente por una mala racha de su equipo.

Si alguien sabe, por favor escríbanme.

CAMPOS, A 7 DE 2 MIL PONCHES

Francisco Campos no las ha tenido todas consigo a últimas fechas. Los números no mienten, sólo 3 triunfos a cambio de ocho derrotas y un alto 5.89 (casi 6) de efectividad. Si bien al veterano no se le puede acusar de falto de entrega, coraje y amor a la camiseta, tal vez la hora del retiro esté cada vez más cerca de lo que el mismo Pancho Ponches desearía, pues ha expresado en numerosas ocasiones que se siente fuerte para seguir en la brega.

El hecho es que aún cuando no presuma récord positivo esta campaña, su longevidad como lanzador lo va acercando a varios récords que en lo personal quiere cumplir. Uno de ellos es el de 2 mil ponches, que está próximo a alcanzar.

Campos Machado, que deberá lanzar el tercero de la serie ante los Guerreros de Oaxaca, no pudo sumar un solo ponche en su última salida ante los Rieleros de Aguascalientes y sigue a 7 de lograr los dos millares de chocolates.

El guaymense avecindado en Campeche no ha podido sumar más de siete ponches en sus últimas 10 salidas, el máximo ha sido de seis ponches. Por lo que sólo con una actuación inspirada, como las muchas que le ha regalado a la afición campechana, podría lograr esta marca jugando en casa en su siguiente apertura.

Ojalá lo logre ante su afición. Suerte para Pancho Ponches. Y ¡al abordaje Piratas!

You may also read!

Determinante, nuevo liderazgo nacional: AMC

De frente a los desafíos y retos del país, los gobernantes deberán hacer de la gestión una de sus

Read More...

Deja el PRI Tito Castillo; sábado, Consejo Político

Será este sábado que priistas elijan a su nuevo dirigente estatal y secretario general mediante Consejo Político Estatal, que

Read More...

Por molestia de vecinos, cancelan proyecto de la 53

Tras la queja de vecinos y empresarios de la calle 53, la Secretaría de Desarrollo Urbano, Obras Públicas e

Read More...

Leave a reply:

Your email address will not be published.

Mobile Sliding Menu