Visión Política

In Opinión

Arturo RODRÍGUEZ HERNÁNDEZ

UN PUNTO DE VISTA POLÍTICO, MUY PARTICULAR

Es sin duda alguna, uno de los procesos electorales más expectante de la historia moderna de nuestro país, una verdadera polémica, una guerra sucia desatada en las redes sociales llena de difamaciones y mentiras, en la cual las descalificaciones están a la orden del día, y en las cuales las fracciones izquierdistas mantienen una actitud demasiado agresiva, rellana en el fanatismo, que sin lugar a dudas puede confundirse con enajenación mental, demostrando con toda claridad su ambición desmedida para alcanzar el poder público, para satisfacer ambiciones muy personales, entes enloquecidos que cuentan con las principales herramientas como el Facebook y el Twitter, para destilar veneno puro en contra de sus adversarios a través de troles y paginas manipuladas.

Hay que ser claros y neutrales, por lo que no se puede catalogar a una sola corriente de estar inmersos en esos juegos maquiavélicos, ya que en el actual ambiente político que los mexicanos, estamos viviendo, lo mismo aplica en la derecha, que en el centro y en la izquierda, y ni que decir de los ultras, lo que demuestra que por todos lados andan sueltas las riendas de la locura, el apasionamiento, la ambición tanto personal como de grupúsculos, pero sobre todo, la enajenación mental por parte de quienes brincan de partidos en partidos, como las ratas cuando el barco se está hundiendo, pero, todos ellos en conjunto, lo único que logran es que el pueblo, los votantes, abran los ojos y se percaten del verdadero trasfondo que existe detrás de los partidos políticos y sus abanderados, y la verdad es que nadie está limpio de pecados.

Todas las opiniones, reales y ficticias, vertidas en las redes sociales, solamente han servido para convertir el proceso electoral en un verdadero estercolero, se han gritado, publicado y atacado de forma vulgar y rastrera, ya no hay respeto entre ellos, menos para el pueblo mexicano, han convertido todo el panorama en una atentica trinchera de la guerra más sucia que se pueda imaginar, todos y cada uno de los candidatos utilizan la pobreza y la desigualdad como su principal arma para ganar adeptos, la gran diferencia es que solamente uno, en forma cautelosa y sencilla, viene proponiendo proyectos viables y factibles para dar soluciones inmediatas a esa grave problemática, que son las necesidades urgentes de la ciudadanía más desprotegidas.

Para otro, la grave problemática que agobia a millones de familias de todo el país, y que significa la gigantesca brecha de la desigualdad social, es su mejor herramienta populista que utiliza para denostar, atacar y caer en la falsa postura del salvador, el mesías, y quien a últimas fechas, dentro de sus payasadas, sus rastreros seguidores hasta le besan la mano; promete y asegura ser la “esperanza de México”, y quien desde cualquier punto de vista que tenga un mínimo razonamiento lógico, solo queda como un fantoche, un descerebrado, aunque le queda perfecto, como el embaucador, el merolico que a fuerza de prometer milagros, cree que ya convenció a los millones de seres humanos que existen en nuestra patria, y cuya gran mayoría sufre pobreza, enfermedades y hambre, pero que de ninguna manera aceptan tantas ofertas bondadosas que de antemano se saben que con ficticias e irrealizables por la falta de fundamentación factible.

Hay dos candidatos presidenciales que entre sus discursos, arengas, declaraciones y comentarios, de manera constante mencionan el tema de la corrupción, asegurando a gritos que esa plaga será erradicada de inmediato en cuanto ganen las elecciones y llegue a la silla presidencial, “compromiso” que solamente causa risas a carcajadas entre el pueblo mexicano, ya que se sabe a ciencia cierta que están escupiendo hacia arriba y no se percatan o simple y sencillamente disimulan a la hora en que el escupitajo le cae en plena cara, ya que, ante todos los trapos sucios que se sacan a relucir a diario, queda plenamente demostrado que nadie está limpio de culpas, por lo que tan malo es el pinto como el colorado.

Queda bien claro que las próximas elecciones del primero de Julio, sin duda alguna, son vitales para la vida cotidiana del país, y que dadas las condiciones en que se encuentra México en donde la desigualdad en una profunda brecha hasta hoy insuperable, cada día continúan lacerando a millones de familias, lo cierto es que la gente ya no soporta el sistema corrupto en donde los políticos solamente llegan a los cargos a enriquecerse, robando descaradamente y todo queda cubierto bajo el mando de la impunidad, por todos lados se habla de los latrocinios cometidos, de los brutales saqueos descarados, así como también de las faramallas que llevan a cabo las autoridades al manejar expedientes procesales, que nunca llegan a ningún lado, y los más grave, es que agarran y encarcelan a los funcionarios rateros y nunca devuelven ni un centavo. ¿En dónde se quedan tantos miles de millones de pesos?

Quienes manejan la cúpula del poder público en nuestro México, debieron percatarse que se iban a encontrar totalmente rebasados, ya que los mexicanos estaban despertando del letargo en que se mantuvieron por muchos años que se venía dando una evolución demasiado rápida entre la ciudadanía, que hoy en día quiérase o no, son jóvenes demasiados indómitos, con ideas frescas y una visión diferente de que lo quieren a futuro, son ellos quienes tratan de sacudirse de los viejos esquemas gubernamentales, pero también dejan muy en claro que no se dejan engañar por quienes ofrecen las Perlas de la Virgen, con falsas promesas y propuestas totalmente irrealizables, el pueblo de México está consciente de la grave problemática económica que afecta al mundo entero y que también afecta a todos los habitantes de la República Mexicana.

No se puede negar que efectivamente en muchos estados existe el rezago educativo, principalmente en gente adulta, personas cerradas que con facilidad se dejan envolver por la labia de los charlatanes, aquellos que con su actitud llena de soberbia se sienten el verdadero mesías, que mientras señalan, critican y acusan de corrupción a sus contrincantes de enfrente, quieren tapar el sol con un dedo, sin embargo, con el paso del tiempo y en medida que se acercan las elecciones, sale a relucir todo el estercolero que vienen arrastrando de toda su vida, dejando en claro que no son ningunas blancas palomas, que toda su actitud es de falsas posturas, gente rastrera y solapada que desesperadamente buscan el poder para satisfacer ambiciones personales, lo que les lleva a caer en constantes contradicciones y enredarse en sus palabras huecas de sus discursos virulentos.

Hoy, los mexicanos votantes, se encuentran en una verdadera encrucijada, pues tienen que escoger entre los tres candidatos, que buscan la silla presidencial, son aliancistas que van dando a conocer sus propuestas de gobierno, cuyas diferencias, tanto personales como académicas y de criterios, son completamente abismales, lo que sin lugar a dudas, va a hacer la diferencia entre los habitantes de la nación, sobre todo cuando, es la misma ciudadanía quien busca y exige un cambio real, busca aferradamente una salida hacia la superación económica, y para ello, pide a gritos, erradicar de una vez por todas con la brutal corrupción que existe en todo el sistema político gubernamental.

Los mexicanos quieren escuchar las propuestas reales y factibles, que den confianza sobre el futuro del país, pero sobre todo, que permitan una mayor igualdad entre los habitantes de todas las entidades federativas, un combate frontal a la pobreza y al desempleo, pero no con programas paternalistas ni de limosnas, que la riqueza que tiene México sirva para mejorar las condiciones de vida de millones de familias que se han quedado en el abandono, soportando carencias y necesidades cada vez más insoportables, se sabe a ciencia cierta que se cuenta con todo lo necesario para alcanzar mejores formas de vida, y para ello es necesario tomar decisiones drásticas en el modelo de gobernar, acabar con los exagerados salarios de los gobernantes y sus colaboradores, reducir el número de representantes en las Cámaras de Diputados y Senadores, erradicar la figura de plurinominales quienes definitivamente no benefician a los mexicanos, por el contrario, son una pesada carga presupuestal, ya que solamente buscan enriquecerse vendiéndose al mejor postor.

Sin duda alguna, la situación por la que atraviesan los mexicanos es desesperante por la afectación económica originada en los incrementos de los precios a los combustibles, lo que en reacción inmediata desata la escalada de costos en los productos de la canasta básica, y que aterrizan en un porcentaje demasiado alto de la población más desprotegida, en quienes menos tienen, de millones de familias que intentan sobrevivir con un miserable sueldo mínimo que no sirve para nada en lo absoluto, y que obliga a la gente a vivir en una jungla bañada de sangre al caer las garras de la delincuencia impulsados por el hambre y las enfermedades, o sea, unos a chingar y otros a no dejarse.

Aunque se diga que han logrado mantener el barco a flote, la situación es demasiado crítica para la gran mayoría de los mexicanos, por lo que con urgencia se requiere ofrecer soluciones realistas, el pueblo ansía salir del marasmo que los ahoga en las últimas décadas, lo que sin duda alguna se convierte en el meollo del asunto, pues hasta el momento los candidatos apenas semblantean sus propuestas, ni babosadas como esas de dar becas a los ninis, de quitar impuestos, de dar amnistía a los narcotraficantes, y muchas estupideces más. Eso es populismo ladino y solapado desde cualquier punto de vista que se tenga.

En su gran mayoría, los mexicanos quieren un gobierno federal que funcione para todo por igual, impulsado las actividades de desarrollo y crecimiento, que tome las medidas necesarias y pertinentes para erradicar ante todo la brutal corrupción que permea todas sus dependencias administrativas, aplicando la ley en toda su magnitud para castigar la cobranza de los diezmos, una práctica enquistada entre funcionarios y prestadores de servicios, cuyos resultados son nefastos para la sociedad mexicana, que además tiene que soportar un aparato burocrático en todos los niveles gubernamentales.

La mesa está puesta, ahora solamente hacen falta los comensales, y será el primero de julio próximo cuando se lleve a cabo la fiesta electoral, cuando los mexicanos en forma masiva, acudan a las urnas para decidir quién será el nuevo presidente de México, mientras tanto, solamente se estarán manejando especulaciones, encuestas inventadas en su mayoría para impulsar la imagen de tal o cual candidato, seguiremos viendo infinidad de troles y páginas ficticias encargados de distorsionar la realidad mediante informaciones descalificativas y vulgaridades como lo han venido haciendo los enloquecidos energúmenos, que como cobardes se esconden tras nombres falsos, así como aquellos que en forma desesperada tratan de hacer creer que realmente su mesías tiene el arrastre suficiente para ganar las elecciones, y quienes no se percatan que entre más vociferan su esperanza, menos credibilidad tienen.

CAMPECHE

También en nuestro estado se lleva a cabo el proceso electoral para escoger presidentes municipales, diputados locales, federales y senadores, y como las nuevas reglas del INE son demasiado claras, a fuerzas se tiene que dar el porcentaje que le corresponde a las mujeres y jóvenes, un panorama muy diferente a los comicios pasados, por lo que después de muchos ajustes internos, los partidos políticos sacan a relucir sus mejores fichas, quedando en claro que los de oposición de nuevo utilizan la vieja práctica del reciclado de los prófugos priistas, de gentuza que solamente busca seguir mamando de la ubre presupuestal.

La gran diferencia que existe entre los partidos, es que mientras uno desecha, los demás se alimentan de traidores y advenedizos, verdaderos cartuchos quemados que nada bueno ofrecen a sus nuevas familias, provocando una total desbandada entre sus afiliados que, sin duda alguna, se sienten desplazados, por lo tanto hoy en día se encuentran desintegrados y con el rechazo popular de los campechanos.

La alianza tricolor-verde y Panal ya pusieron sus cartas sobre la mesa, candidatos frescos, jóvenes que por su corta edad, especialmente mujeres, tienen una mentalidad diferente de gobernar, y por lo tanto, muy difíciles de manipular y hacerlas caer en el despeñadero de la corrupción, profesionistas en diferentes áreas como lo son Laura Luna García, Marina García Méndez, Maritza Díaz Domínguez y Sandy Areli Baas Cahuich, a quienes muchos pseudos machos han tiranizado, vilipendiado, y con señalamientos infundados, gentes enfermizas y ambiciones desmedidas que se disfrazan y escudan en supuestos amores por sus municipios, y que en realidad son alimañas rastreras que ya negociaron bajo la mesa regidurías y sueldos para sus familiares.

Afortunadamente esas cuatro mujeres candidatas saben conducirse con prudencia, educación y están dedicadas a dialogar con sus conciudadanos, aunque tampoco debemos ignorar a otros priistas que también llevan buen ritmo en sus inter campañas, como son Daniel Martín León Cruz, Ambrosio López Delgado, Zayde Badía Yabur Ceballos, Luis Felipe Mora Hernández, Rigoberto Figueroa Ortiz Roque Sánchez Golib, y desde luego, Claudio Gómez Cetina, así como Christian Castro Bello y Jorge Chanona Echeverría, más gente joven y con ideas modernas y revolucionarias. arturopumarodriguez@yahoo.es

 

You may also read!

Gestiona AMC recursos para infraestructura

CIUDAD DE MÉXICO-. El gobernador Alejandro Moreno Cárdenas, presidente de la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago), encabezó una reunión

Read More...

Congreso, a favor de fortalecer la seguridad de las viviendas

Aprueba dictámenes de Tablas de Zonificación Catastral y de Valores Unitarios de Suelo y Construcción de seis municipios para

Read More...

A salud, educación y seguridad, mayoría del presupuesto: AAP

El sector salud, educación y seguridad pública son tres de los rubros donde no hubo disminución de recursos, puntualizó

Read More...

Mobile Sliding Menu