Visión Política

In Opinión

Arturo RODRÍGUEZ HERNÁNDEZ

A DÓNDE VAMOS A PARAR

Es incongruente en lo que se dice, se hace y la triste realidad del pueblo que sufre los embates de una economía totalmente inestable, por lo que millones de familias tienen que luchar a brazo partido para medio alcanzar algo de dinero para una mediana alimentación; los asalariados o sub empleados, viven en un mar de dudas e incertidumbre, ya que poco a poco se va soltando la noticia que al final de su vida laboral, simple y sencillamente se van a encontrar con las manos vacías, porque el Instituto Mexicano del Seguro Social canceló en forma definitiva las pensiones o jubilaciones; de lo que ellos llaman el régimen 91 a la fecha, solo podrán gozar de las míseras cantidades que les quieran entregar las Afores.

El gobierno en general ensalza sus programas con bombo y platillo sobre la creación de productores creativos e inversionistas, todo más falso que una farándula de burlesque, ya que, mientras por un lado en sus peroratas manifiestan las bondades estatales y federales, la triste y cruda realidad es totalmente diferente, no hay ni la voluntad, ni la apertura y mucho menos la intención de apoyar a quienes cuentan con cierto capital de inversión, ya que quienes intentan fundar una micro o mediana empresa, desde el inicio de sus gestiones empiezan a dar vueltas y más vueltas, de oficinas en oficinas, un verdadero peregrinar, y lo peor de todo es que obligan al solicitante a pagar impuestos, sin siquiera tener una certeza real de la aprobación de su licencia de funcionamiento, una burda forma de explotación a quien decide independizarse.

Al final, el solicitante cae en la desesperación, frustración y en la amargura, cuando los funcionarios le salen con que su solicitud o proyecto no fue aprobado, con explicaciones insulsas para tratar de justificar la cerrazón existente, pues mientras a unos cuantos les niegan la oportunidad de crear alguno negocio que les permita llegar a la vejez con una manera digna de vivir, para el círculo de la familia en el poder no haya trabas ni negativas, al grado tal de administrar burdeles en zonas de población de alta densidad de familias, o la apertura de cantinas disfrazadas de “restaurantes”, rodeadas de unidades habitacionales, para ellos no se impone el pretexto de que la intención es reducir los índices de alcoholismo, contradictorio en todos los aspectos, pues al pequeño inversionista local le cierran todas las puertas, pero a las tiendas de cuatro letras repetidas, dueña de cierta empresa refresquera trasnacional, existen todas las facilidades para una brutal proliferación, en las cuales se expende de todo tipo de mercancías y licores y cervezas las 24 horas del día.

Siendo claros y realistas, esa cadena de establecimientos que se construyen a diestra y siniestra, incluso hasta a un lado de la Catedral de Campeche, no solamente rompen con la falsa postura de reducir el alcoholismo, sino que se han convertido en un brutal flagelo para los changarritos de las esquinas, que prácticamente han desaparecido por completo de los barrios y colonias, y aquella gente pobre que trataba de ganarse unos centavos con sus ventas entre vecinos, simple y sencillamente hoy en día se encuentran en la miseria, pues fueron presa fácil, tanto por la presencia de esos establecimientos de lujo, como por la tremenda voracidad del Ayuntamiento de Campeche, cuyos incrementos en los impuestos dejan muy en claro su ambición de enriquecimiento sin importar la afectación que le impone al pueblo.

Queda muy en claro que existe una brutal cerrazón para aquellas personas o familias con intenciones de crear o abrir un negocio pequeño para buscar la independencia económica, en ningún lado encuentran respaldo o facilidades para alcanzar los objetivos, solo se convierten en carne de cañón, pues durante año y medio o más entran en un callejón sin salida, un descarado peregrinar pagando injustamente impuestos sin razón alguna, ya que para hacer trámites es necesario cubrir los requisitos que impone el Ayuntamiento y, por ende, pagar impuestos comerciales, pero al final, a los dos años, los del estado salen con que no hay permisos, ni autorizaciones y mucho menos licencias de funcionamiento, porque hay que proteger a los jóvenes de ciertos vicios, pero, ¿Qué están haciendo para combatir el narcomenudeo, cuya presencia es notoria por toda la ciudad y sus alrededores? ¿A qué autoridad le competen esas acciones?

Nadie, absolutamente nadie ofrece repuestas claras, concretas, congruentes y creíbles, todo es a medias tintas, sobre todo a nivel federal, cuyas acciones no están muy claras que se digan, pues por un lado mencionan de manera insistente el combate a la corrupción, y aún cuando saben y conocen a los principales culpables, no hay la aplicación de la ley como corresponde, y para muestra un botón, el caso de los huachicoleros, nota diaria de todos los medios informativos, pero solo sucesos sangrientos, nada de detenciones de los altos jefes o de la brutal corrupción al interior de Pemex y de las ventas a los extranjeros de pozos petroleros y demás propiedades de esta paraestatal, puras cortinas de humo para ocultar la verdadera realidad.

Fue muy fácil anunciar el incremento salarial a finales del año pasado, el cual, hoy en día, volvió a quedar rebasado por los altos precios de los alimentos de la canasta básica, el país se encuentra totalmente copado con huelgas, plantones y bloqueos por parte de grupos de la CNTE, sindicalizados de las maquiladoras en el Norte de la República, y todo aquel que se le pegue la gana, ya que para la federación son gentes necesitadas, pobrecitos que merecen el indulto, sin importar el grave daño que están ocasionando, y ni qué decir de los brutales enfrentamientos sangrientos que dejan como resultado decenas de muertos por todos lados.

Nada ha cambiado en lo absoluto, los ricos cada vez más ricos, explotando a los de abajo, las cúpulas gubernamentales protegiendo intereses familiares, de compadres y socios, círculos muy cerrados que no permiten que nadie les haga la competencia, provocando una brutal cadena de desesperación en quienes tratan de invertir en algo, pero que se encuentran imposibilitados por las enormes trabas gubernamentales, impuestos por órdenes de muy arriba y por lo tanto, inquebrantables.

Queda muy en claro que la situación de millones de mexicanos en la misma condenatoria de muchos años, no hay nada nuevo benéfico bajos los rayos solares, solo restricciones y recortes presupuestales por todos lados bajo el pretexto de reducir la corrupción, mientras que el pueblo, incluidos los que les entregaron el poder, sufren las fatales consecuencias debido al desgarriate que se viene dando en las dependencias federales, cuya austeridad se puede comprobar en los vehículos lujosos y hasta blindados que utilizan ciertos personajes; en el estado de Campeche, señalados como vividores y corruptos, acusados en la actualidad de manipular los programas a su cargo para realizar negocios muy chuecos y particulares. La novedad es que ahora son nuevos funcionarios y un nuevo partido quienes llegan llenos de ambición y hambre de poder.

INVITACIÓN A AMLO

Desde que se dio a conocer la noticia sobre el reclamo del presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, al titular de la SCT, por todo el estado de Campeche surgen voces en todos los tonos para invitar al mandatario nacional a recorrer las carreteras troncales de la entidad, que viaje por los tramos desde los límites con Tabasco hasta Escárcega, de este municipio a los de Quintana Roo, o bien hacia Champotón y Campeche, sea por la mal llamada súper carretera de paga o por la vía libre, y ni qué decir de la capital campechana a Yucatán, en las cuales se va a encontrar todo tipo de porquerías, pues las obras realizadas no responden a las inversiones multimillonarias supuestamente aplicadas en esta red de carreteras federales.

El fraude y la corrupción quedan más que descarada en lo que corresponde al año 2018, las quejas fueron masivas en su momento, lo que obligó al delegado o director del centro SCT Campeche, a dar la cara alegando que esos tramos se habían concesionado a diversas empresas constructoras, las cuales sería obligadas a dar el mantenimiento y la conservación adecuada a los mimos, de lo contrario, sería demandadas judicialmente por el delito de fraude a los recursos federales, pero hasta el momento no sucede ni una ni otra cosa, mejor decidieron dar un cambio en la delegación, quitando a una rata que se llevó la maleta de dinero, y enviaron a otro funcionario, totalmente ajeno a los intereses de los campechanos, quien ahora, sin duda alguna, está en espera del presupuesto correspondiente al 2019, para realizar el mismo circo de corrupción en torno a las carreteras que atraviesan el estado de Campeche. Otra vez la misma rapiña. arturopumarodriguez@yahoo.es

 

You may also read!

Sólo con buenos gobiernos, tendremos un PRI exitoso: AMC

México nos necesita más unidos que nunca. “Vamos a saciar el hambre y sed de justicia de México. La lucha por

Read More...

Listo, primer Tomo del IV Informe de Gobierno: AA

La primera parte es la descriptiva, el tomo 2 corresponde al anexo estadístico: Arredondo Anguiano Listo el primer tomo

Read More...

Se fortalece la cultura en el Estado: DC

Se cuenta con 51 bibliotecas públicas que además de ser espacios de información, también se utilizan para actividades recreativas,

Read More...

Mobile Sliding Menu