Visión Política

In Opinión

Arturo RODRÍGUEZ HERNÁNDEZ

La triste realidad

Es inconcebible la actitud que se viene manifestando en los actos públicos y masivos del presidente de México Andrés Manuel López Obrador, una situación demasiado burda y que no disimula su orquestación, esos abucheos no tendrían nada de mal, si realmente fuera el pueblo quien las llevara a cabo, pero no, se trata de grupúsculos enviados por Morena, pues sus cabecillas están perfectamente identificados como gente virulenta y descerebrada, que con gritos intenta hacerse pasar por mayorías, cuando no pasan de ser unos cuantos escandalosos de una obra de teatro montada de manera burda, ya que los “protestantes” y no de religión alguna, cuentan con todas las facilidades para colocarse de manera estratégica y así poder vociferar sus consignas, y todo para que al final sea AMLO quien salga como el gran salvador, el intermediario para defender a los gobernadores agredidos, que por cierto todos son priistas.

El país se debate entre la duda y la incertidumbre en torno a los grandes problemas como son el crecimiento y desarrollo productivo y por ende económico, una situación que se agudiza ante un panorama muy complicado, ya que no es solamente Juan Pueblo quien espera el cumplimiento de las promesas de campaña, sino que en las cúpulas empresariales, los inversionistas también se mantienen a la expectativa, en espera de mejores condiciones en el panorama económico, complicándose más aún con la versión emitida por el gobierno federal, puntualizando sobre la salida de enormes capitales de dinero hacia el extranjero, que sin duda alguna pone en jaque a la economía nacional.

Todo parece indicar que los abucheos en contra de los gobernadores estatales del país, principal y únicamente de extracción priista, están orquestados por las cúpulas nacionales y locales de cada entidad, bien planeados para ejecutarse en un momento dado, ante la complacencia de AMLO, que los observa a distancia de manera sonriente y complacido, pero se tiene que  tomar en cuenta la sorpresa que causa, cuando la veintena de morenistas comienza a pegar de gritos; chairos escandalosos que solamente demuestran una irracional virulencia, la misma que han manifestado desde el pasado periodo de campaña, lo cual demuestran claramente que son grupúsculos bien orquestado por los dirigentes de Morena y que el mismo mandatario nacional tiene pleno conocimiento de ello.

Por lo que se tiene que dejar en claro, los manifestantes son gente de Morena, y que al menos en Campeche no son nada, ya que en ningún momento fueron secundados por el verdadero pueblo, no engañaron a nadie, al principio  fue la sorpresa, pero al identificar a los revoltosos, los asistentes al evento se apartaron dejándolos aislados, entendiendo con el discurso bien estudiado que se trataba de una farsa, una obra de teatro de muy mala calidad, una jugarreta más del mandatario nacional, que en lugar de  dedicar su tiempo y esfuerzo a analizar y buscar alternativas de solución a los graves problemas que perjudican al país y a los mexicanos más jodidos directamente, prefiere mantener sus infiernitos, para  mantener cortinas de humo, sobre la triste y peligrosa realidad en que se encuentra la nación.

Según las versiones de los eruditos en materia social, económica y política, el país se tambalea según sus percepción, ya que los analistas y críticos temen un resquebrajamiento social en un futuro cercano, tanto por la salida de los capitales “golondrinos” que ya superan en mucho los seis mil millones de pesos; también el gobierno federal tiene en sus narices, la semiparalización de los industriales, que ya manifestaron su decisión de no realizar inversiones, mientras no haya confianza plena en la Federación, que no ofrece garantías para proteger sus capitales financieros, por lo tanto, no hay desarrollo ni crecimiento y mucho menos la creación de empleos, y como siempre y en contra de los que AMLO prometió, es el pueblo más necesitado, los de abajo, las millones de familias que habitan en los cinturones de pobreza por todo el país, quien continúan resintiendo la chinga del desempleo.

Es el mismo presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, quien asegura que los tiempos de campaña ya pasaron, pues entonces que no se contradiga al mantener la virulencia orquestada por sus enloquecidos lidercillos que solo agrupan partes minúsculas de la sociedad, que se anulen y aniquilen a los troles y páginas falsas, que ordene una limpieza de las redes sociales y entonces conocerá el verdadero sentir de los mexicanos.

SEÑOR PRESIDENTE DE MÉXICO, USTED YA GANÓ LAS ELECCIONES, GRAN PARTE DEL PUEBLO CONFÍA EN USTED, ESPERA MUCHO, PERO DEBE CONOCER LA VERDAD SOBRE LA CANTIDAD DE DECEPCIONADOS QUE SE VAN ACUMULANDO; NO NECESITA PALEROS Y MUCHO MENOS DEFENSORES VIRULENTOS, QUE SOLAMENTE AGREDEN EN NFORMA VULGAR Y SOEZ A LA SOCIEDAD MEXICANA, SOLO CON QUE HAGA SU TRABAJO DE ESTADISTA ES SUFICIENTE PARA CONVENCER A LOS INCREDULOS.

Sin lugar a dudas, los mexicanos esperan mucho de la presente administración federal, conscientes de que nada es fácil y que efectivamente en unos cuantos meses, López Obrador no puede cambiar el panorama de la noche a la mañana, pues fueron muchos años de malos gobiernos, donde la corrupción se arraigó de manera descarada, por lo que el problema en todo el país es demasiado gigante, ante la desesperación de la gran mayoría de los habitantes de esta gran nación, que en forma convulsionada quiere sacudirse el lastre que tanto daño a causado, por lo que es urgente imponer lineamientos reales y efectivos, con la finalidad se sentar las bases sólidas para poder llevar a buen fin la tan cacareada cuarta transformación, por lo que es muy importante ponerse a trabajar como gobernante preocupado y responsable y dejar de andar por las ramas con actitudes paternalistas.

“Me canso ganso”, que sí el presidente de México quiere, puede lograr la limpieza de un sistema gubernamental totalmente corrupto, lacra que aún continúa causando estragos en el dinero del pueblo, hay muchas pruebas para meter a la cárcel a los ladrones, y sí realmente, quiere empezar ahí tiene el caso de la SCT-Campeche, o de la Sagarpa, cuyo subdelegado estatal, Miguel Ángel Reyes, es acusado de enriquecimiento ilícito, y quien en la actualidad ostenta el cargo de responsable de la SADER; estas acciones son las que provocan la decepción y coraje entre la ciudadanía, incluyendo hasta sus mismos seguidores, ya es hora de actuar, de aplicar la ley, acabar con los rodeos y actuar como un mandatario responsable y comprometido, de empezar la verdadera transformación, pero al parecer solamente se trata de un sueño guajiro, pan de lo mismo, nada más que disfrazado.

Durante 18 años o más, criticó al PRI por ser el partido en el poder, ahora AMLO tiene al suyo, Morena, solo que más virulento, intransigente y radical, pues por tener mayoría en el Congreso de la Unión, nadie puede contradecir, señalar y mucho menos acusar y mucho menos acusar al mandatario, aunque este la esté regando por completo ya que de inmediato se convierten en perros rabiosos para defenderlo, tanto en las cámaras, como con sus miles de troles y páginas falsas, con una agresividad totalmente vulgar y ofensivo, convirtiendo las redes sociales en un auténtica cloaca pestilente por su vocabulario ofensivo y sin educación, la muestra clara está en la venganza que ahora están tomando en contra de las calificadoras por decir la verdad que no les conviene que el pueblo de México conozca.

El pueblo de México necesita y requiere rumbo y certidumbre que le permita credibilidad y confianza en toda la estructura social, para que se pueda alcanzar el crecimiento económico y por ende la mejoría en el bienestar de los mexicanos, y para ello es necesario analizar a fondo la problemática del brutal desempleo que amenaza con seguir incrementándose por la falta de inversionistas del sector privado, situación que definitivamente no se puede solucionar con programas paternalistas, ni limosneros, los mexicanos requieren certidumbre laboral y con salarios bien remunerados y justos, de lo contrario, las condiciones de vida de millones de familias seguirán sometidas al estancamiento inhumano.

El paso del tiempo es inexorable, y sirve para, por un lado, demostrar que se camina por el sendero correcto, no de una transformación a fondo y totalitaria, sino cuando en un cambio real en el combate a ciertas lacras sociales incrustadas en el sistema político-gubernamental de México, y dentro de poco tiempo obtener la certidumbre y confianza de todos los mexicanos que en la actualidad se encuentran totalmente a la expectativa, ya que económicamente hablando, no se han cumplido las promesas de campaña en la referente a los precios de las gasolinas, gas y energía eléctrica, no hay nada, absolutamente nada de nada, solo muchas palabras mañaneras y pocos resultados; y por el otro lado, que la ciudadanía compruebe que, efectivamente no se equivocó en la decisión electoral tomada.

arturopumarodriguez@yahoo.es

 

You may also read!

En el Congreso no se “congelan” iniciativas

Todas son importantes y se van analizando y desahogando para no dejar ninguna herencia a la próxima legislatura el

Read More...

Presenta Álvar iniciativa a favor del medio ambiente

Al señalar que el cambio climático es un problema común de la humanidad, porque representa una amenaza con efectos

Read More...

Inauguran Campaña de Prótesis Maxilofacial

La directora general del Sistema Estatal para el Desarrollo Integral de la Familia (SEDIF), Silvia Elena Parrao Arceo, en

Read More...

Mobile Sliding Menu