Visión Política

In Opinión

Arturo RODRÍGUEZ HERNÁNDEZ

Inexplicable visita presidencial

Una verdadera ola de comentarios se viene levantando por todo el municipio de Champotón, y a medida de que se extiende la noticia sobre una supuesta visita del Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, a esta región, mucha gente se cuestiona sobre las causas y motivos de esa gira de trabajo en este municipio, al cual acaba de desproteger de manera directa al desaparecer la Zona Económica Especial, rompiendo de golpe con todas las posibilidades de crecimiento y desarrollo de Champotón y con mayor impacto al recién creado municipio de Seybaplaya, cuyos habitantes andan enchilados por los negativos resultados sobre sus deseos de municipalización.

Es la misma gente, entre los que se encuentran centenas de sus supuestos seguidores, quienes se cuestionan abiertamente sobre la extraña visita, considerada como una burla después de haber ordenado la desaparición de la ZEE; mucha gente ya patentiza su coraje y rebeldía en contra del mandatario que solamente solo ha demostrado que maneja los destinos de México a capricho, con discursos acaramelados como si todavía estuviera en campaña, pero no debe olvidar que la gente es pensante y que fue él mismo que le abrió los ojos a los mexicanos que, cansados del hartazgo gubernamental, lo escogieron para Presidente de la República, cometido que al parecer le viene quedando demasiado grande.

El pueblo requiere justicia seria y responsable, reclama con urgencia un reordenamiento claro, directo y realista, sin tantos recovecos en la ejecución de las acciones para tratar de erradicar la brutal corrupción que hasta la fecha se continúa aplicando en diversos niveles de gobierno, pero al parecer el “magnánimo” mandatario no quiere entender que ya nadie acepta más posturas “sacrosantas”, Juan Pueblo quiere ver realidades en cuestiones de aplicación de la justicia en contra de quienes tanto daño causaron a los de abajo, necesita con urgencia y verdadero soporte económico que venga a proteger un salario mínimo totalmente pulverizado por los altos costos de los combustibles, hoy convertidos en una pesada carga por el incumplimiento de los compromisos de campaña, de los que tanto se vanagloriaba.

En dónde quedaron las frases populistas de que “Vamos a acabar con la mafia del poder”, “Bajarán los precios de las gasolinas en los primeros días de lleguemos a la presidencia”, “Combatiremos la corrupción directamente para devolver al pueblo lo que le corresponde”, frases de merolicos que se quedaron en el más completo olvido, mercantilismo político puro, pero que sin duda alguna, sirvieron para dar atole con el dedo a los mexicanos, muchos de los cuales aún siguen idiotizados con los cantos de sirena, de los que habla la mitología griega, hoy, definitivamente todo es diferente, pero contrario a las necesidades y esperanzas de millones de familias jodidas que se debaten entre el hambre y la desesperación.

La situación del país, para la gente pensante, para quienes realmente observan el panorama de caprichos con que se maneja la Presidencia de la República, especialmente a los inversionistas que se retraen a la hora de arriesgar sus capitales económicos y quienes prefieren llevárselos al extranjero, provocando una total desconfianza e incertidumbre, cuyas brutales consecuencias las pagan, los que menos tienen, los de abajo, los jodidos y desesperados mexicanos, que con hambre y dolor ven transcurrir el tiempo de manera inexorable, esperando en vano los resultados de aquellos engolosinados compromisos que escucharon durante dieciocho años.

Muchos compromisos y muy pocos resultados, es más, se puede considerar nulos, ya que algunos se dan a medias, como los medicamentos del Seguro Social, en donde te quieren curar hasta un cáncer con un paracetamol simple, lo cual despeja sin duda alguna un panorama, nada, pero absolutamente nada positivo, en este tiempo que lleva al frente de la Presidencia de la República, a estas alturas del mandato de AMLO, se pueden comprobar los nefastos resultados de sus juegos caprichosos, sobre todo al ordenar recortes presupuestales de manera tiránica a los programas de asistencia social, a los cuales supuestamente se les han detectado acciones corruptas en sus aplicaciones, pero no se hace nada por castigar a los culpables, lo que sin duda alguna provoca un encabronamiento popular, pues la ciudadanía quiere y exige justicia real y expedita, no proteccionismo a los funcionarios delincuentes.

Las preguntas son, ¿a qué viene a Champotón?, ¿va a echar para atrás el revocamiento de la suspensión de la ZEE?, ¿va a anunciar una vez más la bajada de los precios de los combustibles?, ¿o simple y sencillamente viene a burlarse de los champotoneros y seybanos, anunciando remedios caseros para la terrible situación que están viviendo, muchos de los cuales confiaron ciegamente en las ponzoñosas reglas de la cuarta transformación, y quienes ahora caen en la depresión más espantosa provocada por la decepción que se acrecienta con el paso del

tiempo, aunque eso no quiere decir que no queden aún cierta cantidad de “inocentes” y embrutecidos chairos pejezombies, que son capaces hasta de insultar a sus propias progenitoras por defender a quien encabeza el gobierno chimoltrufio, pues hoy dice una cosa y mañana otra totalmente opuesta, según sea la iluminación que le llegue en sueños.

En fin, veremos qué de nuevo trae con esta gira presidencial y dejando en claro que todo lo anterior se trata de una opinión muy personal y con todo respeto que merece la investidura presidencial republicana.

PARA RIPLEY

Resulta que en el pasado trienio a cargo de Raúl Uribe Haydar, se construyó una palapa llamada de “Los 500 Años”, invirtiéndose unos cuantos milloncitos de pesos, anunciando que era propiedad del pueblo y para el servicio de las familias champotoneras, solo que al poco tiempo, una desgraciada racha de viento la echó por tierra, dejando al descubierto una descarada y brutal corrupción, pues los materiales aplicados en esa construcción no fueron los adecuados ni los suficientes como lo marcaba el expediente técnico, lo cierto es que de manera inexplicable, todo quedó en el total mutismo, nadie dijo nada y mucho menos se investigó a fondo la rapacería, que incluso fue comentada por el constructor al quedarse sin utilidades por su trabajo.

No se necesita ser erudito en materia económica para sacar conclusiones sobre las inversiones realizadas en esa “monumental” obra, la cual sin duda alguna fue pagada dos veces con dinero del erario del Ayuntamiento de Champotón, ¿cuántos millones se utilizaron? Es una incógnita, nadie sabe, nadie supo, como dijera “El longe moco”, lo cierto es que la volvieron a reconstruir sin dar explicación congruente alguna, ya que el invento que sacaron a relucir, fue pura jalada de pelos para los hampotoneros.

La palapa de “Los 500”, propiedad del “pueblo”, hoy en día está convertida en un auténtico negocio particular, ya que supuestamente fue arrendado a un taxista, por lo que en torno a esa transa, se rumora de manera insistente una jugada chueca cometida entre el particular y el ex director de Gobernación, para la nada despreciable suma de 200 mil pesos, por lo que hoy en día, el chafirete para poder recuperar su “inversión”, impone elevados precios a quienes llegan confiadamente al balneario, pensando que realmente es propiedad del pueblo.

Son muchos los comentarios que se vierten en torno a la palapa del balneario “Boca del Río”, pues realmente esquilman a las familias al cobrar 120 pesos por una mesa y cuatro sillas, adicional el costo de baños y vestidores, lo que sin duda alguna genera una ola de indignación por el abuso que ahí se viene cometiendo, por lo que es necesario y urgente que las autoridades correspondientes, tomen cartas en el asunto, antes de que estalle esa bomba de tiempo, sobre todo cuando las y los encargados de este “negocio” son empleados del Ayuntamiento y del DIF Municipal, lo cual sin duda alguna se presta para malas interpretaciones, pues descaradamente aseguran que la cobranza es a beneficio de la institución mencionada, una vil mentira, pues ya se conoce a ciencia cierta la realidad, pero que se puede esperar de gentes sin ningún tipo de educación, para atender a la ciudadanía.

arturopumarodriguez@yahoo.es

 

You may also read!

Estados no tienen recursos para pagar Guardia Nacional

Debido a los recortes presupuestales, ningún Estado del país cuenta con la capacidad económica para poder absorber el pago

Read More...

Retrasado el programa de Vivienda Social

Los recursos federales no han aterrizado, lo cual ha impedido iniciar las acciones para beneficiar a familias campechanas en

Read More...

Estabilidad económica y paz en el Estado

El presidente de la Junta de Gobierno y Administración del Congreso del Estado, también reconoció que la generación de

Read More...

Mobile Sliding Menu