Visión Política

In Opinión

Arturo RODRÍGUEZ HERNÁNDEZ

¿Quién dice la verdad?

Es un verdadero caos para el pueblo mexicano y una situación sumamente complicada, saber quién dice la verdad en materia económica por la que atraviesa el país, ya que mientras el presidente Andrés Manuel López Obrador, asegura que todo marcha bien, MUY BIEN, que son ataques de los fifís, de la prensa chayotera, y que no existe desconfianza entre los empresarios de la iniciativa privada y que la inversión extranjera continúa llegando a México con millones de dólares, por otro lado, expertos analistas nacionales de reconocida experiencia en esa materia y las calificadoras extranjeras, coinciden al manifestar sus puntos de vista, que no existe ningún tipo de viabilidad para la ejecución de los proyectos del gobierno federal, principalmente, por la total falta de confianza en la administración pública federal.

Es una auténtica guerra verbal lo que el pueblo de México viene escuchando en torno al importantísimo asunto de la economía nacional, los bueno es que cada quien puede sacar sus propias conclusiones, lo malo es que las grandes mayorías apenas si saben leer, lo cual significa que esa trama fue montada a propósito para seguir manteniendo cautiva a la ciudadanía que aún continúa manteniendo la esperanza del milagro, de un pueblo ansioso de mejores condiciones de vida, pero no alcanza a vislumbrar la verdadera magnitud de la grave problemática con respecto al estancamiento económico nacional.

No cabe ninguna duda que el pueblo mexicano se encuentra en medio de una situación única, y solo voltea para ambos lados en busca de una señal, hasta cierto punto milagrosa, que le permita tener un punto de apoyo para mostrar credibilidad en el gobierno federal, otros y por cierto, las grandes mayorías se encuentran cautivos en los programas clientelares que aplican en zonas marginadas pero no benefician a todos, solo a aquellos que son fáciles de manipular, y poniendo como ejemplo al estado de Campeche, las reglas de operación del programa Bienestar dejan en total indefensión y abandono a los habitantes de los municipios del Norte, Centro y Sur del estado, en materia de estancias infantiles, misma situación que se da en los demás programas sociales y de producción agropecuaria.

El presidente AMLO todas las mañanas sale con una nueva sorpresa en sus declaraciones, de tal forma que las reacciones surgen de inmediato, como en el caso del cacareado Tren Maya, anunciando que se tendría el apoyo de los chinos, pero resulta que el presidente Trump metió las manos y todo se vino abajo, y que los inversionistas orientales ya no participarán. Otro más complicado aún es que la construcción de la refinería en la zona pantanosa del estado de Tabasco, por ausencia de participantes en la convocatoria de licitación, se llevará a cabo por la misma empresa Pemex y la Secretaría de Energía, muestra clara de la desconfianza de los empresarios por la inviabilidad de este proyecto.

Son muchos los enfrentamientos verbales ocasionados por las ocurrencias presidenciales, quien prefiere mantener su perfil de bonachón y dicharachero para atender la grave situación económica del país que al parecer no quiere cambiar de actitud en su toma de decisiones, y mucho menos escuchar a los analistas expertos en materia de política económica, en tanto sus defensores de siempre manifiestan abiertamente que hay repunte laboral, que las inversiones llegan a México del extranjero, sobre una estabilidad social y económica creciente, pero, la triste realidad es que los mexicanos en general siguen sufriendo las brutales consecuencias por la escases de circulante, y la pesada carga provocada por los elevados precios de los combustibles.

Definitivamente, no se observa ningún crecimiento entre la población necesitada, la triste realidad es que cierta parte de los mexicanos está viviendo de dádivas, muy mínima por cierto, solamente se puede observar un panorama totalmente errático e incierto, ya que la verdad sobre los magnos proyectos del gobierno federal se van derrumbando por su propio peso, dejando al descubierto que millones de familias viven con una esperanza ficticia, y que la desconfianza permea las altas esferas cupulares de los inversionistas nacionales y extranjeros, que se mantienen en reserva en el manejo de sus capitales financieros, y mientras se esa situación continúe entre el gobierno federal y los empresarios, el país mantendrá su caída en picada libre.

También, queda claro que los programas dadivosos de asistencia social que mediocremente se vienen ejerciendo en ínfima parte de la población, seguramente se van a seguir aplicando mientras existan fondos en las reservas nacionales, pero desgraciadamente es dinero que sale, solo que no regresa a las arcas públicas, presupuestos tirados a la basura y a lo tonto. A VER HASTA CUÁNDO AGUANTA NUESTRO POBRE PAÍS DE TANTO DESPILFARRO.

Lo cierto es que los funcionarios del gobierno federal, principalmente el presidente López Obrador, afirman estar en el camino correcto, pero a estas alturas sus palabras no son convincentes, no tiene firmeza ni soporte en sus aseveraciones, más bien trata de mantener una confianza en sus discursos y repuestas, pero lo cierto es que cada vez le cuesta más trabajo hilar sus disertaciones, se oye titubeante, indeciso y carece del poder de convencimiento que a estas alturas es de vital importancia para cautivar a los mexicanos, quienes, por otro lado, escuchan y se mantienen atentos a todo lo que se publica en las redes sociales y en los medios electrónicos de comunicación, y tienen criterios totalmente diferentes que ponen en tela de dudas las versiones oficialistas.

Las preguntas son comunes y constantes, ¿Será cierto lo que dicen?, ¿Quién tiene la razón?, eso por parte de los más escépticos, también están los más centrados y bastante críticos, quienes después de varios epítetos con muchos insultos, reaccionan vociferando en diferentes tonos pero con el mismo contenido, “esto ya valió madre, nos engañó como viles pen…”, salen a lucir otros personajes que, muy quitados de la pena, manifiestan “se los dije, pero no me creyeron, ahí fueron de tontos a caer en el garlito”, con todo esto se comprueba la incertidumbre que, sin lugar a dudas, se generaliza por todo el ámbito nacional, ya que para echar más leña al fuego están los aferrados defensores de las mentiras y ocurrencias presidenciales, y aunque ya casi nadie los toma en cuenta, no por ello dejan de ser inmundos parásitos pagados exprofeso.

Queda claro que LOS MEXICANOS POCO A POCO VAN DESPERTANDO DEL LETARGO PROVOCADO POR EL DISCURSO POPULISTA QUE YA PASÓ DE ÉPOCA Y DE NIVEL, AHORA SE EXIGEN ACCIONES DIRECTAS Y CONCRETAS, CRITICANDO LAS OCURRENCIAS Y SUEÑOS GUAJIROS.

PALABRA EMPEÑADA, PALABRA CUMPLIDA

Es precisamente, a la mitad del sexenio de Alejandro Rafael Moreno Cárdenas, cuando queda demostrado el valor de la palabra empeñada, cuando en el periodo de campaña aseguraba que la transformación de Campeche había llegado, compromiso que reafirmó desde el primer día de su mandato. Hoy esa palabra empeñada queda cumplida en su primera etapa, son obras dignas de consideración por la vital importancia que significan, una verdadera transformación desde cualquier punto de vista, convirtiendo a la ciudad capital del estado, en un auténtico emporio turístico para propios y extraños, Campeche, hoy en día, deja de ser un sitio de paso para ser considerado como destino final, turísticamente hablando.

Las magnas obras anunciadas ya se encuentran funcionando para beneficio del pueblo campechano, no solamente son atractivos turísticos, sino que la modernidad de sus vialidades permite mayor seguridad y rapidez en la movilización vehicular, lo que, sin duda alguna, saca del estancamiento a una entidad que por muchos años fuera considerada como el patito feo de la Península de Yucatán y el Sureste mexicano, del atraso en que se mantuvo por diversos motivos, principalmente por ser relegado eterno del gobierno federal, y hoy, simple y sencillamente, solo los recuerdos quedan, la gran verdad es que ya cuenta con un nuevo rostro que ofrecer al mundo.

Pero, lo más importante y sin quitar merito alguno a las obras puestas en funcionamiento, ni las que se encuentran en proceso de ejecución, lo interesante y altamente positivo son los nuevos compromisos que el mandatario estatal viene anunciando, lo cual significa que Moreno Cárdenas, tiene una meta precisa y concreta en la transformación estatal de Campeche, en donde no encajan las trabas que pudieran significar tener un gobierno federal de partidos políticos diferentes, sabe dónde tocar puertas para conseguir los presupuestos, dejando muy en claro que no se arredra ante las pésimas condiciones económicas del país, mucho menos al cansancio del ajetreo diario, por el contrario, manifiesta abiertamente su fortaleza en el cumplimiento del deber, con su palabra empeñada, palabra cumplida. Enhorabuena por Campeche. arturopumarodriguez@yahoo.es

 

You may also read!

Transportistas exigen subsidio o incremento a las tarifas

Pararon más de 100 unidades y las estacionaron en los alrededores de la zona Ah Kim Pech; los choferes

Read More...

Evalúan acciones titulares de la Sedesyh y Codesvi

El secretario de Desarrollo Social y Humano, Christian Castro Bello, sostuvo una reunión de trabajo con el director de

Read More...

Certifica CELE dominio del español: Saravia L.

La rectora de la UAC afirma que se garantizan estándares de calidad y buenas prácticas, así como el uso

Read More...

Mobile Sliding Menu