XE XEK

In Opinión

Sara Estela TAMEZ DE LA CABADA

Ivone Ortega vs. Alito

Ivonne Ortega y Alito en campaña por la Presidencia del Partido Revolucionario Institucional; dos nombres, dos estilos diametralmente opuestos, dos carreras, dos objetivos.

Qué porqué digo dos objetivos es muy claro; mientras Alejandro Moreno recorre el país lleno de propuestas, unificando a los militantes; trayendo de vuelta a quienes se habían retirado y con una gran campaña de afiliación al PRI, Ivonne ha establecido como ejes de campaña atacar a “Alito” y pedir la expulsión de priistas, para ella “traidores”. En su campaña Ivonne no plantea propuestas, no afilia, no suma, solo habla: “que si ”Alito es amlito”, que si “Alito representa los intereses de Peña y de Salinas” (Cuando muchos sabemos que ella es una de las mejores amigas de estos personajes de la política).

Ivonne Ortega es originaria del municipio de Dzemul, Yucatán del que fue alcaldesa. Después consiguió ser diputada federal, senadora unos meses y gobernadora de Yucatán, con información proporcionada en 1917 por la Revista Sin Embargo, sabemos que lo logró con el respaldo abierto de Salinas de Gortari y de su amigo Enrique Peña Nieto, a quienes hoy “ensucia” diciendo que apoyan a Alejandro Moreno.

Es tal su enredo mental que se le olvida que ellos son priistas también y que fueron los que la apoyaron para tener todas las posiciones que tuvo. ¡La locura total de esta mujer!

Y de corrupción, mejor que ni hable, si con algo podemos asociar al gobierno de Ivonne es justamente con corrupción.

En 2012, el Diario de Yucatán dio a conocer en un reportaje titulado “El niño terrateniente” que el sobrino de la ex Gobernadora, Cornelio Aguilar, que entonces contaba con cinco años de edad, se convirtió en dueño de más de 156 hectáreas, a solo 3 centavos la hectárea; el Gran Museo del Mundo Maya, que debía costar 410 millones de pesos, inexplicablemente, terminó costando el doble de lo presupuestado. De acuerdo con un reportaje de Jenaro Villamil en el semanario Proceso, “la obra faraónica, al estilo de la espectacularidad de la política priista que clonó a Enrique Peña Nieto en el sureste, tiene poco o nada qué ver con los mayas vivientes.

Sus excesos contribuyeron a su impopularidad. Ortega Pacheco fue abucheada por decenas de yucatecos en la Plaza Grande. “Ivonne, no vuelvas nunca más”, se leía en un arreglo de juegos pirotécnicos. Decenas de mujeres portaron más de 40 cruces en recuerdo de cada una de las asesinadas durante su gobierno. Esas mujeres que no se dejaron engañar con la palabrería de Ortega, quien se dice feminista y en su gobierno solo hubieron 10 mujeres y a nivel dirección.

Hoy, estoy segura que sabe que nunca ganaría la elección del PRI; sin embargo, está haciendo de su verborrea un negocio para desacreditar al ex gobernador de Campeche, pagada seguramente por intereses oscuros, o esperando que alguien llegue con los millones que quiere (se habla de 100) para darse la vuelta y levantar la mano de Alejandro Moreno como el ganador.

 

You may also read!

Entrega Gobernador recursos por más de 3 mdp a Champotón

A estudiantes, emprendedores y comunidades de Champotón, sostiene que las obras deben responder a las necesidades de la gente,

Read More...

Estado mexicano, vejado y sometido en Culiacán

Tras señalar que el Estado mexicano fue vejado y sometido por el cártel de Sinaloa, y si no fue

Read More...

Mortalidad por cáncer, la más baja del país aquí

Tras señalar que Campeche tiene la tasa de mortandad más baja en todo el país por cáncer de mama, con

Read More...

Mobile Sliding Menu