Alejandro Kirk, pelotero de grandes dimensiones

In Afición

 Debutó en las Grandes Ligas con los Azulejos de Toronto, para ser el séptimo mexicano que se presenta en la actual campaña

Alejandro Kirk es un prospecto de grandes dimensiones. Más allá de su talla, 1.73 metros de estatura y 120 kilogramos de peso, el receptor tijuanense, de apenas 21 años, se abrió paso en el mejor béisbol del mundo gracias a sus cualidades: chocador de bola, velocidad y gran defensiva.

Kirk realizó su debut en la Gran Carpa con los Azulejos de Toronto y se convirtió en el primer pelotero mexicano formado en el sistema de desarrollo de Toros de Tijuana, equipo de la Liga Mexicana de Béisbol, que cumple el sueño de jugar en Grandes Ligas.

“Alejandro tiene como principal característica su capacidad ofensiva”, comentó Aarón Acosta, scout de Azulejos que firmó a Kirk procedente de Toros de Tijuana. “Tiene un talento natural para estar detrás de home, a la hora de llamar los juegos y para desenvolverse a la defensiva. Él es un muchacho muy tranquilo y enfocado en su trabajo, sabe escuchar los consejos de sus coaches”, añadió.

Kirk es apenas el tercer pelotero mexicano que debuta con Toronto, después de José Silva (1996) y Roberto Osuna (2015), y el primer jugador de posición nacido en México que juega con el equipo canadiense en los últimos 41 años.

La franquicia de Azulejos, que se incorporó a la Liga Americana en 1977 como equipo de expansión, ha tenido entre sus filas a un total a once mexicanos: Héctor Torres (1977), Luis Gómez (1978-1979), José Silva (1996), Esteban Loaiza (2000-2002), Juan Acevedo (2003), Édgar González (2013), Marco Estrada (2015-2018), Arnold León (2016), Jaime García (2018), Roberto Osuna (2015) y Alejandro Kirk (2020).

“Varias organizaciones han preguntado por Alejandro para incluirlo en un posible cambio”, aseguró Aarón Acosta, ex lanzador de la Liga Mexicana de Béisbol que en 20 temporadas, entre 1990 y 2009, consiguió 111 victorias.

Con el debut de Alejandro Kirk son ya siete los mexicanos que se han presentado este año en la Gran Carpa, segunda cifra más alta en toda la historia, sólo detrás de los nueve que debutaron en 1995 y empatado con los siete de 1991.

Kirk nació el 6 de noviembre de 1998 en Tijuana, Baja California. De niño era fanático de los Cardenales de San Luis y su ídolo era el dominicano Albert Pujols.

Proviene de una familia cien por ciento beisbolera. Su padre, Juan Manuel Kirk, es un ex pelotero amateur muy reconocido en Tijuana.

Alejandro es el segundo de tres hermanos. El mayor se llama Juan, tiene 24 años, debutó en la Liga Mexicana de Béisbol en 2017 con Toros de Tijuana y actualmente pertenece a Pericos de Puebla. Andrés, el menor de los hermanos, aún no decide si se dedicará al béisbol profesional.

Alejandro Kirk, jugando para el combinado Toros-Saraperos, ganó la Triple Corona de bateo en la Liga Clase AA 2016 en la Academia de la Liga Mexicana de ´Béisbol en El Carmen, Nuevo León, con un porcentaje de bateo de .415, con 10 y cuadrangulares y 55 carreras producidas.

También encabezó la Liga Clase AA 2016 en imparables (90), carreras anotadas (58), slugging (.673) y fue tercero en bases robadas (22).

Toros de Tijuana realizó un showcase en 2016 para que los scouts de Grandes Ligas observaran a sus jóvenes prospectos. Ahí fue cuando los Azulejos de Toronto, a través de Aarón Acosta, se decidieron a firmar al joven tijuanense. El contrato se cerró el 24 de septiembre de 2016 a cambio de 30 mil dólares.

“Siempre ha sido un prospecto muy interesante -comentó Aarón Acosta-. Yo lo conocí de 17 años, medía 1.73 metros de estatura y pesaba 120 kilos. Pese a ello, tenía una gran habilidad para robar bases. En ese año 2016 en la Academia de la LMB se robó 22 almohadillas, algo increíble tomando en cuenta sus medidas. A pesar de su tamaño, tiene mucha destreza”.

En 2017 jugó, junto a su hermano Juan Kirk, en la Liga Invernal Mexicana con los Toros-Bravos de Moroleón. En 13 juegos bateó para .326 con dos cuadrangulares y 10 carreras impulsadas.

Kirk jugó en el sistema de Ligas Menores de la novena canadiense entre 2017 y 2019, lapso en el que acumuló un porcentaje de bateo de .315, con 17 palos de vuelta entera y 101 carreras producidas en 151 juegos.

Finalizó la temporada de 2019 en Clase A avanzada, en donde tuvo números de .288, con cuatro cuadrangulares y 36 carreras remolcadas en 71 juegos, actuación que le valió para ser considerado el sexto mejor prospecto del equipo en todo su sistema de sucursales.

Fue invitado al Spring Training 2020 con el equipo grande, oportunidad que aprovechó para llamar la atención, incluida la del manager de Toronto, el puertorriqueño Charlie Montoyo.

El 1 de septiembre Kirk fue incluido en el taxi squad para acompañar al equipo y once días después debutó en Grandes Ligas. Fue como titular y alineó como octavo en el orden al bate en juego que los Azulejos jugaron como locales en Buffalo ante los Mets de Nueva York.

Se convirtió en el noveno receptor mexicano que llega a Grandes Ligas. El primero de ellos fue Francisco “Paquín” Estrada con los Mets de Nueva York en 1971.

Le siguieron Sergio “Kalimán” Robles (1972-1973, 1976), Alex Treviño (1978-1990), Noé Muñoz (1995), Gerónimo Gil (2001-2005, 2007), Humberto Cota (2001-2007), Miguel Ojeda (2003-2006), Román Alí Solís (2012, 2014) y ahora Alejandro Kirk (2020).

“Alejandro me recuerda mucho al Paquín Estrada -aseguró Aarón Acosta-. En su estilo de juego, aunque Paquín era menos corpulento, pero sí, Alejandro y el Paquín comparten ciertas características en cuanto a estatura y en cuestiones defensivas”, dijo.

Otros expertos en Estados Unidos lo comparan por su físico con el catcher venezolano Dioner Navarro, y por su estilo para recibir los lanzamientos, con una rodilla sobre el piso, con el dominicano Tony Peña.

Alejandro Kirk es el noveno tijuanense que debuta en Grandes Ligas, primero que lo consigue en los últimos doce años.

El primer oriundo de Tijuana en alcanzar la Gran Carpa fue Benjamín Gil (1993-2003), después le siguieron Andrés Berumen (1995-1996), Esteban Loaiza (1995-2008), José Silva (1996-2002), Rigoberto Beltrán (1997-2004), Jorge Campillo (2005-2009), Óscar Robles (2005-2007), Freddy Sandoval (2008-2009) y ahora Alejandro Kirk (2020).

En total, dieciséis bajacalifornianos han llegado al mejor béisbol del mundo. Los nueve de Tijuana, más seis de Mexicali (Jorge Rubio, Antonio Perezchica, Guillermo Velásquez, David Cortés, Francisco “Shito” Rodríguez y Román Alí Solís) y uno de Maneadero, en Ensenada (Daniel Garibay).

Alejandro Kirk es el primer mexicano formado en el sistema de desarrollo de Toros de Tijuana que llega a Grandes Ligas y segundo en total que logra la hazaña; el primero fue el cubano Randy Arozarena, quien también se formó en las sucursales de los astados.

Arozarena jugó en la Liga Mexicana de Béisbol con el equipo fronterizo en 2016 y debutó en la Gran Carpa el 14 de agosto de 2019 con los Cardenales de San Luis. El jardinero oriundo de La Habana, Cuba, tiene 25 años de edad y juega en la temporada 2020 con los Rays de Tampa Bay.

You may also read!

Morena y PT justifican la extinción de Fideicomisos, “eran elefantes blancos”, acusan

Diputados de Morena y el Partido del Trabajo (PT) rechazaron que la extinción de Fideicomisos, afecten al país, por

Read More...

Confirman 13 nuevos casos de Covid-19 en la Entidad, 174 esperan resultados

Fueron 13 los nuevos casos positivos que confirmó Manuel Julián Zaldívar Báez, Subdirector de Salud Pública, durante el informe

Read More...

Christian Castro Bello asegura progreso para Campeche

El titular de la Sedesyh asistió en representación del gobernador Carlos Miguel Aysa González al segundo informe de actividades

Read More...

Mobile Sliding Menu