De mucho, un poco

In Opinión

Hernán ARANDA GONZÁLEZ

El pleito no es entre mexicanos

Ni más movida, ni más fría, ni más cálida, si acaso unos cuantos grados por debajo de los años anteriores. De ese modo transcurrió la temporada decembrina, incluidas las fiestas dedicadas a la “Patrona de México”, las posadas y la Navidad. Con esta fecha y a la lectura de esta última publicación del año, finaliza el agonizante dos mil diecinueve.

Para quienes gustan de las efemérides, el período no concluye de manera tranquila. En lo nacional, fueron tantas nuevas que no cabrían en una sola colaboración, y tan serias como la catástrofe de Tlahuelilpan, Hidalgo, justo al amanecer del año. Su secuela, la sonada escasez de combustible que puso en jaque al nuevo gobierno.

En lo internacional, el vigente conflicto a partir del asilo al controvertido expresidente Evo Morales. Vaya berenjenal en el que nos metió el boliviano, desde el otorgamiento de la protección hasta su traslado a suelo mexicano en un avión oficial. Enseguida, su recepción como jefe de estado sin serlo, y el uso de nuestro territorio para desatar su activismo.

Y vaya que ha sido de pronóstico reservado, no obstante que el ex mandatario ya dejó suelo mexicano para radicarse en Argentina. A pesar de ello, los resultados han escalado a un conflicto entre dos países que si bien a la lejanía agregan poca actividad en lo turístico, económico y comercial, no dejan de ser naciones hermanas pertenecientes al mismo continente.

Las políticas públicas aplicadas al ámbito internacional a través de la Doctrina atribuida a Don Genaro Estrada, a decir de algunos, por cuestiones de ideología, fueron sacrificadas al entrometernos en la política interior de otra nación soberana. El otorgamiento de asilo a un grupo de ex colaboradores de Morales en la sede de la representación diplomática mexicana en el país andino, puso sobre el tapete un nuevo conflicto.

La embajada mexicana en La Paz se encuentra fuertemente custodiada por fuerzas policíacas y militares. A solicitud de la propia representación diplomática, alega el gobierno boliviano. Evidente acoso, aduce el nuestro, mientras se decide el destino de los asilados y su permanencia en territorio mexicano, ya sea físico o en el de su embajada que en derecho internacional se considera parte del propio suelo, con la inmunidad que ello representa.

El gobierno mexicano actuó legalmente al otorgar asilo en tiempo y forma, y en cualquier caso, no tenía por qué solicitar su anuencia al estado boliviano. Si bien es cierto que pesan órdenes de aprehensión en contra de algunos de los asilados, éstas en apariencia fueron dictadas en fecha posterior al otorgamiento del asilo.

Afortunadamente, hasta el momento y no obstante haber presentado México una denuncia ante la Corte Internacional de Justicia de La Haya, no ha habido ruptura de relaciones y en consecuencia, retiro del personal de la embajada, hecho que dejaría en muy mala situación a los asilados. Esta omisión augura -queremos creerlo- una próxima posible solución diplomática al diferendo.

Conociendo de la capacidad del Canciller Marcelo Ebrard y sus amplias aptitudes de negociador, nos atrevemos a pensar que no tarda en reunirse con su homóloga del país sudamericano. El encuentro se encaminaría a buscar los consensos necesarios para una salida digna al conflicto sin merma del prestigio de ninguna de las partes.

Si la reunión bilateral se da, la decisión tal vez no se incline a favor de algún país en particular, pero hará que cesen las hostilidades. Disminuirían también los comentarios de ida y vuelta que han alcanzado tal dimensión que hasta en lo doméstico están ocasionando problemas políticos que nos llevan a pensar que el pleito en todo caso debe ser entre países, no entre mexicanos.

Amor a Campeche o turismo electoral

De cara a la pasada Navidad y frente al Fin de Año, ha sido notorio el arribo a suelo campechano de políticos de ayer y de hoy que aspiran con toda el alma ver sus rostros fotografiados en las boletas electorales del cada vez más cercano dos mil veintiuno.

Unos que han estado aquí de manera permanente; otros que regresaron después de muchos años de ausencia y breves estancias en suelo campechano; algunos desavecindados por largos períodos que vinieron como lo han hecho cuando se aproxima la oportunidad de servir a Campeche, ahora en un cargo bien pagado y de elección popular.

En mayor o menor medida, los partidos han renovado sus dirigencias, están en vías de hacerlo, o se encuentran apuntalando a las que ya operan. En aquellos se está intensificando el trabajo de campo. En otros se están pegando abundantes patadas bajo la mesa para frenar los avances de algún político en particular. De cualquier modo, están inmersos en su tarea.

Alguien por ahí, con sus buenas relaciones sociales, se está apoderando de un grupo organizado con propósitos altruistas para decir “aquí estoy”, y hacer “caravanas con sombrero ajeno”. No importa si se trata de repartir despensas, medicamentos y hasta ropita de bebé. Todo esto, claro está, con cargo al trabajo y a la economía de los demás ¡No faltaba más!

… Y ALGO MÁS

Aysa tiene fe en el Presidente

A punto de concluir los festejos tradicionales del mes de diciembre, y pese a que la mayoría del personal estatal se encuentra de vacaciones, el gobernador Carlos Miguel Aysa González y sus principales colaboradores, entre los que destacan el Secretario General de Gobierno, Pedro Armentía López; el de Desarrollo Social y Humano, Christian Castro Bello; el de Salud, Rafael Rodríguez Cabrera; Jorge Argáez Uribe y Juan Manuel Herrera Campos de SSPYPC y Fiscalía, respectivamente, no han perdido el tiempo.

Todas estas semanas, la prensa diaria ha dado cuenta de las actividades del gobernador, lo mismo que de su esposa doña Victoria Damas de Aysa y sus colaboradores cercanos. Supervisan, entregan obras, reparten apoyos y presiden reuniones para garantizar la paz y la seguridad en estos días de movimiento humano y gran circulación de dinero en efectivo.

Mientras la mayoría de los ciudadanos descansan o se divierten, el gobernador y su equipo de trabajo no pierden el ritmo de su actividad en este que el mismo Aysa llamó “Año difícil”, y al parecer así podría ser parte del siguiente. De ahí su insistencia en las gestiones ante funcionarios federales y el propio presidente López Obrador.

“Vamos a tratar varios temas sobre el campo y ganadería de lo que habíamos solicitado y que hemos trabajado desde hace un mes, y hoy vamos a ver cómo hemos avanzado en ese rubro. Estamos trabajando sobre la cuenca lechera en los municipios de Carmen y Candelaria, de igual manera estamos viendo la posibilidad ya que han venido técnicos, lo han revisado y en apoyo de concurrencias hemos trabajado en eso y varias cosas con los ganaderos, sobre todo, agricultura”. El movimiento se demuestra andando y los resultados se obtienen trabajando.

Bienvenido el nuevo año

La celebración según historiadores especializados, surgió en Roma cuarenta y seis años antes del nacimiento de Cristo. Se honraba a Jano o Janus, dios pagano de las dos caras, de las puertas y del comienzo. Julio César decidió rendirle diez días de homenaje con abundantes comidas, medallas y ofrendas como ramas y dulces. De ahí tal vez el origen de la mexicana “rama”.

Tras innumerables cambios, los mexicanos celebran el último día del año casi con la misma intensidad y abundancia que la Noche Buena. Una gran cena en la que hay de todo según la economía de las familias y las distintas gastronomías regionales. Pavo relleno, lomo de cerdo, jamón claveteado, romeritos, tamales, pozole, garnachas, y el ponche de frutas con “piquete”.

Romería de familiares y amistades, música, baile, quema del muñeco que representa al año viejo, doce uvas al sonido de las doce campanadas, color de la ropa según los deseos y propósitos para el año que inicia, maletas en la puerta y caminata alrededor de la casa, son costumbres que no mueren y otra vez estarán presentes en todo el mundo, y también en Campeche ¡Feliz Año Nuevo para todos!

 

You may also read!

Avanzan gestiones para tarifas bajas de la CFE

Se reúnen Gobernador y director de Servicios Básicos de la CFE El gobernador Carlos Miguel Aysa González recibió en

Read More...

Gobernador y esposa ponen en servicio nuevo edificio del CIAM

El gobernador Carlos Miguel Aysa González y su esposa, Victoria Damas de Aysa, presidenta del Patronato del Sistema DIF

Read More...

Se ejercerán este año mil 300 mdp en obras

Tirzo García Sandoval, secretario de Planeación (Seplan), informó que junto con otras dependencias estatales se encuentran trabajando en el

Read More...

Mobile Sliding Menu