De mucho, un poco…

In Opinión

Hernán ARANDA GONZÁLEZ

Doctor Gatell, abróchese la bata

Difícil medir plazos cuando se está sometido a una rutina que hace parecer días y horas idénticos. Sin embargo, se puede calcular en semanas la noticia que sacudió a la aburrida audiencia y rompió el estado de cosas. Inconcebible que una estrella televisiva pusiera en entredicho los juicios y recomendaciones del entonces popular doctor Hugo López-Gatell.

De todos los rincones de las “benditas” redes sociales, e incluso desde algún medio serio, se le echaron de a montón al hombre-leyenda de la antigua televisión en defensa del galeno de moda. Desmedido e injusto el comentario contra el hombre-leyenda de la medicina. El presidente llamó al comentarista “su amigo”, y todo cesó.

Hoy día, transcurrido relativamente poco tiempo, un número creciente de nuevos expertos debidamente cultivados vía internet, le han mostrado las espaldas al internista, epidemiólogo y muchos títulos más. Don Hugo recibe golpes y descalificaciones y, otra vez, el presidente asume la defensa con un ocurrente “Hugo, amigo, el pueblo está contigo”.

Sin pretender el papel de defensor del galeno, asumiría que no tiene el poder de la adivinación, ni los elementos técnicos y científicos, ni los conocimientos suficientes acerca de un microorganismo que hasta la pasada navidad era un ente apenas conocido.

Le agregamos gente escéptica que se resiste a acatar las disposiciones oficiales alegando una gran cantidad de barbaridades. Sume a quienes cansados, abatidos y sin recursos, salen de casa a ganarse la vida, o bien, en su ignorancia, a retar al mal con la idea de que no se van a enfermar. Y si se enferman, queda el recurso de culpar al gobierno por la falta de atención.

Hay un sistema de salud desmantelado. No se niega ni se afirma, pero es el mismo en el que ha trabajado don Hugo por muchos años, y es presumible que tuviera un diagnóstico exacto de los culpables, de las fallas, y muchas ideas para corregirlas. No se entiende que rumbo al segundo año de la 4T, el sistema no ha mejorado, ni se han alzado castigos contra los responsables.

El subsecretario es un funcionario bien calificado. Sabe hacer lo indicado para enfrentar a la crisis sanitaria en  una batalla igual de  real que desigual, y a un enemigo tan letal como invisible y con un poder de inoculación que asombra. El alto funcionario está desempeñando bien el papel de científico, lo malo es cuando enseña otra faceta.

Si hay algo que reprocharle es su actitud desconcertante cuando entra al juego político. Cuando acepta decir lo que le indican aunque no sea lo indicado. Cuando obedece sin protestar órdenes contrarias a sus conocimientos y experiencia. Político y científico son cosas diferentes y el doctor debe tomarlo en cuenta y hacerlo valer con ética y dignidad.

“El pueblo” es por naturaleza imitador de gestos y actitudes de quienes considera ejemplos. En Oaxaca, el presidente afirmó que lleva el rostro descubierto por recomendaciones del secretario y el sub secretario de salud, y que no está demostrado científicamente que el cubre bocas ayude. Miles de mexicanos hacen lo mismo porque quieren creer esta versión.

Prevenir más que “ayudar” es la idea de este instrumento recomendado por la misma OMS. Si alguien tose o estornuda, expulsa moco y gotas de saliva a más de dos metros de distancia y con una velocidad de ciento sesenta kilómetros por hora. “Más allá de las pautas de distanciamiento social establecidas para enfrentar el coronavirus“.

La afirmación la hace National Geographic basada en fotografías de gran especialización que podrían convencer a los rebeldes. Sería bueno conocer la opinión del científico -no del político- López-Gatell, para saber si está de acuerdo, porque él mismo ha sido visto utilizándolo.

Por esta desafortunada imitación y la terca actitud de muchos mexicanos, existe un estado de cosas que se extiende interminable y a ratos parece salirse de control. No todo es culpa del galeno, pero hay presiones que pueden hacerlo renunciar como varios funcionarios acuciados por la dignidad.  Mejor se abroche la bata y ponga cada persona y cada cosa en su lugar.

 

La lógica de lo ilógico

No hay tema más actual que el del joven ex director de la paraestatal Petróleos Mexicanos. Se ha dicho de todo y así seguirá hasta que la cruda realidad muestre su feo rostro. Podría haber castigo a su mal comportamiento, como también perdón absoluto y vuelta a casa a una suave convalecencia de la repentina enfermedad que lo mantiene aislado.

El señor habla sin medida ni mesura. Dice nombres, reparte culpas y da detalles de la danza de millones. Confiado en que ese dinero no provino de recursos fiscales, piensa que los cargos no serán graves ni su castigo tan severo. Por esa circunstancia y por su condición de “colaborador”.

El testigo protegido, indiciado, o lo que sea, ha sido enfático en asegurar que los sobornos fueron una especie de “estímulos” para obtener el favor de los legisladores en la aprobación de la Reforma Energética. También, que ese dinero almacenado en una caja fuerte en billetes de alta denominación, fue producto de otro soborno.

Si nos atenemos al principio de derecho que señala que “la accesoria correrá la misma suerte que la principal”, se deduce que con el sobreseimiento del asunto Odebrecht, el delito de soborno a los legisladores formará parte del anecdotario político, porque los recursos salieron de esa fuente. Los sedientos de sangre tendrían que resignarse.

Lo que se presume es que, salvo que la Fiscalía General de la República tenga un as bajo la manga, que no se descarta por los antecedentes de hombre de leyes de su titular, por el desinterés procesal que llevó a la prescripción, los beneficiados no recibirán más castigo que el escarnio inducido. Real no, no creemos que haya uno solo que firmara de recibido.

Se aduce actitud negligente de la antigua PGR para llevar el caso al sobreseimiento. Pretexto de otros tiempos cuando las autoridades investigadoras no tenían la capacidad de resolver los frecuentes casos de enriquecimiento ilícito. Ricos y respetables aquí, pero si ponen un pie en Estados Unidos, seguro van a la cárcel.

En otro orden de ideas, hace apenas unos días, el presidente intervino personalmente para dirimir ciertas diferencias existentes entre dos dependencias importantes de su gobierno, y para acercar al licenciado Alejandro Gertz Manero de la FGR con Santiago Nieto Castillo, titular de la Unidad de Inteligencia Financiera.

Lo anterior proporciona una pista de lo que vendría si las cosas fallan por el lado de los sobornos. La UIF se colgaría la medallita al estilo del juicio de Al Capone, mediante una investigación profunda a los movimientos en cuentas bancarias de los sospechosos y sus cercanos. El fraude al fisco podría convertirse en la cuerda del verdugo.

… Y ALGO MÁS

El campechano, ejemplo como emprendedor

El gobierno de Carlos Miguel Aysa González no afloja el paso, diseña estrategias para atenuar la crisis sanitaria y sus consecuencias económicas. Crédito Contingente Covid-19, en unos cuantos días invirtió un millón trescientos mil pesos en cincuenta créditos para Campeche, Carmen, Candelaria, Champotón, Escárcega y Hopelchén. Acumula ya casi veinte millones de pesos y aproximadamente seiscientos microempresas en todo el estado.

Días atrás, en el espacio libre y respetuoso que brindan las redes sociales, comenté que en la difícil situación que plantea la emergencia sanitaria y la caída de la economía nacional por el histórico derrumbe del empleo, la gente está usando en gran medida los recursos a su alcance.

Visto en el ámbito local, los campechanos se han convertido en ejemplo nacional en lo que se refiere a la actitud personal y familiar de trabajar en lo que sea para sacar adelante a la familia. Lo dicen las plataformas digitales de mercadeo. Dulces, panes, antojitos, frutas de temporada, comidas, carnes, pescado, etc. Muebles nuevos y usados, y hasta el vehículo familiar.

Sin descuidar los apoyos que el gobierno de Carlos Miguel Aysa González está brindando a pequeños empresarios, agricultores, mieleros, pescadores y otros actores de la producción, el DIF estatal a cargo de doña Victoria pone el ejemplo que campechanos de buena fe están siguiendo sin afanes proselitistas. Si los hay, por lo menos tratan algunos de disimularlo.

Christian Castro Bello lo sintetizó de esta manera: “Nuestros empresarios campechanos nos necesitan, apoya la economía local consumiendo productos y servicios de las micro, pequeñas y medianas empresas de la ciudad”¡Por supuesto que sí!

You may also read!

Gobernador entrega V Informe al Congreso del Estado para su análisis

En cumplimiento a lo que dispone la Constitución Política del Estado, el Gobernador Carlos Miguel Aysa González entregó por

Read More...

Desde el rincón

J. Efrussi From Saint Francisco of Campeche city. Los del fondo evocaban la semana pasada los fiestones que eran

Read More...

Mobile Sliding Menu