De mucho, un poco… / El Tren Maya, realidad que puede volverse quimera 

In Opinión

HERNÁN ARANDA GONZÁLEZ

Lo hemos comentado, dentro de todos los males que un tirano puede representar para un país, éste o aquel, los beneficios que aporta no pueden ser mirados de lado. Es el caso de Cruz Porfirio Díaz Mori, el gran impulsor del servicio ferroviario. Un poco por visionario y otro porque era moda proveniente de Estados Unidos, pero la expansión de los trenes comprendió para México hasta veinte mil kilómetros de vías férreas durante la larga noche de la dictadura. 

Contrastante con los escasos kilómetros de la actualidad; nos hemos estancado, mientras la expansión en Estados Unidos y sobre todo en Europa y Asia ha sido espectacular. La evolución desde las viejas máquinas de vapor hasta los modernos trenes suspendidos en el aire es sorprendente. 

Actualmente lo nuestro se reduce al tren folklórico de tres vagones de la Ruta del Tequila en Jalisco que cubre setenta kilómetros (recuerda aquel Rápido del Sureste y el Autovía). El turístico que une Tijuana con Tecate, Baja California Norte, con cuarenta y tres kilómetros. La Ruta de Cortés que saldrá de la Ciudad de México y pasará por los Estados de México, Morelos, Puebla, Tlaxcala y terminará en Veracruz, abarcará cuatrocientos kilómetros. 

Una auténtica joya turística y de comunicación recorre seiscientos setenta y tres kilómetros, el bello y muy famoso “Chepe”, que cruza precipicios escarpados y profundas barrancas de la Sierra Madre Occidental, para comunicar la ciudad de Chihuahua con la de Los Mochis en Sinaloa. 

Se habla de una maniobra que produce carretadas de dinero a un grupo de políticos que sustituyeron los trenes con peligrosos tráilers que saturan las carreteras y ocasionan miles de accidentes. Asombra que, después de más de un siglo, en México apenas alcanzamos mil ciento ochenta y seis kilómetros de vías férreas. O sea, el seis por ciento de las rutas de hace más de un siglo. Lamentablemente, en plena era de los trenes de alta sofisticación que vuelan seguros a más de seiscientos kilómetros por hora. 

De ahí que, la construcción del transpeninsular Tren Maya que comunicaría sobre rieles los estados de Chiapas, Tabasco, Campeche, Yucatán y Quintana Roo, sea la más grande y relevante obra de comunicación en la historia de este y el anterior siglo, con mil quinientos kilómetros. Lo que supera en un veinte por ciento la obra ferroviaria funcionando o en proceso. 

La ambiciosa acción de ingeniería de comunicación, bien llamada Tren Maya, en su trazo tocaría las ciudades prehispánicas de Palenque, El Tigre, Chichén Itzá y Calakmul. Ya ha sido dicho, escrito y repetido, haría parte del recorrido actual de un tren de carga y antes el realizado por los Ferrocarriles del Sureste y hasta los Nacionales de México. 

En una muy amplia parte de su ruta, está libre de fauna, vegetación y vestigios arqueológicos que se preservaron previamente. Ya se ha dicho también y ratificado, que en los tramos en los que el derecho de vía está en proceso de marcarse, se tendría cuidado en incorporar a los propietarios de los terrenos, garantizarles precios justos por sus tierras, y también, posibilitarles ingresos. 

A los asentados en el derecho de vía, se les ofrecerían acuerdos para reubicarlos o compensarles por el cambio. Sumen a lo anterior, mano de obra bien pagada, adquisición de insumos necesarios, materiales, alojamientos, alimentación, y una enorme derrama económica tal vez todo el tiempo que dure el actual sexenio y más allá de él. 

Ya todo planeado, dispuesto y listo casi para el arranque, y de eso Campeche es pionero y ha dado muestra de organización, resulta extraño que ahora surjan voces que se oponen a la realización del proyecto. Con argumentos o sin ellos, apuntan a lo mismo. 

Líderes, ecologistas, con sustento o sin él y en algunos casos sin otro interés que el personal, alegan cosas catastrofistas y piden la suspensión. Mientras eso sucede, el gobierno del presidente López Obrador, en un pretendido afán democrático, ha decidido escuchar las voces disidentes y acaso interesadas, y como si no se hubieran realizado antes estudios de factibilidad y pensado en la ruta técnica, están planeando una “consulta” a los grupos campesinos originarios. 

Mucho cuidado con lo anterior, porque sin una metodología y un control exacto, consciente y altamente técnico de la pretendida consulta y sus resultados, podría darse al traste con la obra y en consecuencia, volver a sumir en el atraso y el olvido a quienes de verdad merecen y tienen derecho al progreso. Sería lamentable, muy lamentable. 

LA RENOVACIÓN DEL CDE DEL PRI 

De la Sexta Sesión Extraordinaria del Consejo Político Estatal priista a la fecha, sólo han mediado unos cuantos días, poco más de una semana. Mientras se terminaba con la instalación de los Comités Municipales, empezaron a darse los primeros movimientos en la búsqueda de la dirigencia estatal. 

El primero en manifestar su interés fue Ricardo Medina Farfán, quien antes de que apareciera la convocatoria, renunció como Secretario de Educación, y anunció que pretende contender por el cargo de presidente del Comité Directivo Estatal del Partido Revolucionario Institucional. 

En su activismo, se reunió con los sectores Agrario, Obrero y Popular, con las mujeres, con los jóvenes, con el Movimiento Territorial y con otras organizaciones, para externarles su interés por presidir el partido del que ha formado parte por más de veinte años. A su militancia se suma una amplia experiencia de gobierno y el antecedente de ser hijo del ex alcalde don José Medina Maldonado, de grata memoria. 

“Creo que al final podemos sumar y aportar mucho a este instituto y por eso estaremos cumpliendo los términos de la convocatoria, integrando nuestro expediente y con ello, de alguna manera, sometiéndonos a todo ese procedimiento y a las reglas que el partido ha definido para hacer esa renovación de dirigencia”, ha declarado convencido. 

Aunque el proceso es joven todavía, Medina propuso ya a quien sería la Secretaria General, la carmelita Galilea Balboa Nieto. Mientras tanto, no ha habido otro que secunde a Ricardo renunciando a su cargo o comisión, aunque alguno por ahí haya manifestado su interés. Todo es posible, al fin y al cabo así lo aprobó el Consejo Político Estatal, y así lo dirá la convocatoria. 

… Y ALGO MÁS 

Un gobierno con marcada orientación a lo social 

Empeñado en trascender en la memoria colectiva local, el gobernador Carlos Miguel Aysa González, abogado de profesión y con una amplísima trayectoria sin mancha en el servicio público, desde su toma de posesión, decidió dar a su administración un giro radical y ubicarla en el ámbito que a su juicio es el correcto. 

En sus palabras con motivo de la entrega de vivienda a setenta y siete familias de siete comunidades de los municipios de Calkiní y Hecelchakán, con una inversión cercana a los catorce millones de pesos, el gobernador dejó muy en claro la orientación de su gobierno: “Es un acto de justicia social garantizar a los campechanos que más lo necesitan, un patrimonio digno y seguro”. 

En la gira, en compañía de autoridades de la región, y en especial de Christian Castro Bello, Secretario de Desarrollo Social y Humano y de Jorge Radamés Romero Bock, director de la Comisión Estatal de Desarrollo de Suelo y Vivienda, apuntó que: “garantizar el patrimonio de las familias es un acto de justicia social que cumple con un derecho constitucional y se da respuesta al legítimo anhelo que tienen de mejorar sus condiciones de vida”. 

Habrá más obras en el rubro de la vivienda y se fortalecerá el Programa de Autoproducción para realizar trescientas setenta y dos acciones de construcción de pisos, baños, techos y cocinas ecológicas para las familias del Camino Real. Ratificará así que este gobierno si algo tiene, es anteponer a lo suntuario todo aquello que se traduzca en el bienestar de la colectividad. 

GESTIONES EN FAVOR DE LA SALUD DE LOS CAMPECHANOS 

Lo declaró recientemente el doctor Rafael Rodríguez Cabrera, serio y eficiente Secretario de Salud del gobierno campechano. Las gestiones del jefe del Ejecutivo estatal, Carlos Miguel Aysa González, redundaron en el arribo de lotes de medicamentos, insumos y material de curación para reforzar la tarea de los médicos del sector salud. 

Gracias a las gestiones del gobernador, las autoridades centrales autorizaron la inversión de alrededor de diez millones de pesos en medicinas y otros recursos necesarios para atender la salud de los campechanos s durante el resto del año e inicios del siguiente. Lo anterior ratifica lo comentado de la presente administración: obras y acciones de contenido social y humano, y en ese sentido, la salud de la gente de Campeche es prioridad.

You may also read!

Se capturó apenas 20% de las metas de pulpo

Mala o nula vigilancia durante la temporada de veda, provocaron bajos volúmenes de captura A unos días de que

Read More...

Posada Navideña a los menores de PRODIFNNA

Asiste Damas de Aysa a la posada Durante la alegre posada organizada por la Procuraduría de Protección de Niñas,

Read More...

Pese a los recortes, se impulsará el campo: España

Impulsarán programas al campo A pesar de los recortes presupuestales al campo, el Gobierno del Estado buscará enfrentar el

Read More...

Mobile Sliding Menu