Desde el Rincón

In Opinión

J. Efrussi

Los del fondo quisieran ser como el presidente y vivir en un mundo paralelo, donde no existieran los dolores y las angustias que hoy padecemos tantos millones de seres humanos. Igual, o peor, que los neoliberales a los que tanto critica, el presidente habita una burbuja que lo aísla de las preocupaciones de los mortales y, cada mañana, intenta convencernos de la existencia de una realidad que pretende crear a base de palabras, de verborrea, de prédica cada vez más fallida. Tristemente, el presidente es ajeno a lo que vive la mayoría de los mexicanos y pareciera no darse cuenta. En la conferencia mañanera del lunes, dedicada al avión presidencial, el jefe del Ejecutivo peroró, con tono de convencimiento absoluto, que la famosa aeronave (comprada por Calderón y disfrutada por Peña) “es monumental, faraónico y, desde luego, un insulto al pueblo de México, habiendo tanta necesidad y tanta pobreza, este lujo es un insulto…” Los del fondo parpadearon perplejos ante tan contundente afirmación, porque no hay nada más faraónico, más lujoso ni más ostentoso que el majestuoso Palacio Virreinal donde habita el presidente y su familia, un museo para su uso personal y familiar, lejos, muy lejos de las preocupaciones que agobian a decenas de millones de mexicanos, muchos de ellos responsables de llevarlo al poder y a la vida de rey que hoy ostenta sin rubor. Los del fondo debaten varios días sobre la causa de esta bipolaridad presidencial, de esta insistencia en pregonar la pobreza mientras él se arropa de opulencia: la discusión transcurre por el camino del cinismo sin límites, la demencia senil anticipada, profundos traumas y distorsiones de la personalidad, cálculo político que apuesta a la ingenuidad e ignorancia del pueblo al que cree siempre dispuesto a aplaudir como foca sus otros datos. Porque además de la burbuja física que es el Palacio Virreinal, el presidente se ha construido una burbuja virtual a base de falsedades. Cada mañana el presidente no sale a decirle a sus mandantes cuáles son las estrategias que implementa para dar respuesta a los graves problemas del país. No. El mandatario sale a mentir, a decir medias verdades, a inventarse enemigos, a intentar convencer a sus seguidores de que hoy, en pleno siglo XXI, él enfrenta las amenazas conservadoras renacidas del pasado, las mismas que sufrió Juárez y Madero. De locos.

El lunes la mañanera fue lo que quiere el presidente que sea: un espectáculo vistoso para distraer la atención de los mexicanos de los gravísimos problemas de salud y económicos que padecen millones de mexicanos. Con el imponente avión presidencial de recurso escenográfico (probable diseño de Epigmenio), los del fondo vieron cómo se desgranaban los temas superfluos de la pedagogía cuatroteísta “para dar a conocer cómo se mal gobernaba al país” en los horrorosos tiempos neoliberales. Apenas el fin de semana el huracán Hanna había golpeado severamente a Nuevo León y Tamaulipas dejando miles de damnificados, el INEGI había documentado el desplome de la economía del país y la caída de millones de puestos de trabajo, y los contagios y muertes a causa del coronavirus siguieron su ascenso de terror, pero el presidente… pidió con todo respeto que sólo le hicieran preguntas sobre el avión presidencial. Fue una conferencia de prensa maravillosa, afirma alguno de los del fondo, aficionado a los aviones y enamorado del Boeing 757-225 “José María Morelos y Pavón”, que costó la módica suma de 6,000 millones de pesos (PEMEX perdió 44,300 millones de pesos el segundo trimestre de este año, es decir, unos cuantos aviones presidenciales en tres meses). Sin aparente cargo de conciencia, sin ninguna empatía con los millones de dolientes que habitan el país, el presidente elevó la mirada para admirar el majestuoso aparato: “Fíjense el nivel de irracionalidad al que se había llegado, el nivel de enajenación con el lujo, con los privilegios…”, predicó el modesto, franciscano, morador del Palacio Nacional. La farsa tuvo el lunes una de sus mejores representaciones en el Día del Avión Presidencial. Ahí nos enteramos de cosas trascendentes para la vida de la nación: 408 millones se gastó el gobierno del despilfarrador Peña en el avión presidencial, voló en 122 giras nacionales y en 36 internacionales, y 1.7 millones de dólares costó mantener estacionado el “José María Morelos y Pavón” en Estados Unidos para que el presidente cumpliera su promesa de campaña de exiliar la aeronave que no tuvo ni Obama. Datos mucho más importantes que los pronósticos que anuncian que nos llevará entre 6 y 11 años recuperar el Producto Interno Bruto que teníamos en 2018. Al presidente ya no le importan la pandemia y la tragedia que afectan a todos los mexicanos. Que quiebren las empresas que tengan que quebrar, que pierdan sus empleos los que lo tengan que perder; y que se contagien y mueran los que sean, siempre y cuando no saturen los hospitales. Al fin y al cabo, la estrategia sanitaria frente a la pandemia ha consistido en administrar la mortandad. ¿Cuáles son las motivaciones, los cálculos, los sentimientos que puede albergar un hombre de tanto poder como el presidente? Porque ahora sabemos que, mientras el huracán Hanna afectaba a miles de familias, el presidente disfrutaba un partido de béisbol de las Grandes Ligas.

Aburridón, lento, previsible, empezó el reality ERLA, o sea, el juicio contra Lozoya. Ya los del fondo lo dijeron aquí: será un culebrón de muchos capítulos, los necesarios para tratar de incidir en el proceso electoral venidero. En el transcurso se irá aderezando con algunas escenas que agreguen interés al conflicto, como la noticia de la detención de Peña en España. Los del fondo afirman que si este gobierno se atreve a encarcelar a Peña será la señal de que AMLO ha decidido eternizarse en el poder, porque sólo así evitará ser enjuiciado por el latrocinio, la irresponsabilidad criminal y el daño que su actuación ha causado a los mexicanos. Los del fondo aprueban por unanimidad este párrafo. ¿Cómo la ve?

 

CONTRAFACTUAL

Se acerca la fecha del informe de gobierno. Los del fondo recuerdan con nostalgia aquellos tiempos lejanos de fiesta y pompa, de ceremonias cívicas y multitudinarios mensajes políticos donde el gobernador dictaba línea y mandaba señales cifradas que durante semanas amenizaban las tertulias cantineras. ¡Qué tiempos! Abrazos y palmadas por doquier, reencuentros con amigos y conocidos atraídos por el poder como abejas al panal, adversarios y correligionarios desfilando en la pasarela de los privilegiados, con la vestimenta y el peinado seleccionados para no desmerecer en la fotografía conmemorativa. El quinto informe era fundamental, rememoran los del fondo. Ahí se dejaban ver los aspirantes a los puestos de elección popular, iban en busca de un gesto, de un saludo del gobernador que les diera luz sobre la viabilidad de sus aspiraciones y el jefe del ejecutivo no sólo marcaba el rumbo de su último año de gobierno, sino que perfilaba la ruta de la renovación política sexenal. Pero llegó la pandemia y, en la nueva normalidad que ha impuesto, los usos y costumbres sociales, culturales y políticos están arrumbados en la bodega de las cosas inútiles en espera de que la humanidad encuentre la vacuna que nos devuelva las mejores prácticas gregarias que distinguen a nuestra especie: el mitin y el concierto, el bar y el cine, las fiestas y los servicios religiosos. Sin embargo, a pesar del miedo y la incertidumbre, los del fondo y muchos campechanos escucharán atentos el mensaje del gobernador, un líder concentrado en enfrentar los efectos sanitarios de la pandemia y en mitigar el golpe a la economía estatal. Se espera un mensaje alentador, que nos ayude a mantener o recobrar el optimismo que la enfermedad nos está arrebatando.

Los del fondo se metieron a constitucionalistas y encontraron en Wikipedia que el artículo 129 de la Constitución ordena que “En tiempo de paz, ninguna autoridad militar puede ejercer más funciones que las que tengan exacta conexión con la disciplina militar. Solamente habrá Comandancias Militares fijas y permanentes en los castillos, fortalezas y almacenes que dependan inmediatamente del Gobierno de la Unión; o en los campamentos, cuarteles o depósitos que, fuera de las poblaciones, estableciere para la estación de las tropas”. Esto viene a cuento porque los del fondo han advertido que cada día son más y diversas las tareas que el presidente encarga a los militares. Parece que, gradualmente, avanzamos hacia un estado de excepción, donde las fuerzas castrenses suplantarán las responsabilidades del gobierno civil. Esto es ominoso y debemos estar atentos: la brutal caída de la economía puede expresarse en un descontento social que explote en revueltas ciudadanas y… ahí estarán los militares para restablecer el orden, en aras de la instauración de la cuatrote. Pendientes, diría un clásico.

Por buenas razones, el gobernador podría afirmar “tan bien que íbamos”. El reporte del INEGI sobre el desempeño de la economía nacional en el primer trimestre de este año, informa que Campeche fue de los pocos estados que registró crecimiento económico. Esto se consiguió gracias a la fortaleza de su sector primario, lo que demuestra la importancia de los apoyos que este gobierno ha otorgado a sus actividades agropecuarias y pesqueras. A diferencia de Tabasco que basó su crecimiento en el sector secundario, léase construcción de la refinería de Dos Bocas, el crecimiento de Campeche muestra mucha mayor solidez, ya que no se asienta en una obra pública federal, sino en un esfuerzo colectivo propio, en la generación de capacidades para aprovechar el potencial productivo del territorio, lo que socializa la generación de riqueza en beneficio de miles de campechanos del medio rural. El INEGI también confirma lo que los del fondo predecían: en el segundo trimestre de este año, la economía del país cayó en el pozo más profundo del que se tenga registro (-18.9). En los últimos tres meses, son miles los campechanos que han sufrido las consecuencias del paro económico provocado por la pandemia; pero, afortunadamente, tenemos los fundamentos para emprender la recuperación conforme lo vaya permitiendo la evolución de la enfermedad del Covid-19. El sector primario no se ha detenido y los apoyos oficiales a la producción siguen llegando, el gobierno continúa sus programas de obras públicas y está creando programas en auxilio, sobre todo, del sector terciario, donde más se ha resentido la pérdida de empleos. Los del fondo no lo niegan, lo sufren. La crisis económica es brutal y sus efectos son catastróficos sobre el trabajo y el bienestar. Pero la prioridad sigue siendo preservar la salud y la vida. Si podemos, mantengamos el confinamiento. Si salimos cuidemos la sana distancia, usemos gel con alcohol y, sobre todo, usemos el cubreboca. (Estudios recientes indican que, si todos usáramos cubreboca de 4 a 8 semanas, se cortaría la cadena de contagios y desaparecería el coronavirus. Corran la voz. Podemos vencer el mal). Si nos cuidamos nosotros, cuidamos a los demás, a nuestros seres queridos. Y necesitamos salud para seguir luchando por nuestros sueños.

Los del fondo descubrieron esta semana una noticia alentadora: en Ciudad del Carmen a alguna autoridad con dos dedos de frente se le ocurrió instalar algo llamado “Módulo Covid-19”. La foto muestra una especie de carpa, con varios tanques de oxígenos y, según describe la nota periodística, cuenta con la atención de médicos, enfermeras y trabajadores sociales, y dispone de los medicamentos e insumos necesarios para que cualquier persona con síntomas de la enfermedad reciba los cuidados necesarios. Aplican pruebas gratuitas a los sospechosos de contagio. Ojalá no tarde un político audaz, un gran empresario filantrópico, un pre candidato con deseos de ganar, o un funcionario público con iniciativa, en seguir el ejemplo de los carmelitas. Felicidades a quienes participaron en esta gran idea.

 

You may also read!

851 deudos de Covid, según Registro Civil con acta de defunción

Podrán solicitar a la 4T ayuda para funerales en año electoral Hasta el último corte de septiembre, 851 actas

Read More...

Gobernador, a favor de los derechos de la mujer y su empoderamiento

Envía mensaje por Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer En el Día Internacional de

Read More...

Miente Olga Cordero, brutal reducción de presupuesto para prevenir violencia contra las mujeres

Contrario a lo declarado ayer por la Secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, en el marco del Día Internacional

Read More...

Mobile Sliding Menu