Desde El Sur

In Opinión

Por: Carlos NÚÑEZ PÉREZ

El endoso a los estados

El regreso a la normalidad o la nueva, según el aporte romántico de la 4T  con todo y sus municipios de la Esperanza, tiene un porqué del apresuramiento y todo el despapaye en el que se metió el presidente López Obrador. A pesar de la Pandemia, con todo y Amlo, su izquierdismo y hasta Yeidkol con sus remembranzas de Fidel, es porque no dejamos de ser el patio trasero de los Estados Unidos. Todas sus “vaciladas” del peje, hasta con sus pleitos con los periodistas, los diarios, los médicos, ingenieros y arquitectos y hasta con su rollo de que nada más debes tener un par de zapatos y sus disculpas madreadoras, es porque había y hay mucha presión del gobierno de Donald Trump para que el gobierno declare como actividad esencial, la industria automotriz. Pero no se quiere declarar ujier de “Trun”.

A México le pusieron un límite de tiempo. De ahí la serie de errores garrafales como el del Diario Oficial de la Federación. De ahí, que tienen que abrir la economía y se inventaron hasta el semáforo. De ahí que fuera de la Industria de la Construcción y la Minera, son esenciales porque ahí están las compañías canadienses pegando de gritos y sombrerazos para seguir sacando oro, plata, cobre, litio y son los dueños de este país. Pero el frenón a la industria de la fábrica de automóviles, es lo más importante para EEUU y hay muchas factorías de auto partes para la industria militar y el Pentágono se empleó a fondo.

Por eso, sin sustento el Consejo de Salubridad General, fue impuesto para que declarara esencial las actividades antes señaladas. Para las presiones de Salinas Pliego y sus casas de empeño, la Profeco fue la que declaró “la esencialidad” para la legalización de facto de la usura y el agiotismo.

Para darle validez al tema de las autopartes, el Consejo de Salubridad, el mismo que publicó el Código de Bioética para tener permiso y dejar morir a los ancianos o adultos mayores, de nueva cuenta ha sido usado. Pero como ha construido el gobierno del tabasqueño con gran consistencia la INCERTIDUMBRE ECONÓMICA Y FINANCIERA, pues como ideología para desaparecer términos como el PIB, raudos y veloces le dieron forma a la INCERTIDUMBRE JURÍDICA -falta más INCERTIDUMBRE SOCIAL para eso viene los médicos cubanos y pronto saldrá el tema de la Tarjeta de Ración de Banco Azteca-, pues por la presión gringa, publicaron ese acuerdo en el Diario Oficial de la Federación para borrarlo horas más tardes. Se especula que lo usaron para cumplir con el gobierno de Donald Trump y luego lo editaron para borrarlo de DOF.

Ante intríngulis tenían que darle forma en el país. Los gobernadores son un tema peliagudo para López Obrador. En otros lares, traen bronca de ida y vuelta. Pero en Campeche, por eso el tema, no tiene problemas. Porque hasta dónde hemos visto, hay mano firme para conducir las estrategias y herramientas para contener la pandemia. Es cosa de echar números, fuera de las cifras que “nos aporta” Pemex, la contención es bastante eficiente. A diferencia de otros gobernadores que hasta solicitud de nuevo pacto federal hay, aquí es consistencia y orden con Amlo. Contra los deseos de muchos, el contagio no se ha desbocado, hay un sistema de salud muy bien estructurado, hay información muy directa con los ciudadanos, con la experiencia de los protocolos de seguridad en el que Campeche es una entidad exitosa, con esa esencia, es que el gobierno del Estado, da certeza en todos los sentidos a la entidad.

Pemex es el único problema pues nunca quisieron invertir en sus sistemas de protocolos de seguridad y de salud y ahí están las consecuencias, hay un soberano “desmadre” como dijo un empleado de Pemex de alto rango. Los contagiados y las muertes con mayor en número en lo que le llama Salud, Costa Afuera,  pero deberían ser más explícitos para decir o acusar a la Industria Petrolera, Pemex o a plataformas de Petróleos Mexicanos. Y en el municipio de Carmen, es donde por ser la base de esta actividad hay más números de contagios y muertes. Hasta los contagios registrados en Pomuch, es por Pemex. Bueno, hasta una diputada de Morena, Irasema Buenfil, ya exige en el Congreso Federal que Pemex cumpla. Porque dado el paso de los plataformeros por la ciudad, en la Isla el número es bastante alto. Todo esto lo explico para entender que el trabajo de las autoridades estatales y algunos -no todos- municipales han realizado bastante buena labor. Hace un mes más o menos había  éxtasis para desearle mal a Campeche y que hubiera mortandad, pero Dios no cumple antojos, ni endereza mentirosos no se les cumplió el capricho.

Ante esto, el regreso a la llamada “nueva normalidad”, el presidente les endosó a los mexicanos la responsabilidad a los gobernadores. Por eso todo este recorrido. De la península de Yucatán por ejemplo, hay mucha complicación en las entidades que nos  rodean, desde Tabasco, Quintana Roo y Yucatán, fuera de los números aportados por Pemex de mala manera, los de nuestra entidad son bastante manejables y muy buen índice respecto al número de habitantes, porque equipo médico y hospitalario hay. E insistimos con Pemex por su irresponsabilidad y mire Carlos Miguel Aysa, ha trabajado muy fuerte en su cabildeo o gestión con el director de la paraestatal, y a veces cumple pero la mayoría de las veces no, deja todo al garete y pues esto no es juego.

El endoso de la responsabilidad para regresar a la normalidad, sea nueva o vieja, dependerá en este caso del gobernador del estado, pero dado el control del aparato y la toma de buenas decisiones, hay confianza que para abrir negocios y acabar con el distanciamiento social, va a ser seguramente en el mejor momento que lo requiera la sociedad para ser  cuidada y tengamos un mejor regreso posible. Con estricto apego a la legalidad, el gobierno estatal ha actuado con gran profesionalismo; diversos sectores de la sociedad han abonado a darle fortaleza al gobierno que encabeza Carlos Miguel Aysa, donaciones, solidaridad social como las de la Gasolinera que ofrece comida  o el trabajo arduo y consistente de toda la estructura de la Secretaría de Salud y todas las dependencias de gobierno. Claro que hay la insistencia de los mezquinos deseando mal a Campeche, pero cuando sea necesario se relajarán las medidas y la actividad comercial y empresarial regresará para reconstruir la economía, que es una de las desventajas más graves que tenemos.

Desde este espacio, le ofrezco toda mi confianza de campechano al titular del ejecutivo estatal para que con la información que disponga, la responsabilidad endosada por el gobierno federal, podamos caminar la cuesta necesaria para reinstalarnos en nuestra normalidad y poner en práctica lo mejor que hayamos aprendido durante este encierro, nada fácil pero seguramente muy aleccionador para todos. Valorar lo que tenemos, lo que no tenemos, estar abiertos a los cambios de paradigmas, los cambios de las formas de educar, de trabajar, de vivir entre los nuestros y tener mucha fortaleza para la nueva “novedad” que requiramos.

Depende entonces, pues del gobernador la decisión, en el momento preciso y en momento correcto. Vamos a seguir sin bajar la guardia y lo más importante aprender de lo que nos ha dejados esta SESENTENA o Noventena o como se le llame. ¿Los mezquinos? ¿La misma campechana? Ahí va a seguir. Recuerden que la mierda flota porque no tiene peso. Pero allá ellos,  se necesitan para saber que cuando te critican, es que vas bien. Nuestra confianza para la responsabilidad social, para regresar.

You may also read!

Se fractura Morena y debilita al presidente

Hubert CARRERA PALÍ Como se quiera ver, las elecciones en Coahuila e Hidalgo fueron muy malos para AN, un

Read More...

El PRI sabe ganar y volveremos a ganar: Alejandro Moreno

*Arranca PRI Nacional Estrategia Electoral 2021 en Campeche *Gobierno de Aysa González, el mejor activo para ganar aquí en

Read More...

En 2021, el PRI enfrentará a “gigantes con pies de barro”: Alejandro Moreno

“Que el priísmo sea ejemplo, quiero cero simulación, compromiso, trabajo… hay que sentirnos orgullosos de militar en el PRI,

Read More...

Mobile Sliding Menu