El Cubil del Tigre

In Opinión

Germán GÓMEZ DUARTE

¿Buenos contra malos?

Diversos y serios temas han estado en el imaginario colectivo nacional en estas últimas semanas.
Los feminicidios y las protestas; la posibilidad de que EEUU declare como organizaciones terroristas a los cárteles mexicanos; la conducción del país en sus diversos aspectos, desde lo social hasta lo económico. Nos centraremos en estos tres.

Es aberrante la violencia que se genera en contra de las mujeres; sobre todo aquella que las agrede física y emocionalmente, que las lesiona en su psiqué y las marca en sus cuerpos. No se debe de tolerar ninguna agresión en contra de ningún ser humano, no solo de las mujeres.

Los desencuentros, los adversarios, las diferentes opiniones, siempre existirán entre la raza humana; es parte de nuestra naturaleza; es el motor que incentiva la creatividad y el pensamiento superior. Dentro de todo esto existen personas, hombres y mujeres, que hacen mal uso del cúmulo de conocimientos de todo tipo que se crea en ese crisol de opiniones, ideas, iniciativas, etc. En ese contexto, ambos géneros pervierten su actuar y lastiman de múltiples maneras a sus congéneres.

No es privativo del hombre, como género, el hacer daño a su pareja, hijos, hermanos, padres, etc. Numerosas mujeres hacen lo mismo, como si de una competencia se tratara.

Dice una máxima que circula en las redes sociales: “No es una lucha entre hombres y mujeres, sino de personas buenas contra malas”. Y en este breve, claro, bueno y substancioso texto se resume el tema.

Los Estados Unidos de Norteamérica pretenden, a través de una declaratoria de su presidente, Donald Trump, etiquetar a los cárteles mexicanos del crimen organizado como organizaciones terroristas. No está exento de razón el presidente de aquel país. Los últimos actos de violencia de los criminales han horrorizado al mundo entero.
Bastardos sin piedad ni asomo de humanidad han masacrado a personas indefensas -como el caso de la familia LeBarón- solazándose en matar y quemar desde madres hasta sus pequeños hijos de escasos meses de edad.

Desalmados que deben de ser capturados y privados de la vida (Ven cómo la violencia engendra violencia que puede convertirse en justicia). ¿Alguien piensa que esos criminales tienen alguna posibilidad de insertarse en la sociedad? ¿Creen que esos desalmados son parte del pueblo del que usted forma parte? ¿Se identifica usted con su proceder y actuar con el de esos delincuentes?

Donald nos podrá disgustar, pero los resultados de las estrategias mexicanas contra el crimen organizado han sido nulos. Que debe de haber otras cuestiones de fondo para que dicho combate contra el crimen organizado fracase continuamente, ni duda cabe. Pero de que los cárteles se han convertido en organizaciones terroristas, no hay tampoco duda alguna.

Ambos países esgrimen diversas tesis tratando, unos y otros, de justificar sus pésimos resultados en el combate a las organizaciones criminales y al voraz apetito de “los primos” por las drogas de todos los tipos; pero la producción y el consumo siguen avanzando. Nosotros los mexicanos no debiéramos de permitir que nuestros connacionales trafiquen drogas aprovechándose del gusto norteamericano por ellas; ese valor humano debiera de ser el eje rector de nuestro actuar como país.

No nos debe de importar si cualquier otro país se aprovecha de los “primos”; ya actuará cada uno como lo considere conveniente; la idea es no estar nosotros con la espada de Damocles pendiendo sobre nuestras cabezas. Si los gringos se deciden por catalogar a los cárteles como terroristas, será solo el primer paso para una total “colombianización” de México.

Magros son los resultados que hasta ahora arroja la 4T en todos sus rubros. El avance ha sido lento, desesperante para una sociedad que esperaba qué con el cambio de régimen político todas sus penurias desaparecerían. La economía mundial está de capa caída. Los regímenes políticos están cayendo sin importar su filiación política, el hartazgo de los pueblos contra las clases políticas que los han gobernado han llevado a movilizaciones sociales para removerlas.

Países considerados de primer mundo están de rodillas, con sus economías depauperadas por el saqueo y la corrupción. El escenario político-económico-social no pinta bien para nadie. Son tiempos de repensar en nuestro actuar diario, en nuestros estilos de vida, en nuestras relaciones personales, en nuestro entorno laboral, etc. Ya ni emigrar garantiza un mejor nivel de vida que el que tenemos en nuestro lugar de origen. Hay que redoblar esfuerzos en todos los aspectos de nuestras vidas. Somos nosotros, las familias, lo que cohesiona, une, amalgama, a toda una sociedad; desde nosotros se forman los cambios, somos la raíz y la solución de los problemas.

Invierta en metales sus pocos pesos (Oro y plata son los que están a nuestro alcance), invierta en propiedades y, si puede, remocelas; ello añadirá su granito de arena a la dinamización de la economía local. Ponga un negocio que le ayude a completar el gasto familiar, etc. La economía interna, local, se sustenta en nuestros hábitos de compra y venta que realizamos aquí, en nuestro terruño. Cómprele a las tienditas de la esquina, salga a comerse unos taquitos, unas tortas, etc. Haga lo que esté a su alcance para que Campeche siga siendo el Estado más tranquilo de México.
Servidos.

 

You may also read!

Campeche, el Estado más seguro del país: Leonel Cota

Recibirá un mayor presupuesto para seguir garantizando el bienestar de los campechanos El secretario Ejecutivo del Sistema Nacional de

Read More...

Anuncia Gobernador 100 nuevas plazas para policía

Titular del SNSP reconoce fortaleza de instituciones de seguridad En tanto, el secretario Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad

Read More...

Recibirá Campeche para seguridad, $200 millones

Reitera Cota Montaño que el Estado es el más seguro del país, pero la zona de Carmen representa un

Read More...

Mobile Sliding Menu