EL GENERALAZO

In Opinión

Carlos NÚÑEZ PÉREZ

Hasta la fibra más sensible del gobierno de López Obrador se cimbró ante “EL GENERALAZO” que propinó este fin de semana el gobierno del amigo del presidente, el belicoso Donald Trump. Es una historia de larga data según esto pero más parece un argumento telenovelero escrito por una de las hijas de Epigmenio Ibarra, dirigida por éste y actuando por Conrado Sol, el personaje pervertido de la Serie El Chapo.
Quien haya tenido la suerte y la paciencia de ver narco series podrá identificar a estos personajes.

¿Por qué creo que es un brutal golpazo en el plexo solar del sistema político mexicano? Por el solo hecho de haber sido tocado el Ejército Mexicano en su corazón. Un ex secretario de la Defensa Nacional. Tiene varias aristas el tema.

La tendencia política del presidente López Obrador, totalmente inclinado al Castro/Chavismo, es algo que no les gusta a los Gringos. Pero además de ello para que Amlo pueda transitar directo a ese regazo -Nicolás Maduro- le ha entregado al ejército todo el poder. Ya no se logra distinguir si Andrés López gobierna con el Ejército o para el Ejército y ante ese dilema, es que ha recibido un hocicazo sin Misericordia. Es un “ponte avispa”. Es un “entiendes Méndez” ¿Por qué? Bueno, trataré de explicarme. El supra poder de nuestro México, antes y ahora, es el Ejército. Tienen desde el más fiel sistema de “inteligencia” que les permite saber qué está pasando y qué va a pasar. Nunca hemos dicho que sea el más respetable, que quede claro; es el más temido, infunde terror y tiene una bota sobre el sistema político y el otro sobre los ciudadanos, ejerciendo fuerza sobre el cuello de todos.

¿Qué le permite tener al Ejército y las Fuerzas Armadas esa fuerza? Algo que se llama ESPÍRITU DE CUERPO. Se tapan y se protegen todo. Tienen su propio sistema de justicia y sus códigos. Cuando un soldado da un borrachazo, por no hablar de Ayotzinapa, mandan a un piquete de soldados a rescatarlo. A los ciudadanos nos llaman despectivamente: CIVILONES. Si los Gringos dinamitan la base del poder de Amlo, que son las Fuerzas Armadas, ¡lo tumban!  Amlo “compró” a las Fuerzas Armadas, les ha dado todo, poder, dinero, control político y además los eximió de la lucha contra el narco. A cambio de que le aguanten todo al presidente López Obrador, controlan carreteras, aeropuertos, puertos, aduanas, todo y cuando digo todo es todo. ¿En qué basa o fundamenta su fuerza  y lícitas López Obrador? En el Ejército. ¿Qué pasa si minan la fuerza del presidente? Lo hincan. Lo empinan. Por tanto, el objetivo no es EPN, no, el objetivo es Amlo.

Salvador Cienfuegos Zepeda no mandaba solo, ni se mandaba solo ¿eso queda claro? De mandarse solo, debemos entender quién estaba encima de él, un solo hombre. De mandar solo, debemos entender que la Secretaría de la Defensa es toda una estructura y hay jerarquías que se van decantando sexenio a sexenio y que es un negocio, un gran negocio. Así como las delegaciones federales lo son, las zonas militares y las Comandancias Generales hay unas más productivas que otras. Cada Comandante de Zona, es un gobernador militar que goza de todas las prerrogativas que le puede dar o pedir al gobierno civil y además las igualas que les llegan, y es lo más lucrativo y preciado. No hay General pobre. Y menos en los niveles de los titulares.

Cuando el que fuera secretario de Defensa de Miguel de la Madrid, Juan Arévalo Gardoqui, fue amenazado por la DEA de su detención, por acusación de estar ligado al narcotráfico, la propia Sedena lo arropó y lo protegió hasta su muerte, lo mantuvieron viviendo en fortalezas militares. Y cuando eso, Jack Anderson, un columnista Gringo, acusó a MMH de hacer depósitos de muchos millones de dólares en Suiza, haciéndole eco en México por Manuel Buendía, fue asesinado el columnista de Excélsior, y el secretario de Gobernación era ¡Manuel Bartlett!

El General Acosta Chaparro estaba preso (protegido) por narcotráfico y Juan Camilo Mouriño lo sacó de la cárcel, Calderón lo rehabilitó, la Sedena lo condecoró, lo mandaron a ser el enlace con el narco, fue el correo de miles de millones de dólares a los civilones, mataron a Mouriño Terrazo, luego como desechable ejecutaron al General en una colonia popular de la CDMX

¿A qué viene todo esto? A que como si fuera pollito en fuga, que en realidad es “ganso en fuga”, descaradamente el rumbo a oficializar el socialismo pedorro venezolano -palabras del mirruñas noroñas-, el país del norte le pone un “estatequieto” a quienes sustentan la audacia de Andrés Manuel.

No hay un solo militar que tenga en sus manos la seguridad de Amlo, su familia, la salud de la nación, la seguridad, los puertos, bancos, aduanas, todo, que no hayan sido colaboradores de Salvador Cienfuegos Zepeda. Todos están estrechamente vinculados al acusado de Narco. Todos. Por eso el de Macuspana con rostro desencajado, brincó a decir que hasta que no sea juzgado Cienfuegos, no va a hacer “limpia” en el Ejército.

Las acusaciones de la DEA son de risa pero no hay prisa, están ganado tiempo para después de las elecciones en unos días. ¿Usted cree que un General Secretario va a traficar con droga y va a lavar dinero solito? Para eso tiene toda la estructura a su mando. Para eso las zonas militares más lucrativas.  Ahora, si fuera tan malévolo y perverso Cienfuegos Zepeda, ¿sería tan idiota de viajar a donde van a detenerlo como lo hicieron como un venerable anciano y abuelo? Con el manejo de la información que tienen estos individuos y el Ejército mismo, esto lo hubieran previsto. Por eso Manuel Bartlett y dicen, Manlio Fabio, no viajan a EEUU.

Ahora bien, si fue una operación para “poner” al ex secretario desde la Sedena, es aquí donde habría el quiebre de las cosas porque ese ESPÍRITU DE CUERPO ya se fracturó y el peligro sería inminente para el propio presidente Andrés Manuel. Va de nuez: ¿Quién asumió la decisión de haber dado la orden de liberar a Ovidio Guzmán, ya detenido y con orden de extradición en Culiacán el año pasado? Sí, el propio presidente López Obrador, quien en términos reales desacató una orden de un juez estadounidense y tiene por tanto una carpeta de investigación. Y el propio tabasqueño ha asumido públicamente la responsabilidad.

La asonada que se da al interior del Ejército en estos momentos es de gran envergadura. Hay mucha agitación y se le están “rebelando” al actual general secretario quien no tiene forma de justificar la acción contra las Fuerzas Armadas, porque si el jefe máximo es acusado de bandido, quien era la cara de la institución, por ende todos dentro de la institución pueden ser calificados sin rubor.
El máximo –de fama– narcotraficante está preso en EEUU.

El máximo jefe policiaco nacional está preso en EEUU.

El máximo jefe de las Fuerzas Armadas de México está preso en EEUU.

¿No es para aterrorizarse? Entonces cuando vemos a la Guardia Nacional, la Marina, los soldados en rondines, ¿debemos entender que no es para cuidar a la sociedad sino para proteger a los narcotraficantes porque sus jefes están de acuerdo y reciben sobornos? Es de dar miedo. ¿Ahora los policías federales que quedan en las carreteras, no son para brindar seguridad, sino para cuidarles la parcela a los narcos? 30 millones de mexicanos votaron por un cambio para que esto se acabe y no sucedió. López Obrador le sigue echando la culpa a los de atrás como la víbora de la mar, y hay más muertos que cuando Calderón y EPN, juntos. Hay menos detenciones y más tráfico de estupefacientes.

Se han fortalecido los carteles. El propio presidente Amlo, liberó al hijo de El Chapo. Y ni siquiera sigue igual, no, está peor. Así como hay gobernadores electos y gobernadores militares como hemos comentado, hay gobernadores del narco en cada región, pues se han repartido el país, olímpicamente.

Se supone que habría libre tránsito. Pues no. Se supone que íbamos a vivir con mejor seguridad. Pues no.

Al final de cuentas, aunque brinquen los chairos y hagan maromas al respecto, esto es un jalón de orejas de la política hemisférica al actual gobierno, para que pare las orejas, si ya detuvieron muertos de risa a un ex ministro de la Defensa, pueden detener al ministro en funciones y al presidente de la República en funciones, algo que aunque para mí no sea un buen presidente para todos los mexicanos y nada más para el Castro/Chavismo, no lo deseo para mi México lindo y querido.

El que debe estar feliz es Epigmenio Ibarra, quien jamás imaginó, ni en su sueño más salvaje, ver preso a quien odia más, al soldado de más alto rango ni a las antípodas de su personaje más acre: García Luna (Epig inventa a Conrado Sol el pervertido personaje ligado a la caricatura de Salinas en la serie El Chapo). Y quien debe estar loco de contento porque le quitan poder al Ejército al ponerle la etiqueta de corruptos, don Marcelo Ebrard.

Todo ha sido malo para el país, que ha caído en las garras del Castro/Chavismo Etarra. A ver si entienden la ventana, de esta llamada a la puerta.

 

You may also read!

El PRI sabe ganar y volveremos a ganar: Alejandro Moreno

*Arranca PRI Nacional Estrategia Electoral 2021 en Campeche *Gobierno de Aysa González, el mejor activo para ganar aquí en

Read More...

En 2021, el PRI enfrentará a “gigantes con pies de barro”: Alejandro Moreno

“Que el priísmo sea ejemplo, quiero cero simulación, compromiso, trabajo… hay que sentirnos orgullosos de militar en el PRI,

Read More...

En Campeche, el candidato será el mejor priista, con trayectoria y resultados: Alejandro Moreno

Si el PRI consolida una coalición con Acción Nacional (PAN) y el Partido de la Revolución Democrática (PRD) en

Read More...

Mobile Sliding Menu