La Otra Opinión / Chocolate amargo

In Opinión

FRANCISCO JAVIER VÁZQUEZ BURGOS

Para los pobladores del norte del país la propuesta de la Ley de Ingresos de la Federación es motivo de alegría, y es que de aprobarse, podrían ser regularizados alrededor de 18 millones de unidades automotrices que se encuentran  de manera ilegal en México; en contraparte la medida le ha puesto los pelos de punta a los miembros de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz ( AMID) y a la Asociación Mexicana  de Distribuidores de Autos (AMDA) porque legalizar estas unidades disminuiría la venta en un 30 por ciento en el 2020, lo que se sumaría al 9 por ciento que ha disminuido este 2019.

Los empresarios automotrices ya se están moviendo para revertir esta propuesta que impulsan los diputados, para ello se reunieron con el presidente de la Comisión de Hacienda de la Cámara Alta y con el presidente de la junta de Coordinación política de la misma cámara, al parecer llegaron a un acuerdo, pues el empresario declaró que no tiene plan B, se entiende que encontró receptivos a los Senadores sobre el daño que sufriría la industria automotriz de darse luz verde a este artículo transitorio, y es que dicen que el contrabando es un delito grave y no se discutió con nadie. Es cierto.

La otra parte de la historia que motivó esta ley es que las automotrices mexicanas y los bancos son un grupo de empresarios abusivos que cobran elevadas tasas de interés en sus ventas, lo que hace prohibitivo que muchas familias puedan acceder a una unidad y prefieren comprar usadas en el otro lado; si Monreal se va a poner del lado de los empresarios, lo menos que esperaríamos es que disminuya las tasas de interés que cobra la banca y las automotrices.

En este tema, Monreal deberá ser muy cuidadoso para evitar que se vaya a sospechar que se pudieron establecer durante las pláticas arreglos más allá de lo legal con los empresarios, y surge la sospecha porque los industriales del automóvil se encuentran muy tranquilo sobre este tema, pese a que en el norte del país la decisión de legalizar a los autos chocolates es motivo de fiesta de miles de ciudadanos, lo que es atractivo pues se ganaría simpatías y a Monreal de manera  particular lo colocarían en la antesala de la candidatura presidencial con 18 millones de mexicanos beneficiados con esta decisión.

Monreal tendrá en sus manos la difícil decisión sobre la “ley chocolate”, deberá decidir si se legalizan los autos ilegales, con lo que quedaría bien con millones de pobladores del norte del país; o deberá decir si desecha la propuesta con lo que quedaría bien con los industriales y distribuidores automotrices, Los primeros le darían votos y los segundos le podrían dar dinero para una añorada campaña presidencial que persigue. Ninguna dejaría contenta a las dos partes.

No todo es negro o blanco, hay alternativas, pudiera haber un punto medio, una tercera opción que sería lo adecuado, y sería que se legalicen las unidades por única ocasión, y luego se desaparezca esta concesión, así se ayuda a los que ya hicieron el gasto para tener una unidad extranjera en México, pero se frena que eso ocurra en el futuro, y se protege a las distribuidoras automotrices. Esta medida sería mejor si viniera acompañada de la   disminución sustancial de las tasas de interés que cobran las automotrices y los bancos. Los extremos son malos, los puntos medios son los adecuados, Monreal tiene la palabra, el chocolate no tiene que ser tan amargo para nadie.

You may also read!

Entrega Gobernador apoyos por 4.5 mdp a municipios del Sur

En Candelaria, Escárcega y Champotón, entregó acciones de beneficio social, de seguridad y turístico por un monto de cuatro

Read More...

Choferes, en contra del paro de transporte urbano

Dueños de los camiones los obligan a estar en el área de camiones estacionados, mientras que ellos se van

Read More...

Hilario Chi Cahuich, presunto sustractor de la niña Rosina Morales

Ante el riesgo que corre la menor Rosina Morales Trujillo por ser víctima de un ilícito y por la

Read More...

Mobile Sliding Menu