Muertes misteriosas

In Opinión

<p> La muerte del secretario de Gobernación, <strong>Francisco Blake Mora</strong>; del subsecretario <strong>Felipe Zamora </strong>y de otros funcionarios más, incluyendo un miembro del Estado Mayor y la tripulación militar del helicóptero Superpuma con veinticuatro años de servicio -en uno igual viajó el <strong>Papa Juan Pablo II </strong>durante su visita a México en 1990-, se inscribe dentro del cúmulo de sospechas que ya hacen enciclopedia, si bien del terror, a lo largo de la administración federal encabezada por <strong>Felipe Calderón</strong>. Lo mismo que ocurrió con las tragedias de <strong>Ramón Martín Huerta</strong>, en 2005, y <strong>Juan Camilo Mouriño</strong>, en 2008: todo "apunta" hacia un "accidente" -el primero en querer cerrar el expediente fue el propio "primer mandatario"-, pero todos sospechan que no fue así.</p> <p> Precisamente la premura con la que <strong>Calderón </strong&gt;se precipitó a mencionar a la "nubosidad" como probable causa de la tragedia, cuando ésta se apreciaba en niveles muy bajos y por ende a menor altura de la que el aparato debía volar luego de diez minutos de ascender desde el Campo Mate con rumbo a Cuernavaca -tal y como reveló el secretario de Comunicaciones, <strong>Dionisio Pérez Jácome</strong>-, obliga a repasar las líneas presidenciales que, presurosas, si bien sin descartar diligencias posteriores para disipar las sospechas o incrementarlas como sucedió en los casos anteriores-, descartaron, precipitadamente y acaso con temor, la hipótesis de un atentado a pesar de distintas señalasen contrario.</p> <p> Una de ellas, repito, fue el propio discurso presidencial. Dos horas antes del mismo, la vocera gubernamental <strong>Alejandra Sota</strong>, expresó, conmovida:</p> <p> "Por respeto a las víctimas, sus familiares, el gobierno federal agradecerá a la opinión pública que sean las investigaciones correspondientes por las autoridades las que clarifiquen estos lamentables hechos. Será la Secretaría de Comunicaciones y Transportes la responsable de concentrar la información y comunicarla a la opinión pública conforme exista mayor información".</p> <p> Tales fueron sus palabras textuales. ¿Cómo entonces, a las 2 de la tarde con 40 minutos del viernes 11 de noviembre, cuando los cuerpos de las víctimas estaban aún en el lugar de la tragedia, en el cerro del rancho San Miguel de Chalco, pudo el jefe del Ejecutivo federal apurar una versión destinada a erradicar las múltiples interrogantes que ya surgían sobre la posibilidad de un atentado?¡Ni siquiera, insisto, se habían iniciado las pesquisas y la "nubosidad" era culpable!</p> <p> No es la primera vez que la derecha actúa de la misma manera. Incluso, cuando el célebre <strong>"Maquío" Clouthier </strong>fue víctima, en septiembre de 1989 -esto es un poco más de un año después de haber terminado su ornada como candidato presidencial-, de un artero "accidente" carreteril, quien salió a desmentir cualquier teoría de una conjura consumada, cuando existían pruebas a mares en este sentido, fue el entonces vocero e ideólogo panista, <strong>Carlos Castillo Peraza</strong>, mentor y forjador de <strong>Calderón</strong>. Es una vergüenza que ni siquiera quienes surgieron a la vera del gran sinaloense hayan sido capaces de iniciar nuevas indagatorias en torno a este suceso cuando familiares y amigos de la víctima mantienen explicables y severas dudas más que razonables. -<p+>"2012: La Sucesión"-.</p+></p> <p> <p+> <p> Lo más extraño en torno a la muerte de <strong>Blake</strong>, quien sorprendió a todos con su nombramiento y jamás fue presidenciable ante sus evidentes límites políticos, fueron algunos comentarios filtrados por las llamadas "redes sociales"… diecisiete horas antes del deceso, esto es en la noche del jueves 10 y con evidente apego ala cronología fatal:</p> <p> <em>"El 11 del 11 del 11, a las 11, caerá un secretario del cielo. Evite Reforma"</em>. Tal escribió en twuitter el usuario <strong>@morfo </strong>-esto es "amorfo", sin forma, en una crecida impresionante de lo que ya es, sin duda, el terrorismo cibernético, en franca fase de terror para iniciar el arranque del proceso sucesorio-. Basta releer el contenido para estar convencidos de que no se trata de una simple coincidencia aunque el aparato no cayera sobre Reforma, como ocurrió con el Lear Jet de <strong>Mouriño</strong>, ni el accidente ocurriera a las once, sino al cinco para las nueve de la mañana… aunque el lugar del drama fuera localizado hasta las once… con quince minutos. Es obvio, entonces, que como suelen hacer los anarquistas, no fue una premonición sino un aviso que se cumplió en su parte fundamental.</p> <p> Por qué entonces la preocupación presidencial para acelerar el trámite aunque ordenase una "investigación exhaustiva" acaso para cubrirse? Dos secretarios de Gobernación murieron en similitud de circunstancias en este sexenio; y uno más, el de Seguridad Pública, pereció en el penúltimo año de gestión de los <strong>Fox</strong>. Son muchos para hablar de coincidencias.</p> <p> MIRADOR</p> <p> Las elecciones de Michoacán, este mismo día, habrán de marcar, sin duda, los derroteros hacia el 2012. Máxime si consideramos que el gobierno federal está de luto y tal conmueve siempre a la conciencia popular. Además, las campañas han sido irregulares y hasta tramposas, en cuanto a que sólo una candidata, la del PAN, contó con el privilegio de un blindaje de más de cien elementos del Estado Mayor Presidencial, no por su condición de aspirante a la gubernatura sino por ser hermana de <strong>Felipe</strong>, el primer mandatario, en uso de toda la parafernalia presidencial. Sus adversarios, el del PRI, <strong>Fausto Vallejo</strong>, y el del PRD, Silvano Aureoles, no pudieron siquiera acercarse a las zonas territoriales dominadas por los narco-terroristas, desde la muy conocida "Familia" hasta los <strong>Caballeros Templarios </strong>con fuentes multinacionales. En cambio, <strong>"La Cocoíta" </strong>no tuvo dificultad alguna ara asomarse, brevemente si se quiere, a las zonas conflictivas. ¿Quién puede alegar que no hay negociaciones en la cúpula del poder con las mafias dominantes?</p> <p> El hecho es que la desigual contienda puede generar enormes consecuencias poselectorales. Cuando se menciona el asesinato del alcalde de La Piedad, <strong>Ricardo Guzmán Romero</strong>, como un detonante a favor del PAN, cabría preguntar, cómo cada que se inician las pesquisas sobre cualquier crimen quién resulta por éste el mayor beneficiario; no, desde luego, los rivales de <strong>Luisa María</strong>, atrapados en la madriguera de las encuestas manipuladas pero inductivas: durante toda la contienda fue muy clara la estrategia, la de extender el temor, para asegurar el abstencionismo y maniobrar con una mínima afluencia a las urnas, bien blindada también, como la hermana mayor, en detrimento de los otros actores.</p> <p> Curioso: el supuesto avance del panismo en una entidad caracterizada por su propensión a la izquierda, derivación del cardenismo histórico, se dio a partir de dos hechos: el desprestigio del gobernador perredista, <strong>Leonel Godoy Rangel</strong>, y del medio hermano de éste, <strong>Julio César Godoy Toscano</strong>, exhibido como enlace de <strong>"La Familia"</strong>, y el escándalo sobre la impagable deuda de Coahuila que minó, de entrada, al dirigente priísta, <strong>Humberto Moreira Valdés</strong>. Es el tipo de cosas que le van bien a los expertos en marketing político importados de España, entre ellos <strong>Antonio Solá </strong>y <strong>Sabih Domínguez</strong>, catalán el segundo y experto en soliviantar los regionalismos.</p> <p> Con estas cartas, y el Jesús en la boca, acudirán hoy algunos michoacanos a las urnas.</p> <p> POR LAS ALCOBAS</p> <p> Sin duda, el desenlace en la entidad del Tata se dará como efecto de dos soberbias. Primero, el gobernador de Coahuila con licencia, <strong>Humberto Moreira</strong>, que salta a la dirigencia del PRI y deja el legado de la gubernatura en manos de su hermano <strong>Rubén</strong> con la bendición y exigencia de la señora madre de ambos quien sólo atendió a los impulsos de su corazón cuando <strong>Humberto </strong>le hizo ver la inconveniencia de la sucesión fraternal. Después, claro, la soberbia presidencial que asume que si un gobernado puede proceder así, por qué no el titular del Ejecutivo nacional en plena eclosión de nepotismo?</p> <p> Pronóstico: si gana <strong>"La Cocoa"</strong>, a pesar de que el PRI y el PRD tenían a dos candidatos mejor posicionados, las consecuencias pueden ser explosivas: no sólo la salida de <strong>Moreira</strong> del PRI sino incluso, como ya sucedió en 1992 cuando <strong>Eduardo Villaseñor Peña </strong>sólo duró en su encargo veinte días sin poder acceder al Palacio de Gobierno, podrían regresar los plantones y bloqueos, en franco retroceso social e histórico. Veremos.</p> <p> E-Mail: <strong>[email protected]</strong></p> </p+></p>

Leave a reply:

Your email address will not be published.

Mobile Sliding Menu