No conviene nulidad o fraude: Alfredo Cardeña

In Capital

Sin llegar todavía al tema de las impugnaciones electorales, las cuales se pronostican no serán por nulidad o por fraude, se debe seguir el proceso para demostrar quién fue el verdadero ganador principalmente por la gubernatura del estado, por lo que la actividad de los Consejos Distritales, de acuerdo al desarrollo de la demostración de irregularidad en actas, puede extenderse a más de 2 días, con un panorama difícil para dar vuelta a los resultados del Programa de Resultados Electorales Preliminares (PREP), sentenció el Presidente de la Barra de Licenciados en Derecho, José Alfredo Cardeña Vázquez.

Explicó que en caso de que representantes de algún partido político, aún con el análisis de las actas en Consejos Distritales o inconformidad de que alguna urna de alguna casilla no haya sido abierta al refutarse la supuesta razón de reconteo, podrían recurrir a la impugnación, pero estas no se esperan sean por nulidad de la elección o fraude, al no ser de conveniencia para el partido, ya que lejos de ayudar, los perjudicaría.

“De acuerdo con el PREP veo difícil y complicado que se le pueda dar la vuelta a las elecciones que más nos ocupan, como la del gobernador del Estado. Los votos están claros desde la plataforma y reflejan una ventaja de más del 1% del segundo y tercero respecto al primero, el cual es ocupado por Layda Sansores San Román. Pero se ha dicho que se tienen muestras de las inconsistencias en las actas electorales de varias casillas, entonces, eso es lo que tiene lugar actualmente, al análisis de esas actas, los paquetes electorales no se están abriendo a menos que se compruebe que en determinada casilla hubo alteraciones y los resultados de las actas de unos con otros representantes de partidos sean diferentes, o bien el acta se observe maltratada, tachada o no legible en resultados, en esos casos, sí se tiene que abrir y volver a contar las papeletas del ánfora específica” explicó.

Cardeña Vázquez precisó que por esta situación el proceso desde los Consejos Distritales se prolonga, y en este año, por obviedad e inconformidad de candidatos, el desarrollo de los mismos podría estar lejos de terminar. Y es ahí cuando tienen presencia los abogados campechanos que han sido contratados para defender los intereses del partido político que los contrató, “a veces son de 1 o 2 profesionistas en el ramo quienes están al pendiente del proceso para poder hacer lo propio”.

“Nuestro sistema de elección prevé que hasta un voto de más de una persona puede ganar un cargo de elección popular”, sostuvo pero tras el empeño que se observa de algunos candidatos por llegar hasta las últimas consecuencias, “cada partido tiene el derecho de solicitar impugnación pero a opinión jurídica será difícil por nulidad ya que perjudicaría también a los candidatos que hayan ganado bajo sus siglas o alianza. Tampoco puede reclamar violencia en alguna casilla porque entonces también se nulificaría todos los votos”.

En cuanto a refutar por fraude, Cardeña Vázquez explicó que tampoco sería opción, ya que cada partido tuvo la oportunidad y libertad de colocar a su representante de casilla, los cuales tuvieron que firmar cada acta electoral tras la sumatoria de votos de cada urna, es decir, de conformidad a la numeraria. “Ahora si hubo ahí actos deshonestos, es algo que no se puede demostrar, si se compró a la gente o no, pero siempre hay uno que vende y otro que compra, es decisión de cada quien”.

El abogado precisó que para las impugnaciones aún se tiene que esperar al término de las actividades desde los Consejos Distritales, mismas que deberán presentarse ante el Tribunal Electoral del Estado de Campeche, quien dará trámite y lectura del recurso y de acuerdo a los resultados de este órgano será recurrible a las Sala Regional Xalapa desde el Tribunal Superior de Justicia para justicia electoral.

Ahí, sostuvo, las actas son revisadas por la autoridad federal, la cual podrá ordenar abrir todo un paquete electoral y recontar los votos, siempre y cuando sea determinante la elección, es decir, cuando por votos nulos o u diferencia cerrada, pueda llegarse a comprobar alguna irregularidad, no cuando por ejemplo “se discuten por 5 votos y la diferencia es el 4 mil, ni manera que se saque alguna ventaja”.

 

Mobile Sliding Menu