Nunca más, campechanos de segunda, todos de primera: Castro Bello

In Capital

Pocos, pocos realmente han sido los candidatos que se preocupan por llegar a los lugares más recónditos de Campeche. Uno de ellos es Christian Castro Bello. Para él, es más importante ganar el cariño de la gente, que una casilla electoral.

Quizás por ello, en esta región de Calakmul, no hemos vistos a los que dicen que quieren cambiar y transformar el Estado. Ellos, los que desconocen este terruño alejado de Xpujil, prefieren ir solo por las seccionales electorales que les signifique en teoría más votos.

Para los dos principales oponentes no son importantes las minorías. Para el abanderado del PRI, PAN y PRD sí lo es. Es la razón por la que le dedicó un día entero a recorrer únicamente tres comunidades hoy: José María Morelos y Pavón, mejor conocida como El Civalito; Lázaro Cárdenas 2, conocida como Ojo de Agua y  Los Ángeles.

Son localidades muy distantes unas de otra y aunque no significan muchos votos, hoy el joven político y sensible representante de #VaXCampeche, demostró que para él no hay campechanos de primera ni de segunda. Aquí todos hijos o todos entenados, como dice el refrán popular.

Y vaya que los pobladores del Municipio Patrimonio Mixto de la Humanidad se lo agradeció y reconoció. “No vienes por la elección, vienes por Campeche”; esto porque saben que Calakmul política y electoralmente no define una elección, sin embargo, sí es vital para los planes que tiene el futuro gobernador.

Las familias calakmuleñas que antier tuvieron la oportunidad de platicar nuevamente con el candidato, como lo hicieron en su momento cuando fue funcionario federal y estatal, confirmaron el buen corazón de quien habrá de ganar las elecciones, sabedor de que las pequeñas minorias hacen la mayoría en este estado y país.

Bien por Castro Bello, quien hoy nos da nuevamente una lección. Los 13 municipios que conforman Campeche, junto con sus ejidos, localidades y Juntas Municipales, hacen un todo y ese todo somos los campechanos que, desde nuestras modestas trincheras, aportamos y defendemos nuestro terruño.

Así es como se gana una elección, dándoles a los campechanos el lugar que se merecen y no menospreciándole porque electoralmente no significan nada. Y tienen razón las humildes familias: no conocen a los otros candidatos, ni los conocen a ellos como pueblo. Eso explica la grata y cálida recepción a Christian: “Bienvenido, estás en tu casa”. Seguiremos compartiendo la agenda de campaña.

Mobile Sliding Menu