Polémica e inconformidad causa nombramientos de directores universitarios

In Capital

Tras el nombramiento de los actuales directivos de diversas universidades del Sistema Educativo en Campeche, la polémica en diversas redes sociales y medios de comunicación electrónicos no dudaron en exponer el vínculo de los nuevos Directores que pertenecieron a otros partidos políticos ajenos a Morena previo a la pasada campaña política, así como de ocupar cargos públicos en administraciones pasadas.

El Secretario de Educación entregó el pasado lunes nombramientos a José del Carmen Díaz Martínez como Director de la Universidad Tecnológica de Campeche; a Bismarck Eduardo Richaud Coral como Director General del Instituto Tecnológico Superior de Champotón; a Andrés Cruz Zamudio como Director de la Universidad Tecnológica de Calakmul y Julio César Montero Sarmiento como Director del  Instituto Tecnológico Superior de Escárcega, asimismo, Rodolfo Enrique Cardozo Rivero recibió la Dirección del Instituto Tecnológico Superior de Calkiní.

Destacó en estas nuevas encomiendas a los nuevos Directores, el nombramiento de Bismarck Eduardo Richaud Coral, Director General del Instituto Tecnológico Superior de Champotón, que en su momento fue acusado de haber saqueado las arcas del Transporte Urbano Municipal del Ayuntamiento de Campeche en la pasada administración 2015-2018, cuando Edgar Hernández Hernández fue Presidente Municipal.

Nombramientos causaron enojo e indignación a los seguidores de Morena.

De igual manera, usuarios de redes sociales vincularon al nuevo Director del Instituto Tecnológico Superior de Calkiní, Rodolfo Enrique Cardozo Rivero, quien tras recibir la encomienda por parte del Secretario de Educación, es vinculado con el Partido Acción Nacional, antes de pasar a formar parte de las filas de Morena, y que es acusado junto con su hermano José Antonio de un fraude y quitar más de dos mil 700 hectáreas en los ejidos Xbacab y Revolución, en el municipio de Champotón.

En enero del 2020, José Antonio fue denunciado por 47 ejidatarios de Xbacab y Revolución, de apoderarse de 2 mil 700 hectáreas, por lo que deberá comparecer ante la Procuraduría Agraria y de negarse a un acuerdo, los afectados iniciarán un juicio ante el Tribunal Agrario, puesto lo consideran una estafa y por aprovecharse de la ignorancia.

Situación que causó enojo e indignación de seguidores del partido Morena, quienes a través de sus redes sociales hicieron público su desacuerdo de estos dos nombramientos en particular, como lo fue el del Director del Instituto Tecnológico Superior de Calkiní y del Director del Instituto Tecnológico Superior de Champotón.

 

Mobile Sliding Menu