Pulverizar Alianza, objetivo vital de AMLO

In Opinión

Por: Hubert Carrera Palí

Contrario a lo que muchos pensaban, el segundo tramo de la 4T está llena de intensos estirones y jaloneos políticos, con el fin de poner en bandeja de plata la transición presidencial  de ese régimen que sustenta su manera de gobernar en la mentira, el odio, el insulto, el rencor, la improvisación, etc.

Morena, la 4T y el presidente Andrés Manuel López Obrador enfrenta el próximo año en marzo la Revocación de mandato previa consulta ciudadana así como elecciones en seis entidades del país que son fundamentales para la consolidación del obradorismo.

Los resultados de las pasadas elecciones intermedias no tuvieron para Morena el resultado esperado en el Congreso de la Unión por eso el presidente apresuró  el movimiento estratégico con el cambio de florero en la Secretaría de Gobernación y ahora lo hace incorporando a los gobernadores que están concluyendo su mandato sin importarle extracción política como el de Nayarit y Sinaloa, solo con la finalidad de hacerlos caer en la tentación que el presidente quiere para continuar así fortaleciendo su imagen populista y su proyecto obsesión: La 4T.

Pero para el ladrón que quiso pasar de noche sin ser visto en el PRI, el dirigente nacional Alejandro Moreno Cárdenas le envió inmediatamente un atento mensaje: “Las siglas del PRI no se usan para negociar posiciones” y advirtió  a esos invitados al baile que “el PRI expulsará a gobernadores que acepten cargos de AMLO”.

AMLO en respuesta respondió que esta invitación no tenía nada de malo cuando se trata de servir al país,-sea priista, panista o de otro partido político- sin embargo, lo siniestro de todo esto es la profundidad que ocupa el caso de frente a los compromisos personales y de carácter político que se ha trazado el presidente para que todas sus iniciativas y leyes de reforma sean aprobadas por sus aliados incondicionales como sucedió en el primer tramo de su gobierno que ni siquiera los errores y horrores se revisaban.

López Obrador sabe perfectamente que las cosas han cambiado y que ahora forzosamente  tendrá que negociar, cosa a lo que no está acostumbrado, por eso pretende crear divisionismo al interior  de la alianza “Va por México” para fraccionar el voto y así lograr sus maquiavélicos propósitos.

Por su parte, Moreno Cárdenas debe enfrentar con toda su fuerza e inteligencia esta embestida, pues aunque él ya fue claro en subrayar que la alianza no se disuelve porque tiene el compromiso de trabajar a favor de la gente más necesitada devolviéndole los programas sociales como Prospera, Seguro Popular o los comedores comunitarios, hasta el momento de escribir estas líneas no se escuchaba el respaldo del dirigente nacional del PAN, Marko Cortés, o el del PRD, Jesús Zambrano, pero sí la de un sector importante del blanquiazul que no está de acuerdo con “Alito”.

Cierto, mucha de la fuerza de ese sector del PAN que se opone estriba en el poder económico que ostenta pero parece que no han medido cuál sería el impacto y la desgracia para el país si la alianza se desquebraja para que AMLO siga haciendo a su antojo  lo que le dicte su voluntad, eso ya no puede ser.

 ¿HACIA UNA VERDADERA RECONCILIACIÓN…?

Fuera de la impugnación que interpuso MOCI para revisar voto por voto de la pasada elección de la gubernatura del Estado,  el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la federación (TEPJF) finalmente vertió su veredicto final  a favor de Layda Sansores Sanromán, aunque para ello creó una cortina de humo que dejó en incertidumbre por varios días a la gran mayoría de los seguidores de la hija de Carlos Sansores Pérez.

Ahora legitimar su triunfo no es cuestión de recibir el documento que la acreditó como gobernadora constitucional de Campeche, no. Se trata de que sea congruente a los principios que debe observar en el desempeño cotidiano de su quehacer político tal y como juró al momento de rendir protesta como gobernadora, pero como ya vimos, de inicio se presentaron  reacciones  luego de presentar a por lo menos cuatro funcionarios sin la más mínima preparación académica y en el otro de los casos personas desconocidas.

Llegó el momento de pasar del discurso a los hechos, respetando fiel y cabalmente los principios que marca la Carta Magna, sobre todo, responder a la voluntad popular de las mayorías, aunque sepa perfectamente que su triunfo se sustentó gracias al voto de 130 mil ciudadanos, de una lista nominal de electores superior a los 630 mil votantes, eso debe quedar más que claro.

No es tarea fácil para la gobernadora urgir a una reconciliación cuando anticipa que el tiempo perdona pero no olvida, cuando de por medio tiene permanentemente presente en la cabeza las imágenes y las secuelas que dejaron su resistencia civil del 97: “La reconciliación no se da por decreto, requiere de un proceso para conocer  la verdad y buscar la reparación”, sentenció.

El mensaje tiene un destinatario con nombre y apellido que por cierto estuvo presente durante la ceremonia solemne de toma de protesta de la gobernadora Layda Elena Sansores San Román, donde el chambelán de lujo fue nada más y nada menos que el secretario de gobernación Adán Augusto López Hernández, en representación del presidente Andrés Manuel López Obrador.

Y por supuesto no podía faltar el agradecimiento a cinco exgobernadores presentes, en especial al traidor y fiel aliado de Sansores San Román en este triunfo hoy por cierto consejero nacional del PRI Fernando Eutimio Ortega Bernés. También estuvieron Don Abelardo Carrillo Zavala, Jorge Carlos Hurtado Valdez, Alejandro Moreno Cárdenas y Antonio González Curi.

La gobernadora Layda Elena Sansores Sanromán, ofreció también un encuentro pronto con el ex candidato perdedor de la alianza “Va por Campeche”, Christian Castro Bello, pero nunca ni de rozón se refirió a Eliseo Fernández Montufar, quien a través de las redes sociales ha tratado parcialmente de suavizar las cosas pero a cambio no ha encontrado oídos que lo escuchen y todo parece indicar que así será todo el sexenio. Parte de lo que ha sembrado el ex candidato de MOCI es lo que está cosechando en estos momentos. 

No pudo faltar por supuesto el pelo en la sopa con la presencia de Gerardo Fernández Noroña, legislador del PT, quien fue el único que llegó al Congreso del Estado sin portar cubre-bocas.

Sin embargo en medio de todo lo que ocurrió el pasado miércoles en el recinto legislativo queda claro que la clase política sabe negociar muy bien lo que le conviene y los tontos son los que siguen agarrados de los chongos.

Ahora falta ver en hechos que lo dicho por la gobernadora no se trate solo de un sermón similar al que receta diario en sus mañaneras el hombre más mentiroso del mundo.

“SE ACABÓ LA ROBADERA”

Eso que dijo en su mensaje de toma de protesta la gobernadora realmente suena a una vil farsa e hipocresía si nos ponemos a repasar su trabajo político en el Congreso de la Unión y recientemente en la alcaldía Álvaro Obregón, en donde no dejó pero ni siquiera un tornillo, según sus mismos gobernados.

Es importante que la gobernadora Layda Sansores San Román explique cómo ha hecho su patrimonio para lo cual sin duda ha usado el poder político para ello.

Balnearios privados, inmobiliarias y gasolineras, forman solo parte de la fortuna que Layda Sansores ha acumulado a expensas del poder, independientemente de la insultante riqueza que han acuñado quienes bailaron durante el sexenio del “Purux”, que robaron como quisieron, que hoy nuevamente han sido incrustados en el nuevo gabinete y ni qué decir de las mañas que trae su gente que viene del centro del país a desplazar a campechanos capaces muy profesionales.

“Se acabó la robadera”, también parece ser otra dedicatoria y advertencia a sus nuevos funcionarios  porque en la praxis, la corrupción y robadera tiene una nueva faceta con la 4T que encabeza AMLO.

Eso de que “acabó la robadera” más bien parece un verdadero reto. Seguro el tiempo dará la razón a quien deba, pero por lo pronto ahí queda el beneficio de la duda para reconocer que la 4T realmente trajo un cambio positivo a Campeche, pero lamentablemente a medida que teje sus telarañas roban más que en la época de la misma conquista. Por cierto los de la Álvaro Obregón sugieren a los campechanos hacerle marcaje personal a la titular de Seguridad Pública, Marcela Muñoz Martínez, quien aseguran tiene arraigados antecedentes de corrupción.

Frases y citas célebres.- “La supervisora de la delegación estatal del IMSS de Tula, Hidalgo, donde fallecieron 16 pacientes Covid por negligencia, es nada más y nada menos que la sobrina del presidente AMLO, Luisa Obrador, en tanto que los ventiladores de cama adquiridos a sobreprecio fueron vendidos por el hijo de Manuel Bartlett. Y eso es que ya se acabó el nepotismo y la corrupción en México”, Carlos Loret, periodista investigador.

Mobile Sliding Menu