Raúl Ucán, un árbitro de primera

In Afición

Raúl Alejandro Ucán Moreno tiene un lugar en la historia del balompié campechano, al ser el único árbitro en haber pitado en el fútbol de primera división

Me costó seis años de trabajo, esfuerzo y dedicación para llegar a ser árbitro profesional, pero lo conseguí, estuve diez años en este ambiente con lo que logré una de mis metas, además de uno de mis sueños, como el de conocer a mi ídolo de pequeño, Hugo Sánchez, estoy feliz de haber sido árbitro profesional, contento, pero no satisfecho porque pude haber estado más tiempo.

Esto lo declaró Raúl Alejandro Ucán Moreno, del municipio de Escárcega, quien hasta el momento es el único en la Península de haber llegado a estar como árbitro profesional en el futbol de la Primera división.

– ¿Cuántos años dentro del arbitraje en general?

Antes que nada, quiero externar que estoy agradecido con Dios, por haberme permitido estar en el ambiente del arbitraje, fueron 16 largos años para culminar la carrera que inicié primero en el sector aficionado, después en el profesional y culminar mi carrera de arbitraje logrando de alguna manera una de mis metas, estar en la primera división que es y seguirá siendo el anhelo de todo árbitro en el país.

– ¿Cómo llegas al arbitraje, cómo te involucras en este difícil trabajo?

Mira todo inició en mi municipio, en Escárcega de donde soy oriundo, a la edad de 14 años en el sector amateur o de aficionados, estuve como cuatro a cinco años como asistente, muchos conocidos me decían, inclusive los jugadores, que me aventara a pitar como central, pero tenía un poco de temor miedo no, porque me gustaba mucho esto del arbitraje, que luego de terminar las tareas de la escuela y de la casa, me ponía a repasar reglamentos, para que no la regara como asistente, así que tenía los conocimientos, solo era cuestión de que lo aplicara en el terreno de juego.

Posteriormente ya más grande me fui a Chetumal a estudiar mi preparatoria y mi carrera de ingeniero civil, ahí pues continúo pitando en el sector aficionados, en unas vacaciones llegando a Escárcega el señor Arturo Sandoval, que era el delegado de los árbitros profesionales aquí en Campeche, fue a Escárcega a reclutar gente, asistí a la convocatoria que hizo unos exámenes teóricos y físicos inmediatamente le llamé la atención.

Al concluir estas pruebas me invita a acompañarlo a una convención de árbitros, esto fue en el 95 que se realizó en la ciudad de Cuernavaca en Oaxtepec y ahí ingresé al sector profesional en Tercera División, obviamente pitando aquí partidos a Corsarios, Guerreros de Champotón y Reales de Calkiní, de acuerdo a las calificaciones que tenía fui subiendo y llegué a la segunda y obviamente tuve la oportunidad de estar como árbitro central, auxiliar y abanderado en la primera división nacional y “A” como antes se manejaba.

La verdad es que doy gracias a Dios y lo digo con mucho orgullo, por ahorita soy el único árbitro en toda la Península que ha estado en este sector de primera división.
– ¿Qué obstáculos tuviste que enfrentar para llegar al fútbol profesional?
A decir verdad, me topé con las personas indicadas, porque a veces dicen que se alinea los astros para ciertas cosas y eso fue lo que pasó conmigo, llegué con las personas indicadas, que de alguna manera me abrieron las puertas, pero es obvio de que no viene solo, para que eso sucediera tuve que ser disciplinado, trabajar fuerte, nada llega o te cae solo del cielo, tuve que trabajar en el aspecto físico y teórico.

La verdad que agradezco a todas las personas que en su momento estuvieron en la comisión de arbitraje de la FMF, el profesor Alfredo Jasso, Mendoza Guillén, el Dr. Codesal, al igual que el profesor Yamasaki, quien fue realmente el que me dio el visto bueno para estar ya en la primera “A” y la Primera nacional.

– ¿Contento de haber conocido gente importante dentro del futbol mexicano?

La verdad sí, mira tengo una anécdota, yo desde pequeño, mi ídolo fue y es Hugo Sánchez, solo tenía la oportunidad de verlo por televisión y tuve la fortuna de dirigir un partido cuando estuvo como técnico con Pumas, también conocí a Cuauhtémoc Blanco cuando jugaba con Veracruz, la anécdota con este fue que lo expulsé en el partido, te estoy hablando de jugadores de la vieja guardia, ídolos como Oswaldo Sánchez, Cabinho, Jorge Campos a periodistas como Faitelson, tuve la fortuna de convivir con ellos.

– ¿Recuerdas tu primer partido como árbitro central en el sector amateur y en lo profesional?

Si en lo amateur, como te dije antes como asistente comencé a los 14 años, a los dieciocho finalmente me animé a pitar un cotejo con equipos locales de Escárcega.

En lo que se refiere al sector profesional un año estuve en la Tercera División como árbitro asistente, debuté en el 95 fue hasta el segundo año que me brindaron la oportunidad de ser árbitro central y eso sí me acuerdo fue un partido entre Guerreros de Champotón ante Conejos de Tuxtla Gutiérrez, fue en el 96 y el partido se jugó en Champotón.

Por lo que respecta en la primera división fue en el 2001 que debuto como central, fue un cotejo entre las Águilas de la filial del América que estaba en Playa del Carmen contra Petroleros de Salamanca y se jugó en la Riviera Maya.

¿Cuál fue el estilo de Raúl Alejandro de dirigir los partidos?

No me gustaba ser protagonista, era hasta cierto punto conciliatorio, me gustaba tener diálogo con los jugadores, hacía que sintieran que si yo los respetaba, también ellos lo tenían que hacer, como les dije en algunas ocasiones, somos compañeros de trabajo, del futbol, ustedes como jugadores y yo como árbitro.

– ¿Tuviste algún problema serio con algún jugador en esta primera división?
Jugadores conflictivos los hay en todos los equipos, no falta quien esté siempre hablándote al oído, de los que te puedo decir ahorita es Isaac Terrazas, Del Olmo, jugadores que siempre están ahí, como están en la media cancha siempre están en contacto con el árbitro y pues siempre te están hablando cerquita el oído sin faltarte claro al respeto, ahí los tienes como dicen, “como cuchillito de palo”.

– ¿Y en cuanto a técnicos tuviste algún problema con ellos?

En general te puedo decir que no, tuve la satisfacción de pitarle a muchos equipos con técnicos que son conflictivos, pero la verdad jamás tuve problemas con ellos, claro ejemplo con el Monterrey lo dirigía el “Piojo” Herrera que tú conoces como es, pero nunca hubo problemas, Mohamed cuando estaba con el Zacatepec a varios entrenadores que no dieron problemas.

– ¿Algún partido en especial que tú hayas considerado que fue el mejor que haya silbado?
Hay dos partidos que recuerdo, el primero de estos fue en el puerto de Veracruz entre dos equipos del mismo dueño, esto fue allá en el puerto jarocho en la primera división “A”, fue un partido muy bueno y otro que disfruté mucho por haber sido mi último partido, mi despedida, un cotejo entre el Atlante y Tigres.

Este es un partido que jamás voy a olvidar, fue la culminación de una carrera de 16 de trabajo y esfuerzo, en donde logré uno de los objetivos en mi vida, fue en el 2009, el partido se realizó en Cancún, Quintana Roo, salí como el cuarto oficial, una decisión bastante difícil, pero que tomé por cuestiones de trabajo.

– ¿Soñaste o te trazaste la meta de ser arbitro profesional de pequeño?

De niño no, pero conforme fui creciendo sí, mi meta, mi objetivo, mi sueño, si así se podría decir era pitar en la primera división, estar en el Estadio Azteca y Dios me dio la bendición de estar en primera división y arbitrar en el Azteca, en el Jalisco, en el Cuauhtémoc, en la mayoría de los estadios del país.

– ¿Satisfecho con lo que hiciste en el arbitraje profesional?

Satisfecho no, pero sí contento y feliz por lo que logré, cuando consigues algo que te propusiste te das cuenta que es posible llegar sólo es cuestión de fijarte una meta, todos tenemos el talento, solo es querer para llegar a la meta que te propongas, en Campeche hace falta una mentalidad positiva, olvidarte de algunas cosas, para obtener lo que quieres.

Yo me fijé una meta, estar en primera división me costó 16 años lograrlo, pero finalmente llegué, es la prueba de que se pueden hacer las cosas cuando se fija una meta, en una charla me preguntaron que qué es lo que extraño del arbitraje y les respondí que lo que más extraño no son los viajes, llegar a los hoteles lujosos, conocer estadios, conocer jugadores famosos, salir en la tele, la paga que por cierto es muy buena, realmente lo que extraño es entrar al campo de fútbol ya vestido, sentir el ambiente, los gritos las porras de los aficionados, eso es lo que extraño, concluyó la entrevista Raul Alejandro Ucán Moreno.

You may also read!

En Campeche el PRI, carro completo en el 2021: Ricardo Medina

Como en Coahuila, en Campeche el Partido Revolucionario Institucional (PRI) ganará el carro completo en la elección del 2021,

Read More...

Energías limpias en el Cecytec, un gran avance: Aysa González

Se coloca a la vanguardia en uso de energía limpia de todo el subsistema nacional Cecyte Con una inversión

Read More...

La detección oportuna del cáncer de mama puede salvar vidas: Christian Castro

El 19 de octubre se conmemora el Día Mundial de la Lucha contra el Cáncer de Mama. Seamos solidarios

Read More...

Mobile Sliding Menu