Testigos de Jehová acosan por llamadas a celulares y mensajes de Whatsapp

In Capital

Mientras Iglesia Católica hasta ayer abrió puertas

Los Testigos de Jehová pasaron del timbre de la puerta de la casa, a los mensajes por WhatsApp. En las calles, sus recorridos dominicales para acosar familias, eran tradicionales. Pero el aislamiento o confinamiento obligatorio, por la pandemia del Covid-19, los dejó sin actividad clientelar y  los obligó a  un cambio de costumbres para la difusión de sus creencias. Contrario a las otras religiones, como la católica que hasta ayer abrió sus puertas para misas, eso sí, con sana distancia.

Las costumbres y actividades tuvieron con la “nueva normalidad”, en los últimos tiempos, giros de lo más variados. Y las religiones no están exentas. En su mayoría, prohibidas de realizar misas y reuniones. Pero las tecnologías de información como las redes sociales les permiten atosigar e invadir la privacidad e intimidad de los ciudadanos. Son tan insistentes como los fanáticos de la 4T.

Para los Testigos de Jehová, sin embargo, la cuestión es aún más notoria. Es que una de sus actividades principales es la transmisión “cara a cara”, recorriendo casa por casa los domingos acosando desde las 7 de la mañana los descansos de los ciudadanos del mundo y como modo de su persistencia si no les abren la puerta deslizaban su revista doctrinaria y ahora en la invasiones por WhatsApp, esa misma revista la encajan de forma electrónica. No realizan actividades ni procesiones pero si bloqueas el número, cada “invasor”, tiene al menos 20 chips para cambiar en su móvil para continuar con su labor.

Desprendimiento del cristianismo, no celebran ninguna fiesta que no sea en base a preceptos bíblicos, por considerarlas paganas. Por eso, están exentas de la Semana Santa de la Iglesia Católica. Desde su portal web, a sus simpatizantes o fieles los  convocan a cónclaves por internet y hasta ofrecen una Biblia para su lectura en casa.

La Secretaría de Gobernación tiene una dependencia para atender asuntos religiosos, para enviar las quejas, así como en el Instituto de Telecomunicaciones para demandar a la empresa de telefonía celular que vendió su base de datos y en las comisiones de Derechos Humanos por invasiones a la privacidad e intimidad. No es ningún consuelo saber que no sólo es en Campeche, ni en todo México está ¿”estrategia”?, de esta religión calificada por muchos, sobre todo, los quejosos, como secta.

Por ahora, la prédica vivienda por vivienda quedó en suspenso, pero su teléfono móvil, es el objetivo del acoso.

 

You may also read!

Gordofobia del “buleo” y estigma a condena de muerte

Normalizar el sobrepeso y la obesidad no es la mejor opción para terminar con la discriminación o el bullying

Read More...

Fortalecidos los espacios comunitarios con 2.5 mdp: Christian Castro Bello

El Gobierno del Estado a través de la Secretaría de Desarrollo Social y Humano (Sedesyh) entregó 2.5 millones de

Read More...

Confirman 51 nuevos casos de Covid-19 en el Estado, 108 esperan resultados

Este domingo 9 de agosto estamos por iniciar la semana epidemiológica número 33 y se han confirmado con estudios

Read More...

Mobile Sliding Menu