Trabajadores de empresa Lax no fueron capacitados

In Carmen

Continúan los señalamientos de negligencia de la empresa Lax Constructora, los representantes en Carmen de esta compañía se negaron a que la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (Cmic) diera cursos de capacitación en seguridad a los trabajadores de la obra de la Unidad Deportiva Renovación III, carecían además de un corresponsable estructural al momento de colar.

Lo anterior lo señaló Teodoro Pérez Chan, presidente de la Cmic en el Carmen, explicando que la Secretaría de Trabajo y Previsión Social (STPS) exige que en todas las obras grandes se capacite a los obreros, lo que previene accidentes como el ocurrido el pasado viernes en la obra de la Unidad Deportiva Renovación III.

Pérez Chan indicó que conoce que la obra no cuenta con permisos de construcción, requisito indispensable para que se cuente con un Director Responsable de Obra, avalado por el Ayuntamiento de Carmen, y u Corresponsable Estructural, personajes importantes para determinar que la estructura que se construye tenga la resistencia y fortaleza para sostenerse.

Explicó que en el caso del colado de la loza que se realizaba el viernes, el Corresponsable Estructural es quien se debió encargar de verificar que la simbra este bien, que los puntales estén correctamente colocados, que el acero sea el adecuado y se esté amarrando bien con dobleces especificados, que el concreto tenga la calidad requerida, y después el Director Responsable de Obra autorizar el trabajo.

Por otra parte, los trabajadores de la construcción de la obra de la Unidad Deportiva Renovación III, siguen denunciando negligencia por los encargados del proyecto, Luis Munguía residente de la obra el más señalado, pues explicaron que bajo anonimato que el colado de la loza colapsada estaba programado para este lunes 20 de septiembre, pero los obligaron a adelantarla.

Citándolos a las 03:00 de la madrugada del viernes para terminar de apuntalar la simbra de madera y que al mediodía llegaran los camiones con el concreto y verterlo en el techo del edificio que sería de oficinas, cafetería, enfermería, vestidores y baños, a pesar de que informaron que la madera que les proporcionaron no era la adecuada.

 

Mobile Sliding Menu