Violaciones y vacunas

In Opinión

Abraham BAGDADI ESTRELLA

Cuando ingresé al Partido Comunista Mexicano me sentía orgulloso de conocer de forma personal a grandes luchadores sociales, personas que peleaban por la igualdad económica, por la igualdad social, por la libertad en todos los sentidos. La defensa de los grupos vulnerables era una causa de la izquierda. Y desde siempre aprendí que las mujeres pertenecían a uno de esos grupos vulnerables, seguramente por la gran cantidad de violencia intrafamiliar, de vejaciones y violaciones que las mujeres sufrían, la mayoría de las veces dentro de sus propias familias sin que nadie hiciera justicia porque se consideraba, en ese entonces, que ese tipo de violencia no incumbía al Estado, sino que era un asunto meramente particular.

Poco a poco la lucha de las mujeres fue ganando espacio y no fue la derecha ni los Partidos de centro los que lucharon por ella, sino las mujeres de la izquierda. No defendían causas feministas, sino el derecho mínimo a ser respetadas en todo sentido. Así recuerdo a Rosalbina Garabito, Elvira Concheiro y Amalia García, por ejemplo. Mujeres combativas, ávidas de un México igualitario y libre. Las vi luchando en contra del imperialismo norteamericano, a favor de la inclusión de las mujeres en los espacios de poder público, del empoderamiento femenino y de muchas otras causas.

Mientras sus causas triunfaban se ponían metas más ambiciosas, el que hoy haya paridad de género fue un gran triunfo de las mujeres de izquierda. Las mujeres defendiendo mujeres, ahora le dicen sororidad, que es como solidaridad pero solo entre mujeres. Hoy, ese orgullo que sentí al ingresar al Partido Comunista se ha convertido en vergüenza, en pena ajena, esas mismas mujeres que defendían los derechos de su género hoy son una burda comparsa del machismo más recalcitrante. Aplaudidoras silentes de falsos corifeos que aplastan sus derechos y vejan impunemente los cuerpos de quienes antes defendían. Para ejemplo un solo botón de muestra. Un viejo amigo con quien compartí luchas y muchos años de compañerismo partidario quien también fue defensor de causas sociales y de derechos de las mujeres, hoy se encuentra en el mismo Partido de López Obrador, Partido que se ostenta de izquierda pero que dista mucho de serlo, y desde ahí intenta postularse como candidato a gobernador, solo que lo acusan tres mujeres de violación en años pasados, acusaciones que tienen sustento, pero que aún no lo tuvieran, basta que una mujer diga que ha sido violada para que en ese momento se dé por hecho, se tomen medidas cautelares y se proceda a una investigación exhaustiva.

Pero no, nada de eso sucedió, sino que desde la mismísima presidencia de la república se descalificaron esas denuncias y el Presidente de la República en persona politizó el tema. Minimizaron a las víctimas y las acusaron de victimarias aduciendo que estaban tratando de perjudicar a quien deseaba de forma “honesta” y legítima ser candidato a gobernador de Guerrero. Con esta afirmación se tiraron a la basura por lo menos medio siglo de lucha y aquellas mujeres de la vieja izquierda relajadas, relajadas, relajadas. Qué vergüenza que el mesianismo hay terminado con la convicción de muchas mujeres que abrieron camino y que hoy, solo legitiman la autocracia, el fundamentalismo y el populismo más vulgar. Qué pena por ellas que mancharon su propia historia de lucha.

En realidad, Félix Salgado, buen amigo mío, -por cierto- debería por propia dignidad y congruencia renunciar a esa candidatura, someterse de forma voluntaria a una investigación y limpiar su nombre si es que esas acusaciones son falsas. En el caso de AMLO y de MORENA dejan en clara su incongruencia y su total falta de solidaridad con las causas de las mujeres. Dejan en evidencia que la violencia en contra del género femenino les importa un comino. Ese es AMLO al que ni las violaciones, ni los feminicidios, ni la violencia intrafamiliar, ni el acoso, le interesan. Para él todo es política, según su rupestre punto de vista, las mujeres se dejan asesinar y violar solo para crearle problemas a su gobierno y a su Partido. Los problemas vienen del pasado y por tanto él no tiene responsabilidad alguna para resolverlos.

Veremos en la elección próxima cuantas mujeres votarán por ellos, veremos si el Síndrome de Estocolmo tiene efectos duraderos y en estos tres años las mujeres siguen enamoradas de sus victimarios.

Pero esto de la politización de la violencia en contra de las mujeres no se da en este gobierno de la “cuatrote” solo con este tema, sino también con el de las vacunas en contra de la pandemia. Una frase pasará a la historia del mundo entero pronunciada por el mismísimo AMLO al inicio de la pandemia a principios del 2020, esta frase es “la pandemia nos cayó como anillo al dedo”, ahora entendemos perfectamente bien porque lo dijo, necesitaba el drama, le urgía el desastre, para que los mexicanos envueltos por el miedo le imploraran que los vacunen, y él -AMLO- pudiera utilizar dichas vacunas como moneda de cambio para obtener votos.

Por eso, precisamente por eso, la Secretaría de Salud se brincó la etapa curativa del padecimiento, teniendo la medicina tradicional tres etapas que son la preventiva en la que hicieron énfasis, la curativa que jamás usaron en etapas tempranas sino que le hicieron creer a la gente que deberían esperar hasta la etapa final de la enfermedad para acudir al hospital y le apostaron a los respiradores artificiales.

Solo que cometieron algunos errores, uno de ellos es que terminaron con el Seguro Popular porque creyeron que la pandemia nunca los rebasaría e instauraron algo que dieron por llamar INSABI sin presupuesto y sin saber exactamente como debería funcionar. Despidieron médicos especialistas y con experiencia y contrataron médicos generales o desempleados y muchos practicantes o residentes. Compraron respiradores artificiales sin control de calidad cuando la pandemia los había rebasado. El resultado de todo eso fue que de cada diez hospitalizados ocho se mueren y no precisamente por los efectos de la pandemia, sino porque los respiradores que no tienen control de calidad no se calibran con la precisión requerida y por tanto los pacientes terminan o asfixiados o con los pulmones reventados, el mismo efecto cuando médicos no especialistas manejan una maquina que no conocen y no tienen la preparación adecuada para intubar o calcular el nivel de oxigeno que cada paciente requiere. Respiradores con nulo o bajo control de calidad y escaza preparación profesional, una combinación mortal.

Pero como estamos en pandemia, en una emergencia sanitaria, no hay investigación ni responsables, las políticas públicas pueden ser nulas ya que un virus ante el que no hay cura -según dicen- no hay necesidad de hacer nada, porque cada muerte es responsabilidad del virus o de la gente que no se cuida. “Como anillo al dedo” jamás, nunca, había visto que la gente asumiera con total docilidad la causa de su propia muerte o de sus familiares más cercanos. Pero la realidad es que cuando ya van casi 200 mil muertos por una pandemia y otros países tienen resultados totalmente opuestos, cuando nuestro país ocupa el último lugar en la forma en cómo se ha tratado la pandemia, entonces sí que hay responsables.

Cuando vemos que de forma deliberada sacan del mercado lo que a la gente le está funcionando en el tratamiento de la pandemia como lo es la Ivermectina o el Dióxido de Cloro y entonces la pandemia se dispara hasta el infinito y los hospitales se saturan, es que la decisión tomada fue dolosa, alevosa, con conocimiento de causa. Es decir, a sabiendas que sacar del mercado mexicano o prohibir dichos medicamentos o substancias que en otras partes del mundo funcionan provocará un desastre en materia de salud pública y aún así se hace, se llama genocidio.

Pero eso se buscaba, el desastre, luego se acaparan las vacunas por el gobierno federal y es este el que las administra solamente, luego pone a sus vividores de la nación a administrar vacunas junto con el ejercito, solo que estos vividores de la nación son los operadores electorales de AMLO y su uniforme es del mismo color que el de su Partido MORENA.  Esos ya no son mensajes subliminales, sino mensajes plenamente conscientes. La idea es dejar en la percepción que es AMLO el que está dando las vacunas. Pero eso no es todo, mismos funcionarios del gobierno federal en Campeche, -por ejemplo- cuando estaban vacunando a los maestros, pasaban de persona a persona en la fila de espera a decir que gracias a AMLO se les estaba vacunando y que dios había puesto en manos de AMLO la vacuna. Simplemente asqueroso.

Pero así quieren comprar votos, ya el dinero que reparten como pequeñas migajas y que vieron que no saca de la pobreza a nadie porque hoy en día 42 de cada cien mexicanos no tienen para comprar lo que requieren para alimentarse adecuadamente. El 42 por ciento de los mexicanos están en la pobreza, ese es otro “como anillo al dedo” para AMLO, entre más pobres más votos que se pueden comprar con migajas. Pero bueno podrían decir que así lo hacen todos y podría ser discutible aunque no justificable el argumento, pero mercar con la salud y la vida de los mexicanos es simplemente aberrante para decirlo de forma amable.

Hoy el gobierno de AMLO monopolizó las vacunas y desde el gobierno federal las distribuyen con personas uniformadas con el color del Partido del Presidente, les dicen a todos que la vacuna es gracias a AMLO y piden credencial de elector y toman fotos de quienes se van a vacunar.

A todas luces, en esto, hay un delito electoral y muy grave, se llama compra de votos y abuso de poder. Esperemos que las vacunas no terminen siendo un boomerang para AMLO, como todas ellas son experimentales, nadie sabe los efectos que provocarán en el organismo humano. Esperemos que no suceda nada grave, pero si en una de esas los mexicanos se comienzan a morir por causa de la vacuna como ya sucedió con un médico y una enfermera y otros casos que se han documentado en México, entonces comenzaremos a ver un triste final de un mesías que quiso jugar con la vida de los mexicanos.

 

You may also read!

¡Christian ya es Candidato de la mejor Alianza de todos los tiempos!

Juntos el PRI, PAN y PRD construirán el Campeche moderno que tanto anhelan las nuevas generaciones “Esta es la

Read More...

Reconoce titular de la SEP trabajo de Aysa González para contener el Covid-19

Al reconocer la amplia visión del Gobernador Carlos Miguel Aysa González, no solo en el tema educativo sino también

Read More...

Coaliciones Va X México y Va X Campeche defenderán los principios, derechos y libertades: Alejandro Moreno

Las coaliciones Va X México y Va X Campeche defenderán los principios, derechos y libertades, a las instituciones; siempre

Read More...

Mobile Sliding Menu